Publicidad
Identidad

Lo que las escuelas deberían enseñarles a las mujeres queer sobre el sexo

Sí, las mujeres que tienen sexo con otras mujeres pueden contraer ETS. Pero sigue siendo un tema sobre el que muchos de nosotros no estamos completamente informados.

por Daisy Jones; traducido por Daniela Silva
04 Octubre 2019, 6:23pm

Collage: Marta Parszeniew

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

¿Qué recuerdas de la educación sexual en la escuela?

La mayoría de las personas recuerda haberle puesto condones a plátanos o mirar diagramas de cuerpos desnudos como si fueran cortes de carne. Yo realmente no recuerdo nada. ¿Tal vez algunas cosas sobre el SIDA? ¿Algunas posiciones dibujadas en el tablero? De cualquier manera, no aprendí absolutamente nada sobre el sexo entre mujeres. Y a esa edad, definitivamente asumí que las mujeres no necesitaban controles de salud sexual a menos que hubiera un pene involucrado.

No soy la única. El año pasado, como informó VICE, se reveló que una cantidad preocupante de adolescentes queer en Estados Unidos no tenía idea de que podía contraer una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) de otras chicas o personas con vagina. También sabemos que la educación sexual LGBTQ es un tema muy polémico en el Reino Unido, y no será obligatoria hasta septiembre de 2020, lo que significa que los niños aún no están aprendiendo sobre esto. A eso sumémosle el hecho de que las mujeres queer son menos propensas a revelar su orientación a un proveedor de atención médica y, como era de esperar, muchas preocupaciones específicas están pasando desapercibidas cuando se trata de salud sexual.

Pero a pesar de lo que nos han enseñado al crecer, las mujeres queer necesitan pensar en su salud sexual, al igual que todas las personas. Con eso en mente, aquí hay una guía simple de todo lo que deberían enseñarles a las mujeres queer en la escuela.

SÍ, LAS MUJERES QUEER TAMBIÉN PUEDEN CONTRAER ETS

Las relaciones cisgénero exigen mucho: hay que preocuparse por los condones, por las múltiples infecciones de transmisión sexual, porque los hombres heterosexuales rara vez se hacen revisar el pene... Es un alivio que las mujeres queer que tienen relaciones sexuales con otras mujeres no tengan que preocuparse por eso, ¿verdad? ¡Pues no! Las mujeres pueden contraer ETS de otras mujeres o personas con vagina.

"Las mujeres pueden contraer la mayoría de ETS, aunque no todas, de otras mujeres", me dice por teléfono Eleanor Draeger, una doctora de salud sexual y escritora médica. ¿Entonces cuáles sí? "Las verrugas, el herpes genital, la clamidia y también el VPH, que pueden provocar cáncer cervical, vulvar y vaginal. Todas esas cosas pueden transmitirse. Otra cosa común entre las mujeres queer [que se acuestan con otras mujeres] es la vaginosis bacteriana, que no se clasifica como una ETS, pero parece transmitirse entre las mujeres. Y puede causar síntomas, que deben tratarse. También es biológicamente plausible que las mujeres contraigan gonorrea, pero es raro".

Pero, ¿cómo es posible transmitir las ETS durante el sexo homosexual en el que no hay un pene involucrado?

"El herpes, las verrugas y el VPH de alto riesgo, todos se transmiten por contacto de piel con piel", explica Draeger. "Entonces, si usas los dedos sobre ti y tu pareja, por ejemplo, se puede transmitir. No es necesario que haya penetración. [Las ETS] también se pueden transmitir con el uso de juguetes sexuales".

ENTONCES, ¿LAS MUJERES QUEER TAMBIÉN DEBERÍAN REVISARSE REGULARMENTE POR ETS?

Si eres sexualmente activa, deberías recibir un control de salud sexual, independientemente de tu sexo, sexualidad o qué genitales tienes.

La educadora sexual queer Ruby Rare recomienda que se revisen "un mínimo de cada seis meses. Pero obviamente, si tienes relaciones sexuales y parte de ese sexo ha sido sin protección, entonces es muy importante que se revisen después. Hay un período de tiempo —si te realizas una prueba para infecciones bacterianas— de dos semanas después de haber tenido relaciones sexuales, donde es muy probable que salga un falso negativo. Por lo tanto, debes esperar dos semanas después de tener relaciones sexuales antes de hacerte la prueba".

Draeger está de acuerdo en que le daría el mismo consejo a cualquiera cuando se trata de controles de salud sexual, independientemente de quién seas.

