negocios

Diversos barcos evitan los canales de Suez y de Panamá tras el abaratamiento del petróleo

Cargueros navales y petroleros han vuelto a utilizar las rutas marítimas del siglo XIX. La caída del precio del crudo ha provocado que muchos prefieran rodear el cuerno de África y surcar el cabo de Buena Esperanza antes que pagar el peaje de los...
30 Marzo 2016, 7:55am
Imagen vía EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Los mínimos históricos alcanzados por el precio del barril de petróleo han provocado un insólito viraje en las rutas navales de cargueros y petroleros de todo el mundo. Muchas embarcaciones están navegando a día de hoy por rutas más propias de las goletas del siglo XIX que de las formidables maravillas tecnológicas que surcan los mares de hoy.

El cambio más dramático se ha producido en las rutas que circulan de Europa y de Norteamérica rumbo a Asia. Se estima que, al menos, 115 cargueros habrían eludido pasar desde el pasado mes de octubre por los canales de Suez y del Panamá en sus camino de regreso a casa. En su lugar, habrían preferido acometer rodeos mucho más largos, como el que pasa por el cabo de Buena Esperanza, tal y como informa el centro de observación marítima Sea Intel Maritime Analysis (SeaIntel), una organización que supervisa la actividad de los cargueros en los mares del mundo.

"Nunca había visto nada parecido", relata Kasper Hansen, un analista que trabaja para SeaIntel.

"Lo he hablado con mis jefes, que llevan trabajando en rutas navales con cargueros desde los últimos 25 años. Y lo cierto es que se trata de un fenómeno que ninguno de ellos recuerde haber observado jamás", comenta en relación a la insólita tendencia, que fue detectada por primera vez durante el pasado mes de octubre. "Entonces parecía algo raro. Sin embargo, poco a poco fuimos observando el fenómeno más de cerca y descubrimos que había cada vez más barcos que lo estaban haciendo. En algunos casos descubrimos que estaba sucediendo en directo: o sea, los cargueros viraban su ruta justo en el momento en que les observábamos. Entonces nos cercioramos de que el fenómeno era real".

La mayoría de cargueros navales que deciden eludir el canal de Suez lo hacen durante su regreso de Asia, cuando transportan mucho menos fuselaje, y cuando lo que transportan es de mucho menos valor — papel reciclado, chatarra... Al eludir el canal de Suez y habida cuenta del menor peso que transportan, los cargueros pueden aumentar su velocidad para perder el menor tiempo posible, un tiempo que implica recorrer 4.708 millas náuticas de rodeo — una maniobra que dilata enormemente la travesía, en algunos casos, y siempre dependiendo de la velocidad, en hasta 20 días.

Y, sin embargo, el viaje de Norteamérica a Europa sigue pasando por los canales, puesto que, en tales trayectos, las embarcaciones avanzan a velocidad de crucero para garantizar que sus preciados cargamentos, que contienen material como computadoras, ropa o automóviles, lleguen a tiempo a manos de sus clientes.

"Si lo hicieras en la ruta hacia de ida, las embarcaciones deberían de avanzar a una distancia de entre 25 y 28 nudos para llegar a tiempo, algo que, simplemente, no son capaces de hacer", comenta Hansen de la ruta marítima conocida como head haul (ruta de ida)

"Si quieres sortear los canales en la ruta de ida entonces deberás de informar a tus clientes de que su cargamento se va a demorar entre tres y cinco días, algo que, probablemente, no les hará demasiada gracia", comenta. "En cambio, en el camino de vuelta basta con acelerar el carguero sin necesidad de añadir más tiempo a la llegada. Quemarás mucho más combustible, pero comoquiera que el combustible es cada vez más barato, te sale a cuenta hacerlo".

Mire el documental de VICE Alberta Boom Time (próximamente en subtítulos es español):

En cuanto a los petroleros, los expertos están observando como los más grandes — conocidos como petroleros de largo alcance, capaces de cargar hasta 90.000 toneladas métricas —avanzan rodeando África. Habida cuenta de lo bajos que están los precios del diesel y del combustible para reactores, muchos comerciantes prefieren pasar más tiempo en alta mar, con la esperanza de que los precios vuelvan a subir durante sus travesías.

"Los comerciantes pueden organizarse y emplear el tiempo que pierden en llegar en reorganizar el almacenamiento de sus mercancías, venderlas mientras todavía están en alta mar o para organizar transacciones mercantiles para más adelante", comenta Michele Wiese Bockmann, editora y analista de la agencia de información de precios Opis Tanker Tracker.

