Publicidad
oriente medio

La ofensiva de EE.UU. contra Estado Islámico se cobra la vida de cientos de civiles

De acuerdo con Airways, un grupo británico que monitorea los ataques aéreos contra Estado Islámico, las muertes de civiles que se se le adjudican a Estados Unidos han llegado a 1.472 este mes. En marzo del año pasado, se reportaron 196 muertes.

por Tim Hume
30 Marzo 2017, 8:15pm

Imagen vía Sedat Suna/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Mientras estaba en campaña, Donald Trump prometió terminar con el Estado Islámico (EI) si llegaba a ser presidente. Ahora, sólo meses después de que asumiera el poder, los reportes de civiles muertos como resultado de los bombardeos de Estados Unidos en Siria e Irak han alcanzado un número récord.

De acuerdo con Airways, un grupo británico que monitorea los ataques aéreos contra Estado Islámico, las muertes de civiles que se se le adjudican a Estados Unidos han llegado a 1.472 este mes. En marzo del año pasado, se reportó la muerte de 196 civiles, mientras que el anterior récord se registró en enero de este año, con un total de 613.

En imágenes: los francotiradores de Mosul que pelean contra el Estado Islámico. Leer más aquí.

"Esto es peor que cualquier otra cosa que hayamos visto por parte de la coalición, y está a la par de los niveles de las acusaciones contra Rusia del año pasado", dijo Chris Woods, el periodista de investigación que dirige Airways. "Algo está cambiando, más civiles están muriendo, y está sucediendo bajo el control de Trump".

El dramático salto en los decesos de civiles podría ser resultado de los cambios en la estrategia de Trump, aunque también podría deberse al conflicto que el nuevo presidente heredó mientras estaba en su momento más crítico, cuando la lucha en contra de Estados Islámico se llevaba a cabo en la ciudad iraquí de Mosul, donde cientos de miles de civiles están atrapados.

Estado Islámico pierde terreno en Mosul ante las fuerzas iraquíes. Leer más aquí.

El número de civiles muertos ha sido tema de controversia desde que Trump lanzó un ataque en Yemen el pasado enero, el cual tuvo como resultado la muerte de soldados norteamericanos y 23 civiles. Desde entonces, el ejército estadounidense ha sido culpado por grandes ataques en los que hay víctimas civiles en Siria e Irak en medio de la lucha contra Estado Islámico.

Estas acusaciones incluyen un ataque a una escuela y a una mezquita en Siria, y más recientemente, a un edificio en Mosul, donde podían haber muerto uno 200 civiles. De hecho, el ejército de Estados Unidos está investigando estos hechos.

El lugarteniente Stephen Townsend, comandante de la campaña estadounidense en contra de Estado Islámico en Irak y Siria, conocida como Operation Inherent Resolve, admitió la posibilidad de que los ataques de Estados Unidos cobraran vidas civiles. Sin embargo, también dijo que es posible que Estado Islámico asesinara a los civiles rehenes.

"Diré algo, si nosotros somos responsables de algunas pérdidas de civiles, y hay probabilidades de ello, fue un completo accidente de guerra que reportaremos con transparencia cuando los informes estén listos", expresó Townsend.

Mosul: la victoria del capital, la derrota de lo humano. Leer más aquí.

La actividad militar de Estados Unidos en Siria e Irak ha crecido recientemente debido a estado crítico de la campaña en contra de Estado Islámico. El ejército estadounidense ha enviado cientos de hombres a Irak para ayudar a liberar la parte este de Mosul de lo terroristas.

"Estamos buscando que haya una mayor afluencia de tropas con equipo como artillería, y se están moviendo más cerca de las líneas frontales", explicó Bill Roggio, editor de Long War Journal, añadiendo que algunos reportes aseguran que es más fácil para las tropas iraquíes recibir ayuda aérea por parte de Estados Unidos.

En toda la frontera de Siria, el ejército estadounidense ha incrementado drásticamente su actividad mientras se acerca a Raqqa capital de llamado Califato de Estado Islámico; mientras que en Yemen, los ataques con drones norteamericanos han alcanzado nuevos niveles.

Ante el creciente despliegue, Roggio y otros observadores han asegurado que Estados Unidos ha cambiado la forma en que lucha contra sus adversarios, dejando de lado la seguridad de los civiles. "Seguramente dirán que es parte de la guerra, como siempre, pero no me parece algo creíble", dijo Roggio. Este martes, tanto Naciones Unidas como Amnistía Internacional instaron a la coalición y a Irak que busquen proteger la vida de los ciudadanos.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs