Publicidad
VICE News

Hablamos con un joven francés que se unió a la lucha en Siria contra el Estado Islámico

VICE News se reunió con Arnaud, un chico de 20 años que lleva varios meses en las filas de las Fuerzas Democráticas de Siria. Él nos explica las razones que lo llevaron a luchar contra el yihadismo, y ahora participa en la recuperación total de Raqa.

por Pierre Longeray
22 Agosto 2017, 12:23pm

Imagen vía VICE News

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

En noviembre del año pasado, Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) —que disponen del apoyo militar de EEUU y otra potencias occidentales— lanzaron una ofensiva en la ciudad de Raqa, la capital de facto del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria. Un mes más tarde, un joven de 20 años al que llamaremos Arnaud para proteger su identidad, se subió a un avión en Francia con destino a Irak. Para ser más precisos llegó a Solimania, ubicada en el Kurdistán Iraquí, donde debía reunirse con un contacto kurdo perteneciente a las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG, por sus siglas en kurdo).

Han pasado casi ocho meses desde que el joven francés pelea contra EI. Luego de pasar un mes al frente de la batalla a unos 25 kilómetros Raqa, Arnaud recuperó fuerzas en la retaguardia, ya que sufrió una herida en el pulgar durante un entrenamiento. El miércoles de la semana pasada, el joven soldado, con la mano izquierda vendada, partió para participar en la recuperación total de la ciudad de Raqa, donde el EI aún tiene cierto contro, aunque ya muy disminuido.

VICE News pudo entrevistar al joven Arnaud sobre sus motivaciones y su lucha contra el EI.

Los intereses de EEUU van más allá de la derrota del Estado Islámico en Siria. Lee más aquí.

¿Por qué partiste a Royavá [Kurdistán sirio]?

Arnaud* Pensaba en ello desde finales de 2012. Pero en esa época estaba aún en el bachillerato y mis padres querían que continuara mis estudios, sobre todo porque era un buen estudiante en general. Me decían que sería una pena dejar mis estudios. Después de eso, estudié un año en la universidad y luego me fui de intercambio. Entonces me dije: "Vale. Si no me voy ahora, nunca lo haré".

Elegí Royavá porque desde que era un niño he sentido un interés por Oriente Medio y la geopolítica. Luego, en un momento de reflexión política, me pareció obvio tener que venir aquí, ya que es raro poder participar en un movimiento revolucionario progresista y radical en la región. Aunque no se trate de una revolución social pura, hay cosas que se pueden hacer para combatir la pobreza, para promover las luchas feministas y abogar por la multiculturalidad. En fin, la causa de los kurdos me llegó bastante, me "envolvió", por así decirlo.

¿Ya te habías involucrado políticamente con alguna causa en Francia?

En algún momento sí, sobre todo después del bachillerato. En aquel momento me interesaba ya mucho la política radical, pero vivía en el campo. Entonces yo le decía a mis padres que iba a fiestas de cumpleaños o que salía con amigos, pero lo que en realidad hacía era participar en manifestaciones o iba a reuniones políticas. Después del bachillerato, me fui a vivir a la ciudad, y entonces comencé a involucrarme de verdad en la política radical. Al principio estaba con los grupos antifascistas, después comencé a interesarme en los grupos antiespecistas (que se opone a la discriminación entre las especies) y veganos. Fue entonces que me volví vegetariano, luego vegano. Pero ya no lo soy. Me encontré con otros tres veganos aquí, pero dejamos de serlo. Es imposible serlo.

Imagen vía VICE News

¿Avisaste que te ibas a tus más allegados?

Hablé del tema a algunos amigos cercanos, y cometí el error de contárselo a un amigo politizado. El problema era que yo ya estaba "fichado" y él le contó a sus padres porque se sorprendió al escuchar las palabras "Siria" y "lucha armada", sin llegar a entender la diferencia entre Estado Islámico y los Kurdos.

El ejército sirio está apunto de acorralar al Estado Islámico. Lee más aquí.

¿Morir es un riesgo que estás dispuesto a tomar?

Sí, sin problema. No tengo ganas de morir aquí. Hay gente aquí que no tienen apetito por la vida, yo, en cambio, amo mucho la vida. Sin embargo, hay momentos, donde se debe estar listo para el sacrificio último. Debe haber forzosamente gente que se meta en peligro, por lo que hay que estar listos para morir. La gente no tiende a pensar que es mejor cuando son los otros, yo pienso que se tiene un poco de honor, se debe estar listo para sacrificarse a sí mismo.

¿Has matado a algunos enemigos?

Es una pregunta recurrente que no me gusta responder. Nosotros creemos que el asesinato de enemigos no es una cosa individual sino colectiva. Difícil saber si son mis balas o las de mi camarada las que dieron con el objetivo. Realmente no me importa. Lo que es importante es que sean eliminados, que sea yo o sea otro, no cambia nada. Me digo que matar a un enemigo, es una fascista, es un mal necesario, y que él no dudaría. Yo al menos, lo hago propiamente: busco sólo la muerte, nunca hacerlo sufrir.

Estado Islámico sigue perdiendo terreno: ahora puede ser el sur de su 'capital'. Lee más aquí.

¿Hay muchos revolucionarios como tú que tiene un verdadero discurso ideológico?

Hay un poco de todos los perfiles. Debo decir que hay algunos algo salvajes, aquellos que vienen únicamente para "matar a los barbudos" como suelen decir. Entre ellos hay exsoldados que son militarmente útiles, luego están quienes no tiene experiencia y sólo vienen a eliminar a Daesh. Pero resisten, porque esto no es como un video juego. También hay románticos de la revolución, piensan que la revolución es suficiente. Pero ellos se dan cuenta que la lucha armada es otra cosa. También están los iluminados que piensan que Dios les confió una misión para combatir a los enemigos de la cristiandad.

*La entrevista completa está en Vice News Francia.

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
Siria
francia
terrorismo
Estados Unidos
Estado Islámico
guerras y conflictos