Seguridad por Bancolombia

Evita a los ciber criminales con estas precauciones

Desde pagar un domicilio hasta suscribirse para ver películas por internet, pasando por sacar plata del banco. Acá puedes saber cómo evitar que te roben en estos casos.

por Santiago Cembrano
03 Julio 2019, 4:45pm

Ilustración de Emily López

Presentado por Bancolombia

Me acuerdo de que cuando empecé a usar el computador mi mamá me decía que tenía que tener mucho cuidado respecto a con quién hablaba y qué hacía en internet, porque había gente malvada intentando hacer cosas malas. Luego, cuando iba al banco, mi abuelita me decía que siempre tenía que estar muy pilas porque no faltaba la gente mirando quién daba papaya para robar. Mi tío, cuando íbamos a un restaurante, se concentraba a la hora de pagar y siempre miraba con atención su tarjeta. Siempre me pareció que exageraban, yo era relajado.

Ahora, mucho más grande y un poquito más maduro, los entiendo. La vida nos enfrenta a riesgos en cada paso que damos. Lo más mundano, como suscribirse a ver películas por internet, puede implicar un peligro para nuestras finanzas e información. Y ni hablar de los pagos por internet y los intentos de estafas o phishing a través de correos fraudulentos.

No creo que haya que llegar al extremo de ser paranoicos, pero definitivamente sí debemos prepararnos e informarnos mejor frente a todos los riesgos y amenazas que buscan vaciar nuestra cuenta de ahorros con tan solo conseguir partes de nuestra información financiera como los números de tarjeta o la clave del banco.

Daniel Giraldo, economista con experiencia en temas de finanzas, conversó con nosotros sobre qué medidas se pueden tomar en distintos casos para así evitar las estafas o los robos. Estas son las conclusiones de Giraldo para aumentar nuestra seguridad y evitar que seamos víctimas de estas tretas.

Al retirar plata de un cajero

Lo primero es un tema físico. Vivimos en un país con altas tasas de robo, entonces hay que fijarse en que no lo estén siguiendo o que no haya nadie sospechoso o usando su celular mucho y comunicándose. Por otro lado, vale la pena usar cajeros en los que nos sintamos cómodos y seguros, quizás en lugares interiores para que no estén en la calle a la vista de todos.

Sabemos cómo funciona un cajero, entonces todo tiene que verse normal. Si uno no siente eso, que la tarjeta no cabe bien, o hay un sonido raro o algo extraño en ese proceso simple, lo mejor es irse y buscar otro cajero. También es bueno tener claros los números de emergencia para reportar o solicitar acompañamiento a la policía, si es el caso. En síntesis, hay tres recomendaciones claves que ayudan: 1) Nunca recibir ayuda de extraños en el cajero 2) Evitar retirar grandes cantidades de efectivo y 3) Tapar el teclado con la mano a la hora de poner la clave.

Al asociar su tarjeta de crédito a plataformas que hacen cobros virtualmente

Algunas de estas plataformas de streaming cobran en dólares y a 24 cuotas, y eso significa más plata porque está pagando a dos años. Vale la pena separar esa plata con antelación y cancelar más de lo que el saldo mínimo de la tarjeta de crédito solicita. Otras sí tienen un precio en pesos colombianos que uno paga a fin de mes como cualquier otro servicio. Primero hay que entender eso: no dejar que la deuda se acumule a lo largo de los meses.

Al momento de inscribir tu tarjeta o cuenta en alguna plataforma, asegúrate de que la página de pago sea la oficial. También verifica que el sitio sea seguro, validando que la URL empiece por “https” y tenga el candado de seguridad cerrado. Hay que ser precavidos. Entonces la premisa es clara: siempre desconfiar de correos que te piden ingresar a un link para completar datos de tu tarjeta o tu usuario y clave del banco.

Cuando paga con la tarjeta débito o crédito pedidos a domicilio o en algún almacén

Hay que tener cuidado con la gente que lo quiera estafar a uno, que es tan fácil como tomarle foto por lado y lado a la tarjeta en tres segundos. Con un celular y video es muy rápido. Entonces no se debe sobreexponer encima del mesón, tenerla más escondida, y siempre estarla vigilando cuando se paga. Que nadie le pida la información a uno, que los recibos que nos dan no tengan cosas raras ni espacios en blanco como facturas o reclamos.

Los recibos y extractos bancarios es bueno destruirlos antes de botarlos porque ahí hay mucha información que te pueden robar. Es aconsejable cambiar la contraseña cada cierto tiempo. Es importante llevar un control de qué se está pagando, revisar los extractos, que tenga sentido. Un cobro de unos tenis o de un tiquete de avión diferidos a 24 cuotas puede pasar desapercibido, por eso hay que estar atento y llevar control de las facturas. Importante tener un buen antivirus y cuidar datos del celular, saber cómo bloquear los datos, o cambiar todas las claves de las aplicaciones.

Al hacer transferencias o pagos de servicios públicos e impuestos a través de plataformas de pagos

Si alguien tiene acceso a esa información puede hacer lo que quiera, hay que cuidar los datos. No hay que darlos ni prestarlos ni mandar fotos o información por WhatsApp o correo. Todo eso es fácil de robar. Vale la pena cambiar las contraseñas. Hay que fijarse en no entrar al sitio desde un correo que llegó. Que la página no tenga errores de ortografía. Reportar si hay algo raro. No dejar que lo llamen sino uno llamar. Puede servir también tener una tarjeta de crédito solo online, así no se la roban, y los montos son menores, el control es más adecuado. Es un tema de cuidado con los datos personales. Hay que entender que las transferencias tienen costo, más si son entre bancos distintos, saber ese costo para transferir el dinero que se quiere. También, mucho cuidado con las transacciones internacionales, desde afuera también intentan robar.

Hay que estar atento si en la pantalla del computador hay cosas extrañas. Si hay un pequeño flash y todo se desaparece y vuelve a aparecer o si el mouse se mueve solo, eso puede ser un virus que esté rastreando los datos. Siempre navegar en servidores que sean seguros y dispositivos también, hacer todo desde nuestro celular y computador, y en nuestra red de internet, no en redes públicas. Todo esto es de sentido común, pero la gente que lo intenta estafar a uno apela a ese sentido común. Hay que ser precavido con todos los detalles.

Desde VICE, en colaboración con Bancolombia, constantemente nos preguntamos qué herramientas prácticas podemos brindarles a nuestros lectores para que sus finanzas mejores y tengan más información para tomar mejores decisiones. Buscamos acompañarlos en la búsqueda de su bienestar, que sepan cómo proteger sus datos y dinero de manos ajenas. Con estas cuatro situaciones y sus respectivas recomendaciones esperamos que puedan aprender y usar algo de esto la próxima vez que salgan de compras.