Motherboard

Mira cómo esta tubería arroja sangre en un canal de desagüe

Es demasiado asqueroso y potencialmente malo para los peces salvajes del canal y otras regiones, según investigadores.
30 Noviembre 2017, 8:00pm
Imagen: Tavish Campbell 

Hay una tubería arrojando sangre a las antiguas aguas serenas y llenas de salmones del canal Discovery Passage, en la isla Vancouver de British Columbia. Es demasiado asqueroso y potencialmente malo para los peces salvajes del canal y otras regiones, según investigadores.

El cineasta y fotógrafo Tavish Campbell descubrió la emanación de la tubería —un sistema estándar para desechar aguas residuales, pero en definitiva no una vía para desechar vísceras de pescado— durante una inmersión hace unos meses, cerca de una planta procesadora de salmones del Atlántico. Campbell me dijo en conversación telefónica que decidió bucear en esa zona después de ver cómo las plantas de cultivo y procesamiento de peces cambiaron el ecosistema de su hogar a lo largo de su vida. Esperaba ver surgir algo de la tubería de residuos, pero nada como esto.

“No sabía que iba a ser tan macabro y desagradable”, dijo Campbell. Describió el agua como “reluciente por las escamas y rastros de sangre".

Campbell tomó muestras de sangre directamente del desagüe y las mandó a la activista e investigadora Alexandra Morton, quien a su vez las entregó al Colegio de Veterinaria Atlantic en la isla Príncipe Eduardo para su análisis. Morton descubrió que la sangre contenía gusanos intestinales, así como Piscine Reovirus, un virus que es común en el salmón silvestre y criado, y está relacionado con la inflamación del corazón y el músculo esquelético (HSMI) en los peces. El virus no es conocido por ser dañino para los seres humanos, pero puede matar hasta el 20 por ciento de una población de peces infectados.

La sangre es un portador de enfermedades infecciosas. Su derrama directa en el canal y que los peces silvestres naden en ella es una pesadilla para los conservacionistas marinos.

De acuerdo con CTV News en British Columbia, la tubería parece estar conectada a la compañía Brown’s Bay Packing, una planta procesadora de salmones del Atlántico cerca del río Campbell. CTV contactó a Dave Stover, el gerente de Brown's Bay Packing, quien confirmó que la empresa posee una tubería afluente de aguas residuales y afirmó tener permiso para ello. Dejé un mensaje en la compañía para Stover solicitando un comentario y actualizaré esta nota cuando obtenga alguna respuesta.


Relacionados: Surfear entre basura: un deporte que se practica en el mar


En lugar de verter las aguas residuales en la naturaleza, podrían convertirlas en fertilizantes. El gobierno de British Columbia anunció en octubre que publicará una revisión de prácticas y ciencia de las granjas de pescado.

"Nuestro estándar más estricto proviene de Global Aquaculture Alliance, que tiene un estándar BAP (Mejores Prácticas de Acuicultura)... y esos estándares son los más altos y no sólo los alcanzamos, sino que los superamos”, dijo Stover a CTV.

Campbell me dijo que no está haciendo esto en beneficio de una organización o causa más grande, sino debido a una preocupación genuina por el salmón y el ecosistema que rodea su hogar. “En definitiva esperamos ver algún cambio”.

Mientras tanto, la tubería sigue bombeando escamas y vísceras en el agua, invisibles desde la superficie inmóvil del canal.