Norma
Foto: archivo personal de Norma Mogrovejo
Edición 5: Orgullo

Norma Mogrovejo | Pensadora y pedagoga | Perú

“Orgullo de ser diferentes ante la imposición heterosexual”.
23 Junio 2020, 6:09pm

Lesbiana, anticapitalista, antineoliberal, autónoma y contra-amorosa. Así se define Norma Mogrovejo, una de las arqueólogas del movimiento lésbico en Latinoamérica (Abya Yala, para agregarle lo anticolonial). Aunque nació en Puno, un pueblo al sureste de Perú, se ‘sexilió’ en México ante la imposibilidad de vivir por fuera de la heterosexualidad obligatoria en una región históricamente conservadora y mojigata.

“No había puerta ni ventana que pudiera abrirse para encontrar un diálogo entre lesbianas”.

Desde entonces se ha dedicado a estudiar los movimientos lésbicos y su historia de acercamientos y rupturas con los movimientos gay y feministas en la región. Una historia caracterizada por la exclusión y la invisibilización de las luchas lesbianas. A esta genealogía dedica su primer libro Un amor que se atrevió a decir su nombre, en el que lanza una crítica a la institucionalidad del feminismo por las políticas públicas estatales, que nuevamente desdibujan al movimiento lésbico y responden a una agenda limitada por las lógicas del financiamiento.

Como resultado de este primer trabajo, Norma y otro grupo de lesbianas construyeron el Archivo Histórico Lésbico ‘Nancy Cárdenas’, que ahora hace parte del acervo histórico de movimientos sociales de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

A la par con los movimientos sociales, el trabajo de Norma ha mutado a discusiones que aguzan el ojo sobre los relacionamientos afectivos y el amor romántico como un dispositivo colonial que ha moldeado el orden social hegemónico. Un modelo de relacionamiento que coartó los movimientos de disidencia sexual a partir del matrimonio y la adopción en beneficio de las lógicas del mercado. Un tema que explora en textos como Del sexilio al matrimonio y Contra-amor, poliamor, relaciones abiertas y sexo casual, reflexiones de lesbianas del Abya Yala.

“La gran crítica que viene de la corriente del contra-amor es que el feminismo centró su agenda durante más de cuarenta años en el tema de la violencia contra las mujeres y le exigió al Estado políticas públicas para una vida libre de violencias hacia las mujeres. Sin embargo la violencia es la consecuencia y no la causa del problema. La causa está en las formas de relacionamiento entre hombres y mujeres o entre mujeres y es justamente el tema del amor”.

Hace seis años, junto a un grupo de activistas sociales y académicas, abrieron las puertas de la Escuela para la Libertad de las Mujeres en Oaxaca, México, una escuela feminista con perspectiva lésbica que comparte conocimiento con las mujeres de zonas urbanas e indígenas. Autodefensa Feminista; el Arte de La Desobediencia, dictado por la rapera Mare Advertencia Lírika, y Trabajos Técnicos Caseros son algunos de los módulos que ofrece la ELM.

“Son herramientas para que las mujeres sean autónomas de pensamiento en sus relaciones afectivas y en su defensa física frente a las violencias. Les posibilita los trabajos manuales y técnicos de la casa sin depender de ningún hombre y las impulsa a elegir proyectos de vida en trabajos tradicionalmente no femeninos. Nuestra apuesta es que sembrando autonomía cosechamos libertad”.

Norma es una de lxs cincuenta líderes en disidencia sexual y de género cuya vida celebramos en nuestra quinta edición, ORGULLO.

A Julio lo encuentras en Instagram y Twitter como @martinsubmarine.