FYI.

This story is over 5 years old.

ESPAÑA

Detenido en España por captar mujeres que supuestamente ingresarían en Estado Islámico

Arrestado un hombre en Melilla presuntamente por adoctrinar y captar mujeres para ser enviadas a territorio de combate de Estado Islámico. En lo que va de año ha habido 49 detenidos supuestamente vinculados al terrorismo de raíz yihadista.
22 Julio 2015, 11:45am
Imagen vía Ministerio del Interior

Esta es la cuarta detención en lo que va de mes en España contra supuestos colaboradores del terrorismo de raíz yihadista. La Policía Nacional ha detenido a un hombre en la ciudad autónoma de Melilla, enclave español en el norte de África, por adoctrinar y captar, presuntamente, mujeres que acabarían en zonas de combate de Estado Islámico (EI), según el Ministerio del Interior español.

El arrestado acumulaba archivos multimedia que habría expuesto a su hijo, menor de edad, con el fin de familiarizarlo con las tácticas yihadistas, informa Interior. Las mismas fuentes aseguran que habría llegado a "vestirlo de negro y portando un machete de grandes dimensiones, emulando la "uniformidad" de los combatientes del Estado Islámico".

La operación ha sido realizada por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional con el apoyo del servicio secreto interior de Marruecos (DGST), y ha estado coordinada por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, junto a la Fiscalía de la Audiencia Nacional (AN), el órgano judicial competente en delitos de terrorismo. El arresto ha provocado enfrentamientos entre algunos vecinos y la policía, según la agencia de noticias estatal EFE.

Interior ha informado que la operación policial es la continuación "de las desarrolladas en agosto y diciembre del año 2014 por la Comisaría General de la Policía Nacional en las localidades de Ceuta, Melilla, Barcelona y Marruecos". Un total de 9 personas fueron detenidas entonces.

El gobierno español está en alerta. 2015 está siendo año récord en lo relativo al número de operaciones por la presunta vinculación de individuos con el terrorismo de inspiración yihadista. Las cuatros detenciones practicadas en julio se han llevado a cabo en las ciudades catalanas de Badalona y Barcelona, en la ciudad autónoma de Melilla y en la localidad canaria de Arrecife. Con esta última detención ya son 49 los arrestados este año por estar presuntamente vinculados al terrorismo de raíz yihadista.

Después de los atentados de Túnez, Kuwait y Francia de finales de junio, el Ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, afirmó en una entrevista al periódico español ABC que "el riesgo de atentados es alto". El ministro español del conservador Partido Popular (PP) fue más allá de la mera advertencia cuando afirmó que España se encuentra en el momento "más crítico desde el 11M", en referencia a los atentados que sufrió España el 11 de marzo de 2004.

España está en alerta máxima desde los atentados de Charlie Hebdo en París a principios de enero.

Hace tan solo dos semanas, el mismo Fernández Díaz dio datos del número total de operativos policiales y de detenidos de la última década por estar presuntamente vinculados a esta modalidad de terrorismo. Lo hizo en la inauguración del curso de verano de la Universidad Complutense "Terrorismo yihadista: la amenaza global".

Según él, desde los atentados del 11M de 2004 ha habido en España 127 operaciones y 571 detenidos. Este año se han llevado a cabo 19 operaciones con 48 detenidos en total, algunos de ellos ciudadanos españoles o con ciudadanía española detenidos fuera de las fronteras españolas. En territorio estatal, son 15 las operaciones y 43 los detenidos.

En declaraciones a VICE News, la fiscal coordinadora contra el terrorismo yihadista en la Audiencia Nacional, Dolores Delgado, reconoció en esas fechas que, entre 2014 y 2015, existen "112 investigaciones abiertas en diferentes fases de procedimiento y distribuidas entre los 6 juzgados centrales de instrucción". "A fecha de hoy, hay 55 presos preventivos", sigue.

La web del Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (GESI) de la Universidad de Granada ha recogido, a partir de informaciones publicadas en prensa, parte de las operaciones policiales, identificadas con algún nombre, o no, que se han llevado a cabo contra personas vinculadas, presuntamente, a este terrorismo entre 1995 y hasta hoy.

