Publicidad
africa

Las inundaciones provocadas por el Niño en Etiopía han desplazado ya a 120.000 personas

Decenas de personas han muerto a consecuencia de inundaciones que han golpeado al país a lo largo del último mes. La crisis meteorológica ha intensificado la crisis humanitaria de una nación donde este año también se están padeciendo sequías abismales.

por Reuters y VICE News
17 Mayo 2016, 8:48am

Imagen por Tiksa Negeri/Reuters

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Las crecidas de los ríos han desplazado ya a 120.000 etíopes de sus hogares y se estima que habrán desplazado a medio millón más a lo largo del año. Las violentas inundaciones han desatado otra crisis humanitaria provocada por el cambio climático en una nación que también está siendo castigada por una sequía contundente.

Las informaciones recabadas por la Organización Internacional de la Migración (OIM en sus siglas inglesas) concluyen que un total de 119.711 personas procedentes de 6 provincias distintas han sido desplazadas por las grandes inundaciones del último mes. En muchas de las poblaciones de las zonas castigadas, también se ha registrado un brutal aumento de la escasez de comida.

La oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) ha anunciado a través de una newsletter que un total de 190.000 personas de toda Etiopía "podrían ser desplazadas en algún momento".

Las inundaciones, que se desataron el mes pasado, están relacionadas al fenómeno meteorológico de El Niño, cuya irrupción a mediados del año pasado también es responsable de las severas sequías que arrasaron el cuerno de África antes de la furia torrencial de las lluvias actuales.

El aumento del caudal de los ríos y sus desbordamientos han provocado que las lluvias torrenciales caídas entre febrero y abril vayan a afectar a 485.610 personas este año, ha declarado la OCAH. Según la agencia las inundaciones estarían impidiendo el suministro de la comida que las organizaciones humanitarias están intentando repartir entre las zonas afectadas.

El fenómeno de El Niño consiste en un calentamiento de las temperaturas de las aguas oceánicas en el Pacífico Oriental y en el Pacífico Central, que ocurre de manera ciclotímica cada 3 o 5 años, provocando sequías en algunos destinos y un aumento de las lluvias en otros.

El Niño desencadena la peor sequía africana en décadas y provoca una colosal hambruna. Leer más aquí.

Las consecuencias globales ya se han manifestado en sequías en algunas partes de las Américas, en el África del Sur y en el África Oriental y en el sudeste asiático. Igualmente, otros países han registrado una cantidad de lluvias y de humedad insólitas.

Las contundentes sequías y las lluvias torrenciales han arrasado parte del África del Sur y del África Oriental a lo largo de los dos últimos años. Las condiciones meteorológicas extremas provocadas por El Niño han exacerbado todos los problemas de la región, han arruinado cosechas enteras y han fagocitado el brote de enfermedades que han dejado a casi un millón de niños desnutridos, niños que requieren tratamiento médico inmediato.

Si bien países como Etiopía o Zimbabue han padecido severas sequías; otros, como Somalia y Kenya, y ahora, de nuevo, Etiopía, han sido castigados por las inundaciones. En Zimbabue, Lesoto y en la mayoría de provincias de Sudáfrica se han declarado estados de emergencia debido a la violencia de las inundaciones; mientras que en Kenia los diluvios han provocado un estallido del cólera.

A lo largo de las dos últimas temporadas, las sequías en Etiopía han dejado a seis millones de niños en una situación extrema de desnutrición, mientras que ha obligado a otros muchos a salir en busca de agua, lo que ha interrumpido su asistencia a la escuela. La sequía en Etiopía ha dejado a 10'2 millones de personas desprovistas de comida y las organizaciones humanitarias aseguran que la cifra podría alcanzar los 15 millones en agosto. Estamos hablando de un país de 90 millones de habitantes.

Etiopía ya fue vapuleada por una devastadora hambruna en 1984. Entonces murieron cientos de miles de personas. Hoy, 32 años después, Etiopía presume de será una de las economías más boyantes del continente africano, y debería de estar mucho mejor preparada para enfrentarse a la colosal crisis humanitaria. Lo comprobaremos en los próximos meses.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
El Niño
sequía
medioambiente
etiopia
África oriental
cuerno de áfrica
oficina de naciones unidas para la coordinación de los asuntos humanitarios
organización internacional para la migración
riadas