Publicidad
Salud

El gluten es completamente saludable para la mayoría de personas

Casi no existen pruebas de que eliminar el gluten le traerá beneficios a la persona promedio.

por Markham Heid; traducido por Paola Llinás
16 Enero 2019, 11:00pm

RawPixel/Unsplash 

Artículo publicado originalmente por Tonic Estados Unidos.

Según algunos estimados, aproximadamente uno de cada tres estadounidenses está intentando activamente reducir el consumo de gluten, y las comidas libres de gluten son ahora una industria de 5 mil millones de dólares. Son cifras bastante asombrosas cuando se considera que casi no existe prueba de que eliminar el gluten le traerá a cualquier persona algún beneficio. De hecho, la mayoría de investigaciones a la fecha sugieren que las dietas libres de gluten son nocivas.

"La moda del gluten bajo puede causar daños, y no hay evidencia de algún beneficio a menos de que alguien tenga una alergia comprobada al gluten, como con la enfermedad celíaca", dice Walter Willett, a profesor de epidemiología y nutrición en la Escuela Harvard de Salud Pública.

La enfermedad celíaca es una enfermedad hereditaria autoinmune que afecta a menos del uno por ciento de la población; una tasa que parece mantenerse estable, no al aumento, de acuerdo con un estudio de 2016 publicado en JAMA Internal Medicine. Para los pacientes celíacos, comer gluten puede causar síntomas que van desde dolor abdominal y el vómito, hasta las convulsiones. Un examen de sangre basta para confirmar si uno padece la enfermedad.

Un pequeño porcentaje de personas —quizás hasta el cinco por ciento de la población— podría tener una enfermedad conocida como sensibilidad al gluten no celíaca (SGNC), dice Alessio Fasano, director del Centro de Investigación Celíaca en el Hospital General de Massachusetts. Para estas personas, el gluten parece causar algunos de los mismos síntomas que aparecen entre los pacientes celíacos. Pero la SGNC es controversial; no todos los expertos están convencidos de que sea una enfermedad real, y actualmente no hay ningún examen que confirme si una persona la tiene.

Así la SGNC sea de fiar o no, investigadores de nutrición coinciden con que la gran mayoría de estadounidenses no tienen ningún problema relacionado con el gluten. Para estas personas, es más probable que eliminar el gluten sea más nocivo que beneficioso. "Hemos visto que las personas que no sufren de enfermedad celíaca, pero que [sí] tienen una ingesta de gluten baja suelen tener riesgo más alto de diabetes tipo 2", dice Willett, citando algo de su propia investigación. Otro estudio reciente concluyó que evitar el gluten podría aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas en un adulto saludable. Las dietas libres de gluten podrían causar este y otros problemas porque alejan a las personas de los granos integrales con nutrientes y ricos en fibra, y las llevan a alternativas menos saludables, dice Willett.

"Los alimentos libres de gluten no son esencialmente saludables, y muchas de estas comidas libres de gluten producidas comercialmente por lo general no son buenas para uno", agrega Joseph Murray, un gastroenterólogo y profesor de medicina en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota. Murray dice que él aconseja incluso para los pacientes con celíaca, precaución cuando se trata de comprar productos empacados libres de gluten. Y como Willett, dice que dejar de comer granos integrales es una gran preocupación asociada con la evasión del gluten.

Aunque pueda parecer una sorpresa para aquellos que compran la actual publicidad baja en carbohidratos, las comidas con granos integrales tienen beneficios consolidados para la salud. Dos grandes estudios a largo plazo del 2015 encontraron que las personas que consumen grandes calorías de granos integrales disfrutan de tasas significativamente más bajas de enfermedades cardíacas y mortalidad. Hay más evidencia que sugiere que comer granos integrales disminuye el riesgo de diabetes y de algunos tipos de cáncer. También existe una abundancia de datos que soportan los beneficios de dietas al estilo mediterráneo. Aunque el aceite de oliva y el pescado se llevan la mayor parte de la atención cuando se trata de alimentación mediterránea saludable, estos esquemas son tradicionalmente altos en granos integrales.

Además de estar llenos de vitaminas, los granos integrales son fuentes importantes de fibra; un tipo de carbohidrato que nutre bacterias intestinales saludables y ayuda a la digestión. "Simplemente existe este espectro gigante de beneficios de salud asociados con los altos consumos de fibra, y los granos integrales son una de las mejores y más asequibles fuentes de fibra", dice Wendy Dahl, una profesora asociada de ciencia de los alimentos y nutrición humana en la Universidad de Florida. Investigaciones evidencian que el estadounidense promedio ya es deplorablemente deficiente cuando se trata de fibra. Y es probable que la alimentación libre de gluten contribuya a este problema. "Las personas que están en estas dietas anti granos o anti gluten, están eliminando de sus dietas la fuente de fibra más grande", dice Dahl.

Por otra parte, no hay duda de que muchas comidas llenas de gluten son malas para uno. Galletas, galletas saladas, productos horneados, y otros aperitivos basados en granos muy procesados están en las listas de alimentos para evitar todos los nutricionistas. Si tú sueles comer mucha de esta chatarra, optar por comidas libres de gluten podría llevarte a patrones alimenticios más saludables.

También existe evidencia de que las personas con síndrome de colon irritable y otras enfermedades del intestino pueden reducir sus síntomas al reducir algunos carbohidratos de cadena corta conocidos como FODMAP. Dado que muchos alimentos que contienen gluten también contienen estos carbohidratos de cadena corta, es cierto que algunas personas que eliminan el gluten se van a sentir un poco mejor. "Se benefician, pero no de la vida sin gluten", dice Peter Gibson, un profesor de gastroenterología en la Universidad Monash en Australia. Algunas de las investigaciones de Gibson han evidenciado que las personas con sensibilidad al gluten no celíaca que eliminan los FODMAP se sintieron mucho mejor, mientras que eliminar el gluten de sus dietas —sin que lo supieran— no hizo mucha diferencia. Él dice que una dieta baja en FODMAP beneficiaría a estas personas más y no sería tan restrictiva como una dieta libre de gluten.

Pero no enredemos las cosas. La defensa o el ataque contra comer gluten es bastante sencillo: si estás lidiando con dolor intestinal crónico, diarrea, pérdida de peso inexplicada, u otros síntomas que sugieren un trastorno gastrointestinal, habla con tu doctor. Él o ella podría determinar que una dieta libre de gluten es adecuada para ti. Si no estás experimentando esos síntomas, no hay razón para evitar el gluten.