Publicidad
ESPAÑA

Militares alistados en política en España: armando la democracia por sus derechos

El anuncio del fichaje por Podemos del ex jefe del Estado Mayor de Defensa español, José Julio Rodríguez, reabre un antiguo debate: ¿Deben los militares tener derecho a participar en política? VICE News habla con algunos de ellos.

por Quique Badía
06 Noviembre 2015, 7:35am

El ejército español en la misión de paz de el Líbano. (Imagen vía REUTERS)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Integrantes de las Fuerzas Armadas españolas dan un paso al frente por sus derechos. Hace unos días trascendió el fichaje por Podemos de José Julio Rodríguez, jefe del Estado Mayor de la Defensa durante la última legislatura en el poder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), entre 2008 y 2011. 

Este anuncio ha motivado el cese de Rodríguez "por pérdida de confianza e idoneidad", de acuerdo a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha publicitado esta decisión en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. El suyo no es un caso aislado en el ámbito castrense.

¿Deben los militares tener derecho a participar en política? El primero en abrir el debate fue Juan Antonio Delgado, ex portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), mayoritaria en esta institución armada que lleva a cabo funciones policiales en España.

El anuncio de la integración de Delgado en la formación de izquierdas Podemos desató una investigación de la Guardia Civil por su presunta participación en la elaboración del programa de este partido. La ley española prohíbe a los militares en activo la sindicación y la implicación en política.

Tuit de la Guardia Civil anunciando el inicio de investigaciones contra Delgado

"Con la legislación militar, si queremos entrar en política [los agentes de este ámbito] cogemos una excedencia o servicios especiales y podemos hacerlo. Los servicios especiales son una especie de excedencia. Lo que pasa es que los nuevos partidos emergentes hacen primarias, y esto no estaba recogido en la normativa anterior. Antes de que se haga pública mi participación en una lista como candidato yo tengo que hacer cosas para ella. Tendrían que actualizar esta normativa, no solo para estar en la lista, sino también para hablar contigo", explica a VICE News Juan Antonio Delgado.

El ex portavoz de la AUGC compara su caso con el del general Rodríguez y con el de Zaida Cantera, ex comandante del ejército español que ha fichado por el PSOE. Cantera denunció acoso sexual y fue dada de baja de la institución. Su caso cobró una especial relevancia cuando salió en el programa de reportajes de actualidad Salvados.

"Mi caso creo que es el más complicado, pues yo he dicho "sí" estando en servicio activo. Y ahí hay una situación muy complicada que se ha conocido, precisamente, a raíz de mi, que es eso de las situaciones administrativas. Hay un derecho fundamental, que es el que tienen los ciudadanos españoles como tal, como ciudadanos españoles, que es el derecho pasivo de presentarse a las elecciones, el derecho de sufragio pasivo", sigue Delgado, que da algunas claves sobre el por qué de esta prohibición.

"Eso es una reminiscencia del franquismo. La constitución española y las leyes fundamentales se moldearon con el ruido de sables de fondo. Recién fallecido el dictador esto se hizo bajo la amenaza constante del golpe de estado perpetrado por el estamento militar. No se legisló con la libertad democrática que debería. Las leyes no fueron las que realmente quería el pueblo español, sino que se hizo lo que se pudo en ese momento. Por eso se plantean hoy cambios constitucionales: esta es una de las cuestiones pendientes", opina el ex portavoz de la AUGC.

Tráfico de drogas en el ejército español: ¿Hecho aislado o problema sistémico?. Leer más aquí.

"El que quiere dar un golpe de estado no se ha sindicado ni ha montado un partido político. Precisamente el que da un golpe de estado no pretende montar un partido, pretende reunirse con gente golpista como él, en reuniones secretas, en despachos, en zonas oscuras y dar un golpe de estado. Normalmente esa gente pertenece a las altas esferas. No lo va hacer un cabo que por el hecho de sindicarse o pertenecer a Podemos vaya a dar un golpe de estado", añade a esto para VICE News Marco Domínguez, de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), un colectivo que el mismo Domínguez llama "primo hermano" de la AUGC.

La lucha de ambos sindicatos pasa por eliminar una judicatura paralela para los militares. En la conversación con VICE News Delgado se refiere a la derogación del Código de Justicia Militar por el senado de Argentina. Esta iniciativa de 2008 dio competencia a la justicia ordinaria para juzgar delitos cometidos en este estamento.

"Lo que no es normal es que se pueda castigar a alguien por una falta administrativa como sucede ahora. Alguien que se quede dormido y llegue tarde 15 minutos no es un delincuente para que se le pueda privar de libertad", opina el portavoz de la AUME.

Un Guardia Civil con su tradicional tricornio durante una procesión religiosa en Oviedo. (Imagen por Eloy Alonso/REUTERS) 

"Cuando se permite la libertad política es para que las reivindicaciones se formulen de una forma normal en la sociedad, para que esas asociaciones se integren con la que podrían tener médicos, taxistas o bomberos. La policía nacional por mucho que esté sindicada no sale a manifestarse a la calle con las tanquetas", ironiza el militar, que utiliza el término "ciudadanos de uniforme" para referirse a los suyos.

"Hay un discurso que pretende normalizar la falta de libertades de los 'ciudadanos de uniforme', haciendo querer ver que mantenernos segregados de la sociedad es lo normal. Lo habrás oído: es lo normal que no puedan sindicarse porque a saber que pasaría. Lo que pasaría se está viendo en el resto de Europa", compara Domínguez.

Para el próximo 14 de noviembre está prevista en las calles de Madrid una "Marea de Tricornios". El tricornio es un sombrero de ala ancha que caracteriza al cuerpo de Juan Antonio Delgado. Con esta movilización la AUGC pretende denunciar la "discriminación" que perciben en el instituto armado respecto a otros cuerpos policiales, pero hasta el momento persiste una prohibición sobre ella, precisamente, por la falta de derechos en la Guardia Civil.

"Me voy de la institución mejor valorada por todos los españoles, con un 5,71, y me voy a la peor valorada, la política, con 1,86. Fíjate si tenemos trabajo", concluye Delgado.

Zaida Cantera: 'La justicia militar en España es un lobo con piel de cordero'. Leer más aquí.

Sigue a Quique Badia en Twitter: @qbadiamasoni

Tagged:
VICE News
Guardia Civil
GUERRA
ejército
fuerzas armadas
Ejército Español
juan antonio delgado
augc
código penal militar
zaida cantera
marco domínguez
aume