Piñatita: el luchador más chiquito de Los Angeles es de Guadalajara

FYI.

This story is over 5 years old.

Fotos

Piñatita: el luchador más chiquito de Los Angeles es de Guadalajara

Piñatita es uno de los luchadores favoritos en la escena de Los Ángeles y destaca entre todos los demás porque es un luchador miniatura, es decir, padece de enanismo.
22 Mayo 2015, 3:00pm

El mundo de la lucha libre está lleno de color y de personajes misteriosos. En general se esconden detrás de sus máscaras y dejan que el público le eche un vistazo a la vida de un superhéroe. En este mundo, las personas promedio se vuelven celebridades.

Una de estas celebridades es el luchador conocido como Piñatita. Piñatita es uno de los luchadores favoritos en la escena de Los Ángeles. Destaca entre todos los demás porque es un luchador miniatura, es decir, padece de enanismo. Para las personas que no están familiarizadas, la combinación entre mini luchadores y un deporte que idealiza la fuerza física y el tamaño puede resultar muy extraña. Sin embargo, la cultura de la lucha libre le da mucha importancia al tamaño. De hecho, es común ver a Piñatita peleando con oponentes mucho más grandes que él y haciendo piruetas por los aires.

Pero cuando se quita la máscara, algo que los fans casi nunca ven, vuelve a ser un hombre ordinario llamado Arnold Virgen, originario de Guadalajara. Se enfoca en la lucha libre pero también ha salido en varios programas de televisión imitando a un gran número de celebridades. Es parte de una familia religiosa, tiene una hija de 12 años y pronto va a tener otro bebé. Lleva una vida tranquila en una casa a dos horas de Los Ángeles.

Es todo lo contrario al mundo surrealista y extravagante de la lucha. Sabe que los dos mundos son totalmente diferentes. De cierta forma, lleva dos vidas, como los superhéroes en los cómics. En una, lo aclaman como campeón. En la otra, es como todos nosotros, excepto que tiene que superar los retos que enfrentan las personas con enanismo.

Theonepointeight, un fotógrafo que vive y trabaja en Los Ángeles, pasó una semana documentando la vida de Piñatita dentro y fuera del ring. Lo acompañó en sus presentaciones, fue con él a su casa e incluso estuvo presente en la cita para el ultrasonido de su bebé. Sus fotografías son una mirada única a la vida de Piñatita, el luchador más chiquito en Los Ángeles.

Puedes ver más fotografías de theonepointeight en su página web y en su Instagram.