Dinero por VICE - Presentado por Bancolombia

Haz que parezca un juego: cinco formas creativas para ahorrar

Intentamos salir de la rutina y de la convención para encontrar formas alternativas que te permiten controlar tus gastos, ahorrar mejor, más inteligentemente y hacerte dueño de tus finanzas personales.

por Santiago Cembrano; ilustración de Natalia Barragán
27 Noviembre 2019, 5:33pm

Todas las ilustraciones por Natalia Barragán para VICE

La palabra ahorro está por todos lados. Sí, sabemos que es importante. Sí, sabemos que es difícil. Sí, sabemos que quizás esa hamburguesa del viernes a las tres de la mañana fue innecesaria, que tener cuatro servicios de streaming de música te está dejando sin plata y que esa camiseta te va a doler cuando hagas cuentas a final de mes. ¿Qué hay de nuevo sobre el ahorro? Por un lado, no mucho. Sigue siendo fundamental y depende de cómo se organice cada uno, de cuánto importancia le asignes. Depende también de construir buenos hábitos y de mantenerlos.

Por otro lado, no todo el ahorro tiene que surgir de las mismas fuentes. Como dijo un hombre muy sabio, “la clave es hacerlo profesional, pero que siga siendo un juego”. Y no es un tema de restarle importancia al ahorro, sino de buscar formas de hacerlo más dinámico, de encontrar retos y motivación en él. O, en todo caso, de hacer algo distinto. Acá te planteamos cinco alternativas para ahorrar mejor que rompen con las formas más convencionales de hacerlo.

ahorro dinero por vice bancolombia
ilustración Natalia Barragán.

Necesitas más agua. Ya somos ¾ agua y sabes que es importante hidratarse constantemente. Pues bien, ahora el agua no solo te ayuda a mantener una buena salud: también puede mejorar tus finanzas. Cuando sales a comer, es difícil reducir el precio de un plato, pero sí puedes evitar el alto costo de las bebidas en restaurantes pidiendo un vaso de agua (si no llevas contigo una botella a todos lados, lo cual es aún mejor). Al pedir agua en vez de una limonada o un jugo, puedes ahorrar entre $5.000 y $10.000 por cada comida en restaurante. Esos pesos extra que te ibas a gastar en la bebida los puedes guardar o diferenciarlos de tus otros ahorros y al final del año (o del semestre) puedes darte cuenta de cuánta plata ahorraste solo por tomar agua y no bebidas más caras cuando saliste a comer con tus amigos.

Sigue pagando tu deuda cuando acabes de pagarla. Mientras estás pagando tus deudas, necesitas abrirles un espacio y moldear tu vida de tal forma que tengas la plata para pagar la cuota cada mes. Unos ajustes acá, otros recortes allá. Si eres responsable, habrá un momento en que logres completar el pago de la deuda. Y entonces lo que puedes hacer para ahorrar es… ¡seguir pagando la deuda! Suena loco, pero si ya organizaste tu vida para pagar esa cuota mensualmente, puedes seguir haciéndolo para pagarte a ti mismo y ahorrar esa plata. Probablemente ya estés preparado para no contar con esa plata cada mes, por lo que dirigirla a un fondo de ahorro o inversión te ayudará a fortalecer tus ahorros y mantener una vida disciplinada sin incurrir en gastos innecesarios. Parece difícil, claro, pero al intentarlo puede que cobre sentido.

ahorro dinero por vice bancolombia
Ilustración Natalia Barragán.

Haz que parezca un juego. ¿Cómo salir de la rutina de ahorrar? ¿Cómo hacer que tenga algo de divertido? Pues bien, conviértelo en un juego por un año. Un día, guarda 50 pesos; al segundo día, 100; al tercero, 150. Si sigues subiendo la cantidad 50 pesos cada día, el último día del año tendrás que pagarte apenas $18.250 y en total habrás ahorrado más de $3.000.000. Requiere disciplina y ser constante – como todo, ¿no? – pero los pagos son pequeños y no te golpearán cuando tengas que hacerlos. Además, el hecho de volverlo un juego, o una suerte de reto, hará más difícil retirarte porque ya estás compitiendo contigo mismo. Y el resultado final es lo suficientemente jugoso como para que te mantengas motivado.

dinero por vice ahorro bancolombia
Ilustración Natalia Barragán.

Guarda tus monedas. Eso es, nada más. Ese es el secreto. Solo guarda tus monedas en una alcancía o un frasco o lo que sea, pero no las gastes. Si eres sistemático, podrás guardar las vueltas del supermercado, lo que te devuelven en el taxi y más, al final del año puedes contar con un botín interesante y –lo más importante– todo esto sin haber incurrido en grandes sacrificios. Además, al guardar las monedas también estás evitando gastarlas. Suena obvio, pero muchas veces las monedas se van rápido porque su valor está disperso en todas ellas. Entonces ahí está la clave: no solo ahorras más guardando todas tus monedas, sino que también estás gastando menos, además cuando tengas una buena suma puedes cambiarlas y depositar esa cantidad en la cuenta de ahorros donde estará más segura.

Revisa tus extractos y toma decisiones. Que se vuelva una rutina religiosa: cada mes, siéntate con tus extractos de tus tarjetas de crédito y débito. Siéntate con ellos, analízalos, háblales. ¿Con qué costos te sientes conforme? ¿Cuáles crees que definitivamente se pueden limitar por innecesarios o excesivos? Además, así –examinando tus cuentas– puedes también darte cuenta de subscripciones olvidadas que no usas y puedes cancelar. Parte del ahorro se relaciona con buenos hábitos y, sobre todo, con tener control de las finanzas. Saber a dónde va cada peso, entender qué áreas presentan oportunidades de ahorro. Al mantenerte alerta y revisar tus extractos, tienes más información y herramientas para planear tu ahorro.

La clave para el ahorro consiste en los hábitos y en la constancia. Como en el ejercicio. Pero, al igual que el ejercicio, puede ser difícil encontrar la voluntad y el orden para consolidar esos buenos hábitos de ahorro. Por eso, desde VICE y Bancolombia buscamos plantear alternativas que pueden hacer más fácil, llevadero y realidad el hábito de ahorrar. Con estos trucos es probable que ahorrar no sea tan pesado y que rompa el paradigma de lo difícil que puede ser: en cambio, hay retos y estrategias que se pueden seguir.