Publicidad

Un turista llamó a la policía porque una heladería le cobró 30 dólares por un cono

Cuando preguntó por qué estaba tan caro, el dueño dijo "porque está delicioso".

por Jelisa Castrodale; traducido por Daniela Silva
16 Enero 2019, 3:30pm

Foto: Getty Images - Rocio Arones Frischknecht / EyeEm

Artículo publicado originalmente por MUNCHIES Estados Unidos.

Cada determinado tiempo, el Whole Foods que queda cerca de mi casa pone en descuento el helado Halo Top, bajan el precio a 4.99 dólares. Y, de vez en cuando, apoyo mi frente contra la puerta del congelador y pienso si quiero pagar cinco dólares por algo que muchas veces termina con un sabor a agujetas mojadas.

Sin embargo, aunque cinco dólares parece mucho para un helado, no es nada comparado con lo que un turista taiwanés tuvo que pagar por un cono en Florencia, Italia. Según el The Times, la heladería anónima le entregó al hombre su postre y le cobró 29 dólares.

El hombre –que tampoco ha sido identificado– preguntó por qué estaba tan caro, y el dueño de la tienda dijo que era "porque [es] delicioso". Sin tener otra opción, lo pagó. Después de abandonar la heladería, le contó a su guía lo que acababa de suceder y llamaron a la policía.

Después de una breve investigación, que puede haber sido nada más un oficial preguntando: "¿Hiciste que este tipo pagara 29 dólares por helado?", la tienda recibió una multa de 2,294 dólares por mantener su lista de precios fuera del alcance. "Ocultar los precios es muy común y es un hábito que crea una mala impresión en todo el mundo, dado que los turistas son las principales víctimas", dijo un vocero de la policía a La Repubblica.

Ese portavoz sabe de lo que está hablando. Las heladerías que ocultan sus listas de precios detrás de sus mostradores, y las que simplemente no muestran sus precios, son muy comunes cerca de Ponte Vecchio y otras áreas turísticas. Según TripAdvisor, hay unas 236 opciones de postres en Florencia, y las que tienen las peores críticas parecen ser las que ocultan sus precios. Los turistas que han sido estafados por pagar precios exhorbitantes por un helado pequeño han escrito comentarios que incluyen frases como "la mayor estafa de mi vida" y "ladrones y estafadores".

Estas estafas no solo pasan en Florencia: en noviembre de 2017, tres turistas pagaron 613 dólares por una comida de mariscos en un restaurante cerca de la Plaza de San Marcos en Venecia. Luke Tang le escribió a Luigi Brugnaro, el alcalde de la ciudad, instándole a tomar medidas contra los restaurantes que "corren el riesgo de arruinar la reputación de Venecia" aprovechándose de los turistas que no hablan italiano. (Brugnaro respondió llamando a Tang y sus padres "tacaños").

De repente, esa promoción de 5 dólares por un helado no suena tan mal.