Publicidad
Estado Islámico

¿La nueva manera de viajar hasta Estado Islámico? En barco y desde Australia

He aquí una de las tramas terroristas menos pensadas de las que se tiene noticia. Cinco individuos estaban preparados para surcar casi 3.000 kilómetros en un bote de 7 metros de eslora, con la esperanza de sumarse a la causa de Estado Islámico en Siria.

por Reuters y VICE News
12 Mayo 2016, 8:13am

Des policiers philippins escortent le prêcheur radical australien Musa Cerantonio après son arrestation en juin 2014. Photo via AP

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Era una conspiración terrorista. Cinco individuos planeaban salir de Australia en un pequeño barco para sumarse a Estado Islámico en Siria nada menos. Así lo confirmó esta semana la policía australiana.

Es posible que un bote de 7 metros de eslora no sea la mejor opción para transportar a cinco hombres a través del océano durante varias semanas. Las imágenes del interior de la embarcación obtenidas por la cadena australiana 7News también mostraban cómo ya había sido embarcada una caja de agua embotellada para soltar amarras rumbo a alta mar desde la ciudad de Cairns, al noreste del país, hasta Indonesia — una ruta de casi 3.000 kilómetros. Desde allí, los hombres contaban con tomar un avión rumbo a Siria. Al menos, así lo ha informado la emisora News Corp.

La policía australiana detuvo a los cinco sospechosos ayer, después de que hubiesen remolcado la barca durante los casi 2.500 kilómetros que separan Melbourne, en el sudeste del país, hasta Cairns, en el estado de Queensland. Todos ellos tenían los pasaportes cancelados, de ahí que su única opción de huir del país sin ser detenidos, era hacerlo por agua, según ha informado la CNN.

El vicecomisionado de la policía federal australiana, Neil Gaughan ha contado a la prensa que los hombres habrían comprado la embarcación en Victoria. "Hace ya unas semanas que les teníamos vigilados", ha añadido.

La Corporación de Emisoras Australianas, ha informado que Musa Cerantonio, un sacerdote radical nacido en Melbourne y defensor declarado de Estado Islámico se contaría entre los detenidos Cerantonio fue deportado en 2014 de las Filipinas a Australia.

Cerantonio era católico. Hasta que a los 17 años se convirtió al Islam. De Cerantonio ya se sospechaba que planeaba sumarse a Estado Islámico desde que fuera deportado por "no tener documentación válida para viajar". Entones se decidió seguirle, aunque nunca se le detuvo.

Vídeo: un combate desde la cámara frontal de un miliciano de Estado Islámico. Ver aquí.

Los cinco individuos todavía no han sido imputados. Las nuevas y durísimas regulaciones en materia de seguridad aprobadas en 2014, estipulan que todo australiano que intente viajar a zonas prohibidas se enfrentan a penas de hasta una década de cárcel. Habida cuenta de que los cinco individuos planeaban viajar a Raqqa, la autoproclamada capital de Estado Islámico en Siria, tal sería la condena a la que se enfrentarían.

Australia ha sido un país muy criticado por sus draconianas políticas migratorias, cuyo objetivo fundamental es impedir que los refugiados viajen en barco de Indonesia a Australia. Claro que hasta ahora habían sido muy pocos quienes habían intentado completar la ruta en la dirección contraria.

"Estamos investigando la denuncia según la que estarían planeando viajar de Indonesia a Filipinas, con la mirada puesta en llegar a Siria", ha declarado Shane Patton, vicecomisionado de la policía, en Melbourne.

"No se trata de una ocurrencia muy habitual lo de intentar llegar a Siria en barco, claro que no dispongo de cuáles son las cifras oficiales".

"El barco estaba listo para zarpar rumbo a Indonesia con 5 simpatizantes de ISIS a bordo".

Australia, un acérrimo aliado de Estados Unidos, está en estado de alerta desde 2014 ante posibles atentados de radicales criados en el país. Las autoridades aseguran que ya han abortado una serie de ataques potenciales. Y lo cierto es que ya se han registrado varios atentados orquestados por "lobos solitarios", como el asalto a un café de Sídney hace 17 meses en el que el asaltante tomó a dos rehenes antes de ser abatido mortalmente.

Se estima que alrededor de 100 personas habrían viajado de Australia a Siria para sumarse a la lucha de organizaciones como Estado Islámico, según declaró el ministro de Migraciones el mes pasado.

La policía ha comentado que no ha averiguado el lugar desde el que los individuos, de edades comprendidas entre los 21 y los 33 años, pretendían zarpar. Indonesia y Australia comparten frontera marítima, claro que se extiende durante centenares de kilómetros de aguas abiertas en su punto más estrecho.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs