Las autoridades francesas inician el desalojo de 'La Jungla', el campo de migrantes de Calais

Cientos de migrantes con maletas y pertenencias hacían fila hoy lunes en un hangar a las afueras de Calais para ser reasentados, mientras el gobierno francés iniciaba el desmantelamiento del campamento improvisado conocido como "La Jungla".

|
24 octubre 2016, 11:10am

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Cientos de migrantes con maletas y otros bultos con sus pertenencias hacían fila hoy lunes en un hangar a las afueras de Calais para ser reasentados, mientras el gobierno francés iniciaba el desmantelamiento del campamento improvisado conocido como "La Jungla".

Policías armados se distribuían por todas las instalaciones y a lo largo del poblado después de una noche en la que pequeños grupo de migrantes quemaron baños portátiles y tiraron piedras a las fuerzas de seguridad en protesta por los planes de desmantelar el campo.

El gobierno socialista dice que está cerrando el campo, que acoge a 6.500 migrantes que han huido de la guerra y la pobreza, por razones humanitarias. Planea reasentarlos en 450 centros repartidos por el país.

"Espero que esto funcione. Estoy solo y sólo tengo que estudiar", dijo Amadou Diallo de la africana Guinea Conakry. "No me importa dónde acabe, no me preocupa".

Muchos de los migrantes y refugiados llegan de países como Afganistán, Siria y Eritrea y su intención era alcanzar Reino Unido, que rechaza a la mayoría en base a la normativa de la Unión Europea que requiere que pidan asilo en el primer país europeo al que llegan.

Un día de clase con los niños migrantes en Calais. Leer más aquí.

Trabajadores sociales han repartido bolsas con provisiones básicas y folletos que explican la burocracia a la que se tendrán que enfrentar.

Los migrantes serán separados por familias, adultos, menores no acompañados y personas vulnerables, incluidas personas mayores y mujeres solas.

Serán enviados en autobuses a los centros de recepción donde recibirán atención médica y decidirán, si no lo han hecho ya, dónde solicitar asilo.

Las autoridades esperan que 60 autobuses salgan del campo el lunes. El gobierno cree que la evacuación durará al menos una semana. Aunque la calma prevalecía el lunes, trabajadores sociales prevén que cientos de personas intenten quedarse y han advertido que el estado de ánimo podría cambiar según avanza la semana y se desmantela el campo.

"Hay un riesgo de que las tensiones se incrementen durante la semana porque en algún momento las excavadoras tendrán que entrar", dijo Fabrice Durieux, de la ONG Salam.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsEs

Más VICE
Canales de VICE