Dinero por VICE - Presentado por Bancolombia

¿Cómo usar tu tarjeta de crédito en los viajes al extranjero?

Las tarjetas se han vuelto una gran herramienta que facilita los trámites financieros. Esto también aplica para viajes fuera de Colombia. Pero hay que informarse y saber cómo usarla. Cuatro testimonios nos explican cómo.

por Santiago Cembrano; ilustración de Natalia Barragán
12 Noviembre 2019, 9:14pm

Mi mamá me cuenta que, antes de que yo naciera, estaba de viaje con mi papá en Londres. Acababan de llegar al aeropuerto y ella llevaba toda la plata del paseo en un canguro. Luego alguien le rapó el canguro (no entendí cómo, pero en fin) y mi papá – quien iba detrás de ella – salvó el día pateando en el pecho al ladrón y aturdiéndolo lo suficiente como para soltara su botín y que saliera corriendo. Por un momento se les iba a estropear todo el paseo, pero mi papá salvó el día. Quién sabe si sí pasó así o si es una fábula.

¡El punto es que viajar solo con efectivo es muy riesgoso! Cualquier desliz puede resultar en perder miles de dólares. Menos mal esos días ya quedaron atrás y hoy las tarjetas de crédito son una gran herramienta. Así como en el día a día en Colombia las tarjetas de crédito son parte importante de nuestra vida financiera, esos mismos plásticos pueden ayudarnos a que nuestros viajes sean más placenteros o aprovecharlos al máximo.

No obstante, no basta con llevar la tarjeta de crédito y usarla fuera de Colombia. Primero, es importante averiguar cómo funciona el sistema de tarjetas de crédito en el lugar de destino. Segundo, hay que hablar con el banco para avisarles y saber qué beneficios o restricciones tiene usar la tarjeta de crédito en el extranjero. Tercero… bueno, para tener diversidad de voces, les preguntamos a cuatro personas que han usado su tarjeta de crédito en viajes que nos contaron sus experiencias y consejos. Este fue el resultado.

tarjeta de credito en el extranjero

Federico, 25 años: Supongo que soy un caso excepcional porque la tarjeta que tengo es apadrinada por mi papá, es mejor de la que tendría alguien como yo normalmente. Tengo priority pass y puedo entrar a salas VIP en aeropuertos y puedo tener Wi-Fi en ciertos lugares, eso me ha sacado de apuro. Esa tarjeta me da buena tasa de cambio con el dólar, mejor que cambiar plata y es un buen backup cuando se necesite. La saqué para un viaje a Europa y me permitió que, durante el viaje, no tuviera que gastar el efectivo que había llevado, sino que podía pagar con la tarjeta de crédito y pagar todo en un mes cuando ya no estuviera viajando y ya todas las cuentas estuvieran claras. Yo la uso más que todo como respaldo, para no quedarme en la mala. También para pagar por internet: hay pasajes de bus, de tren, que es imposible comprar sin eso. Si no, cada vez que fuera a comprar tendría que ver quién me presta la tarjeta, luego pagarle.

Andrés, 30: Para mí viajar con la tarjeta de crédito se trata de eficiencia. No pienso en el cambio y cuántos pesos son cuántos euros ni nada, y con mi tarjeta me dan una buena tasa de cambio. También es mucho más seguro: más fácil guardar y proteger una tarjeta que una pila de efectivo. Y, en todo caso, si me la roban no pierdo plata, solo la reporto rápidamente y no pasa nada. Igual, lo que hago antes de salir del país es informarme bien de cómo funciona el sistema de tarjetas de crédito a donde voy: hay países en que termina siendo más eficiente y fácil llevar efectivo. A veces también hay cobros adicionales por usar la tarjeta de crédito en el extranjero, pero mi plan con el banco evita eso. Y pues es importante siempre llamar al banco y avisarles que uno va a salir y en qué países va a estar y ellos me dan un número al que puedo llamar si pasa algo. Así no me cancelan las tarjetas y si algo pasa pues llamo y todo bien.

Juanita, 22: He aprendido dos cosas de viajar con tarjeta de crédito. Cuando uno hace compras en tiendas y eso a veces te ofrecen poner la compra en tu moneda y terminan haciendo un cambio muy poco favorable. La clave es entonces siempre pagar en la moneda local y que del cambio de moneda se encargue el banco. Y bueno, aguanta saber más o menos a cuánto está el cambio y tal, por más de que uno viaje con tarjeta. En Europa aprendí también que es importante cargar siempre el pasaporte o la identificación: muchas veces me pidieron que les mostrara que sí era yo para dejarme pagar con mi tarjeta. He escuchado que en China si uno tiene internet en el celular puede asociar la aplicación de allá para que todos los pagos sean a través de la tarjeta con el celular, pero no sé, cuando fui a Asia no llegué hasta allá. Y una última cosa: es bueno avisarle al banco no solo por seguridad sino porque pueden contarte beneficios de tu tarjeta para viajes que no conocías.

Camilo, 28: En viajes, yo he usado la tarjeta de crédito cuando me conviene y cuando es mejor efectivo, pues efectivo. En Cuba no me iba a poner a pagar con tarjeta de crédito, era dificilísimo. Entonces hay que investigar antes, entender cómo funciona la vuelta en cada país e ir preparado para distintas situaciones. Yo he usado la tarjeta de crédito por ejemplo asociada a aplicaciones de hostales para hacer reservas y también para reservar vuelos o incluso atracciones turísticas dentro de las mismas ciudades. Para eso la tarjeta sirve mucho porque permite asegurar el cupo en algunos museos o visitas que pueden volverse largas por la fila. Pero pues para comprarme un helado no voy a usar la tarjeta de crédito, no hay necesidad. Entonces es así, depende, depende. Lo que hay es que estar atento, siempre buscando la ventaja: hasta en los viajes pienso cómo ahorrar porque si uno se descuida va perdiendo de a 10 dólares por día y eso suma.

Recomendaciones a tener en cuenta

  • Avisarle al banco que hay un viaje en camino y cuáles son los países
  • Comprender cómo funciona el sistema de crédito en el país del viaje
  • Averiguar con el banco si el cobro se hará con la tasa de cambio de ese día o la tasa de cambio de la fecha de corte cada mes
  • Entender también a cuántas cuotas se difiere automáticamente las compras de la tarjeta de crédito cuando se usa en el extranjero
  • Preguntar qué comisión cobra el banco por usarla fuera del país
  • No aceptar que conviertan la compra a otra divisa, pagar en moneda local y que el banco se encargue de la conversión
  • Tener efectivo también, por si acaso

Desarrollos tecnológicos como la tarjeta de crédito ayudan a que varias transacciones financieras sean más sencillas. Esto también aplica en viajes, cuando la tarjeta de crédito puede simplificar trámites y reducir la extrañeza de otro país. Pero todo poder conlleva una responsabilidad, y hay que saber cómo usar la tarjeta de crédito en el extranjero para que luego no haya problemas y sorpresas desagradables. Por eso, desde Vice y Bancolombia les preguntamos a cuatro personas que han usado su tarjeta de crédito en viajes por sus aprendizajes, para poder compartirlas con ustedes.