"Deberías revisarte idealmente antes de tener relaciones sexuales sin protección con una nueva pareja", me dice, y agrega: "Recomendamos hacerse una prueba de detección de clamidia anualmente a partir de los 25 años. O si cambias de pareja, o tienes algún síntoma".

LAS MUJERES CIS Y TRANS PODRÍAN TENER DIFERENTES PREOCUPACIONES CUANDO SE TRATA DE SALUD SEXUAL

Básicamente, cuando hablamos de salud sexual, no necesariamente tiene que ver con tu género u orientación, sino más bien con tu anatomía y con quién te estás acostando en ese momento. Entonces, si eres una mujer trans, tendrás asuntos de salud ligeramente diferentes a los de las mujeres cis. "Tu salud sexual depende de la anatomía que tengas", aclara Draeger. "Si eres una mujer trans que no se ha sometido a una cirugía genital, entonces corres el riesgo de tener diferentes problemas a si eres una mujer trans que se ha sometido a una cirugía genital".

Si eres una mujer trans que se ha sometido a una cirugía genital, dice Draeger, aún así es posible contraer algunas de las ETS que contraen las mujeres cis, pero no todas. "Podrías contraer herpes y verrugas, por ejemplo, porque es piel con piel. Pero si no tienes cuello uterino, entonces sería biológicamente difícil detectar ciertas cosas". En otras palabras, una persona que es cis o trans no tiene nada que ver con eso. Pero es importante saber qué ETS podría contraer, dependiendo de su cuerpo.

HAY FORMAS EN LAS QUE LAS MUJERES QUEER PUEDEN PROTEGERSE

Si tienes sexo con otras mujeres o personas con vaginas, existen varias precauciones que puedes tomar para asegurarte de tener relaciones sexuales más seguras. El sitio web del NHS recomienda que "si usas juguetes sexuales, usa un condón nuevo para cada pareja o entre la penetración de diferentes aberturas corporales. Los juguetes sexuales deben lavarse con agua y jabón entre sesiones". También señalan que "algunas infecciones pueden transmitirse con las manos, los dedos y el frotamiento vulvar. Lávate las manos antes y después del sexo".

Rare dice que también es muy importante comunicarte con tu(s) pareja(s): "Las personas pueden sentirse nerviosas al preguntarle a sus parejas si se han hecho pruebas de ETS. Todavía está el mito de que si uno le pregunta a alguien si se ha hecho una prueba de ETS es porque asume que ese alguien ha tenido relaciones sexuales con muchas personas, o tiene una ETS o lo que sea. Es bueno practicar esas conversaciones, de tal modo que sea más fácil tenerlas en la vida real. También deberías notificarle a tu pareja [si tienes una ETS]. El efecto dominó de las ETS afecta incluso a quienes solo se acuestan con personas con vulvas".

SIN EMBARGO, NO TODO DEBERÍA DEPENDER DE TI

Cuando se trata de asegurarse de que las mujeres homosexuales tengan una vida sexual saludable, no todo se reduce a las propias mujeres homosexuales. Cuando le pregunté a Draeger si cree que los médicos de cabecera necesitan una capacitación más adecuada en lo que respecta a su salud sexual, inmediatamente me dijo que sí, refiriéndose a un informe de Stonewall de 2008.

"Más de la mitad de las mujeres lesbianas y bisexuales encuestadas nunca habían sido sometidas a un control de salud sexual", dice. "Tres cuartos dijeron que no creían que estarían 'en riesgo'. Una de cada diez dijo que les daba mucho miedo. Y el 4 por ciento dijo que los trabajadores de la salud les dijeron que no necesitaban una prueba, que es un pequeño porcentaje, pero es importante que todos los profesionales sepan que las mujeres lesbianas y bisexuales con cuello uterino necesitan hacerse pruebas, por ejemplo".

"Se trata de no hacer suposiciones", continúa Draeger. "Lo que siempre decía cuando enseñaba a los estudiantes de medicina es que es importante pensar en la persona que está frente a ti. No es pensar en cómo se identifican, sino en qué sexo han tenido, con qué personas y qué órganos estaban involucrados".

Además, parece obvio, pero vale la pena repetir que los niños en la escuela deberían recibir una educación sexual adecuada que abarque todo el espectro de género/sexualidad, en lugar de solo aprender vagamente sobre el sexo entre personas cis. Porque mientras más sepan los jóvenes, más seguros estarán. "La realidad es que todavía es poco probable que veamos consejos adecuados sobre salud sexual para las personas queer", suspira Rare. "Particularmente mujeres queer, que quedan fuera de estas conversaciones".

@daisythejones / @ m.parszeniw

Tagged:
sexo
sexualidad
mujeres
salud sexual
ETS
mujeres queer