Esta base de datos contabiliza un total 95 operaciones y 494 detenciones en estos últimos 20 años. Una cifra que el Ministro eleva a casi 130 operaciones en un periodo de 11 años. Los datos no cuadran.

La siguiente infografía representa la información aportada por el GESI:

Por el momento no ha sido posible disponer de datos desagregados del número oficial de casos en los que una detención se materializó en un cargo que se resolvió en imposición de pena de cárcel o de extradición.

El experto en la cuestión, Jofre Montoto, habla a VICE News sobre la dificultad de acceder a estas cifras: "Deberías contactar al archivo de la Audiencia Nacional [la fuente competente para suministrar estos datos]. Yo en su día lo hice, hasta llamé para pedir información, y lo que me dijeron fue que 'todo lo no que está en la web no está cara al público'. Si tú cogieras a un abogado y fueras a la Audiencia Nacional y lo reclamaras mediante un escrito quizá lo conseguirías pasados seis meses o un año".

Reformas legislativas contra el terrorismo

La aprobación del llamado "Trío Mordaza" incluye el "Pacto Antiyihadista", suscrito por el gobierno del conservador Partido Popular (PP) y por el líder de la oposición, el socialdemócrata Partido Socialista Obrero Español (PSOE); un pacto criticado por la ONU.

La ley orgánica en cuestión implica una revisión y la concreción de nuevos delitos con los que se pretende combatir este tipo de terrorismo.

"Por ahora ha habido más detenciones que condenas, pero es que, hasta hace poco, había cuestiones que no estaban tipificadas. Por ejemplo, el hecho de tener propaganda yihadista. No estaba considerado un ilícito penal", opina Montoto, que cree "que el número de condenas contra supuestos miembros de grupos yihadistas podría incrementarse".

"También se han anulado condenas por defectos de forma: por el hecho de haber intervenido escuchas ilegales en la investigación, por ejemplo", sigue Montoto, que reconoce excesos policiales en algunos casos: "Hace poco vi un sumario de una operación de Barcelona. En la documentación aportada había libros que tengo hasta yo, que no son nada del otro mundo. Se elevaba esto a prueba de cargo. A veces sí que existe la sensación de que hay poca formación y de que las pruebas son muy débiles".

Pero matiza: "Wikileaks reveló que la CIA tiene una célula en Barcelona dedicada exclusivamente al yihadismo. Yo creo que esto es una pista de que aquí hay algo. Gente de los servicios policiales me han dicho que aquí hay mucho movimiento".

**Detenido un marroquí residente en España cuando volvía de luchar con Estado Islámico. Leer más aquí. **

Voces críticas

El abogado Benet Salellas, quien defendió a un grupo de vecinos de la localidad catalana de Girona que, acusados de vínculos con el terrorismo, acabaron siendo absueltos, arremete contra el llamado Pacto Antiyihadista.

"No era necesario. Es lo que nosotros llamamos derecho penal simbólico. Legislar para aparentar que se está haciendo algo. Ha habido condenas por financiar, por poner en contacto a terceras personas, para hacer contactos a través de Internet en otros países, todas las conductas de favorecimiento estaban previstas", asegura Salellas.

En su tesina sobre la judicialización del terrorismo internacional en el Estado español, Salellas apuntaba a los posibles motivos de una hipotética sobredimensión: "Me preocupa especialmente como la anticipación de la barrera punitiva bajo la amenaza de grupos y organizaciones que están naciendo, o que se encuentran durmientes, sirven para incriminar conductas meramente de adhesión ideológica y no necesariamente a corrientes especialmente peligrosas", afirma el abogado.

Para sustentar esta idea, el abogado recuerda a VICE News una sentencia del Tribunal Supremo en la que el juez José Antonio Martín Pallín afirma: "Ello no permite, en un Estado democrático que garantiza los derechos de todos los ciudadanos, que se pueda tipificar como actividad delictiva los desvaríos religiosos de cualquier índole que prediquen el odio al diferente".

"Si los mismos hechos tuvieran unos protagonistas no musulmanes la hipótesis policial no tendría ninguna base", remata Salellas en el texto de la tesina.

_Sigue a Quique Badia en Twitter: _@qbadiamasoni