Publicidad
Identidad

Estas son las razones por las que Rusia acusa a los Testigos de Jehová de extremistas

El Ministerio de Justicia solicitó un permiso para cerrar las oficinas de este grupo religioso, en la ciudad de San Petersburgo. De encontrarlos "extremistas" la organización con 8 millones de personas en el mundo no podrá operar en el país.

por VICE News y Reuters
29 Marzo 2017, 1:45pm

Imagen vía Sergei Karpukhin/EPA

El próximo 5 de abril el Tribunal Supremo de Rusia tomará la decisión final sobre si los Testigos de Jehová pueden seguir operando en el país, luego de que fueran acusados de "extremistas" y les prohibieran la práctica de culto.

Desde principios de marzo, el Ministerio de Justicia solicitó un permiso para cerrar las principales oficinas de este grupo religioso, ubicadas en la ciudad de San Petersburgo. De encontrarlos "extremistas" supondrá la ilegalización de una organización que cuenta con 8 millones de seguidores en el mundo.

El argumento del gobierno ruso es que las publicaciones de los Testigos de Jehová destruyen familias e incitan al odio.

Rusia aumenta su poder militar y empuja a Suecia a los brazos de la OTAN. Leer más aquí.

De acuerdo con el Ministerio de Justicia, durante el mes de febrero se llevó a cabo una inspección de su actividad que reveló que la organización violaba los reglamentos y contradecía la legislación rusa en el campo de las acciones contra las actividades extremistas.

A través de un comunicado, los Testigos de Jehová aseguraron que millones de creyentes de todo el mundo consideran las acciones del Ministerio un gran error, ya que no son una organización extremista. Recordaron que el veto afectaría a 175.000 fieles que practican el culto en Rusia, lo que traería consecuencias catastróficas para la libertad religiosa en este país.

En todos los procesos judiciales contra la organización, las autoridades los han acusado de almacenamiento y difusión de literatura religiosa de carácter extremista, según explicó el portavoz de los Testigos de Jehová en Rusia, Iván Belenko. "Todas las decisiones judiciales contra nosotros se basan en una única acusación: que algunos de nuestros libros y discursos están en la lista de literatura extremista que existe en este país", explicó a la agencia Efe.

Según información difundida por el portal JW de los Testigos de Jehová, la persecución por parte del gobierno ruso inició hace 125 años, desde que las autoridades zaristas desterraron a Semyon Kozlitskiy, uno de los primeros testigos de Jehová en Rusia, por predicar el mensaje de la Biblia.

Este es el vídeo de los Testigos de Jehová que ha indignado al colectivo LGTBI. Leer más aquí.

"Desde entonces, la situación de los Testigos de Jehová de Rusia apenas ha cambiado" y recordaron que no es la primera vez que el gobierno los persigue.

A principios del año 2016 un juez del tribunal de la ciudad de Vyborg, declaró extremistas dos revistas del grupo religioso. El fiscal del caso también presentó una demanda por considerar extremista la Traducción del Nuevo Mundo, la versión de la Biblia de los Testigos de Jehová.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsEs