Actualidad

Estas son las mascotas de famosos que han recibido grandes herencias

Desde Michael Jackson hasta Alexander McQueen, vale la pena ser la mascota de un famoso.

por Evan Ross Katz; traducido por Daniela Silva
06 Marzo 2019, 2:30pm

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Tras la muerte de Karl Lagerfeld, una de las mayores preguntas que quedaron fue el destino de su querido gato Birmano, Choupette, una estrella por derecho propio. "Con el corazón roto, estoy entrando en luto", escribió Choupette en Instagram después del fallecimiento de su dueño. "Ruego que sus amables palabras y buenos deseos me ayuden a poner lo mejor de mi para un futuro sin mi papá Karl Lagerfeld y para ser una mujer independiente".

Esa mujer, que, nada más para que no lo olvides, es un gato, podría heredar una parte de los 195-300 millones de dólares que se estima tenía Lagerfeld. A pesar de los reportes que afirman que Choupette no puede quedarse con la fortuna debido a que... bueno, es un gato, la esperanza sigue presente. Según Bloomberg, Choupette podría recibir su herencia de dos maneras, ya sea a través de un cuidador designado o a través de una entidad legal como un fideicomiso o una fundación no caritativa.

Y aunque Choupette podría ser el animal heredero más rico, existe un precedente de otras celebridades que le han dejado importantes herencias a sus mascotas. Quizás el más famoso es, Michael Jackson, quien supuestamente le regaló a su querido chimpancé Bubbles un estimado de 2 millones de dólares luego de su muerte en 2009. Alexander McQueen le dejó a sus perros Minter, Juice y Callum 82,000 dólares en 2011. Majel Barrett-Roddenberry, la viuda del creador de Star Trek Gene Roddenberry, según se informa, le dejó aproximadamente 3.3 millones de dólares a sus mascotas en 2008. Mientras tanto, Leona Helmsley le dejó 12 millones de dólares a su maltés Trouble en 2008 (después un juez determinó que esa cantidad era demasiado y la redujo a 2 millones).

¿Podría Choupette robarle el trono al actual poseedor del récord mundial Guinness del Gato Más Rico? Tal vez. El comerciante de antigüedades Ben Rea le dejó a su gato Blackie un estimado de 12.5 millones de dólares en 1988, lo que significa que Choupette podría fácilmente quitarle el lugar a Blackie con incluso un pequeño porcentaje de la fortuna de Lagerfeld. Pero hay un gran asterisco aquí, ya que el monto exacto de ganancias sigue sin conocerse. Y como Chanel y el ahijado de Lagerfeld, Hudson Kroenig, siguen sin dar declaraciones, podría quedarse así. A menos que, por supuesto, Choupette nos dé una actualización de su fortuna a través de Instagram... lo cual... no está totalmente descartado.