La nueva tendencia ha provocado que los 11 petrolíferos que han decidido rodear el Cabo de Buena Esperanza en lo que llevamos de 2016, hayan consumido 1 millón de toneladas más en combustible para diesel y para reactores", explica.

"Este mes, alrededor del 28 por ciento de los petrolíferos cargados con combustible para reactores importados a Europa, estarían rodeando el Cabo", comenta Bockmann. "Es algo verdaderamente insólito".

El motivo para este repentino viraje es puramente económico.

Desde mayo del año pasado los precios del combustible que cargan los barcos ha caído de manera dramática. Así, en Singapur la tonelada métrica ha pasado de pagarse a 389 dólares a pagarse a 147. La histórica caída en los precios del combustible ha llevado a muchas compañías a considerar que sus barcos no pasen por el canal de Suez, lo cual les estaría ahorrando a razón de entre 300.000 y 500.000 dólares por trayecto.

Según él los transportistas pagan entre 300.000 y 1 millón de dólares por embarcación para pasar por el canal de Suez. Y cerca de 300.000 dólares por pasar por el canal del Panamá.

Si uno proyecta esos gastos en el transcurso de un año entero, descubrirá que las compañías navieras podrían ahorrarse hasta 20 millones de dólares por servicio anualmente. Se entiende por servicio a una ruta semanal que facilita la empresa naviera. Esta tiene paradas regulares y está formada por convoy de entre 9 y 12 barcos.

¿Cómo afecta la crisis del precio del petróleo a Ecuador?. Leer más aquí.

El hecho de que se esté planteando una ruta alternativa para el futuro — la misma que se utilizaba en el siglo XIX, antes de la construcción del Canal — resulta de lo más perturbadora para las autoridades egipcias.

El país, que se encuentra sumido en una profunda crisis económica, ha negado las informaciones que sugieren que los cargueros estarían dejando de usar el canal de Suez. Cualquier caída del tráfico sería un motivo para la preocupación de las autoridades, puesto que el canal y sus obras de ampliación se han convertido en el estandarte fundamental sobre el que el presidente del país, Abdel Fattah el-Sisi, planea apuntalar la recuperación financiera de su nación.

En un comunicado publicado en la página web del canal, el almirante Mohab Mamish, presidente y director de la Autoridad del Canal de Suez, ha insinuado que las denuncias no tienen fundamento y que solo significarían una disminución del 1 por ciento en el tráfico marítimo, en el peor de los casos.

"El canal de Suez es la mayor ruta comercial del mundo, y no existe ninguna otra alternativa que pueda ocupar su puesto en el transporte marítimo global", ha proclamado Mamish. De hecho, el gestor ha señalado que el cómputo total de cargueros y de tonelaje que pasó por el canal en 2015 fue mayor que el registrado en 2014 — nada menos que en 17.483 embarcaciones y 998.7 millones de toneladas; o lo que es lo mismo, un incremento del 2 y del 3'7 por ciento respectivamente.

El impacto económico que puedan padecer tanto Egipto como Panamá dependerá extensamente de si los precios del petróleo siguen su tendencia a la baja o de si, sencillamente, no aumentan en el futuro. Si eso sucede es muy posible que cada sean más los cargueros que prefieran eludir su millonarios peajes. Otra posibilidad sería que las autoridades respectivas de ambos canales decidieran reorganizar sus precios, lo cual podría restar el atractivo que ahora mismo plantean las rutas alternativas.

Atacar el petróleo de Estado Islámico no es tan fácil como puede parecer. Leer más aquí.

Maersk Line, la mayor multinacional que produce contenedores para barcos en todo el mundo, y que cuenta con una flota de más de 600 barcos, ha descrito el nuevo itinerario como "parte de nuestras rutas", aunque reconoce que solo la estaría utilizando en uno de cada 25 desplazamientos. La compañía tiene que buscar otras estrategias de optimización y de recorte de costes que trasciendan los ahorros que pueda significar tomar la ruta más larga, comenta Mikkel Linnet, jefe de prensa de la gigantesca compañía.

Por su parte, Hansen subraya que la nueva tendencia es un hecho y que ha llegado para quedarse.

"Si no cambian las condiciones y los precios actuales, estoy seguro de que cada vez nos encontraremos con más barcos que decidan seguir recorriendo el camino más largo", opina. "Incluso en el caso de que los precios del petróleo subieran de los 30 dólares por barril que cuestan ahora, hasta los 40 dólares, la inversión seguiría saliendo a cuenta".

Sigue a Michael Casey en Twitter: @Mcasey1

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs