Cultura

Un psicólogo nos explica los atentados terroristas de los "lobos solitarios"

Hay personas cuyas expectativas del mundo no son nada realistas, y cuando la sociedad no satisface esas expectativas, estos individuos tratarán de destruir lo que ellos perciben como impedimentos.
20 Julio 2016, 4:00pm

Agentes de la policía en el lugar donde ocurrieron los hechos, cerca del río Main en Würzburg; aquí, el joven afgano de 17 años fue abatido a tiros la noche anterior —Martes, 19 de julio de 2016. Foto por Michael Probst/AP/Press Association Images.

El lunes pasado por la noche, un joven armado con un cuchillo y un hacha atacó e hirió a los pasajeros de un tren que hacía su recorrido hacia la ciudad bávara de Würzburg. El ministro de interiores bávaro reveló que el agresor, de 17 años, había gritado "Allahu Akbar" y declarado a continuación su lealtad al Estado Islámico. Por el momento, se desconoce si el agresor había recibido instrucciones de la organización terrorista. No obstante, ha salido a la luz un video grabado por el propio joven y que se cree que podría haber enviado al grupo islamista radical momentos antes del ataque.

Gerd Reimann es psicólogo de urgencias y su labor consiste en ofrecer asistencia a los supervivientes y a los familiares de víctimas de ataques terroristas. Me puse en contacto con él para que me explicara qué puede motivar a un agente solitario a agredir a los pasajeros de un tren con un cuchillo y un hacha.

VICE: ¿Qué provoca que una persona actúe de esa forma?
Gerd Reimann: Las razones son muy variadas. En el caso de las masacres por motivos religiosos, lo más lógico es suponer que se originan a partir de un sistema de valores incompatible con el que tenemos en Occidente. Estas personas perciben nuestra sociedad —su diversidad, la democracia y la libertad— como el enemigo. A esto, además, se une la percepción de la muerte como el principio de una nueva vida llena de placeres, no como el final de todo. Los terroristas no temen el castigo y están convencidos de que la verdadera vida empieza después de la muerte.


Relacionado: Diez asesinos mexicanos contemporáneos


Otras personas matan porque sufren enfermedades mentales. Muchas veces lo hacen inspirados por fantasías de omnipotencia y por la creencia de que tienen todo el derecho a decidir quién debe vivir o morir.

¿Este tipo de enfermedades mentales pueden surgir a raíz de determinadas experiencias?
Hay personas que, a lo largo de sus vidas, experimentan situaciones que les provocan una rabia y desesperación intensas. Cuando sientes que no hay salida, buscas una válvula de escape para esos sentimientos, incluso si ello implica perder la vida. Luego también hay personas cuyas expectativas del mundo no son nada realistas. Cuando la sociedad no satisface esas expectativas, estos individuos tratarán de destruir lo que ellos perciben como impedimentos.

¿Crees que los atentados terroristas organizados inspiran a imitadores?
Sin duda, hay asesinos que perpetran crímenes atroces de forma reiterada y a veces son tomados como modelos a seguir por imitadores. Esto se conoce como el efecto Werther, basado en un estudio que demostraba que el hecho de difundir la noticia de un suicidio puede provocar un incremento del número de suicidios por imitación. Una persona introvertida, insegura y con carencias afectivas que viera la atención que los medios de todo el mundo prestan a un terrorista podría pensar, "Mi vida es triste y deprimente. Quiero hacer lo mismo que ellos y así llamar la atención de todo el mundo".

¿Crees que Estado Islámico aprovecha los atentados de los lobos solitarios para atribuírselos incluso cuando realmente no los han orquestado ellos?
El Estado Islámico está instrumentalizando el descontento que reina sobre todo entre los jóvenes marginados. Les prometen una vida llena de comodidades y sin conflictos a cambio de que se comprometan a una causa más elevada. Si a estas promesas le añades el concepto de que la muerte es apenas el comienzo de algo maravilloso, obtienes el germen del terrorismo.