Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
VICE Sports

Perder es peor que sólo hacer el ridículo

En Corea del Norte perder un partido de futbol se castiga con trabajo forzado en las minas.

por Miguel Pazcabrales
14 Marzo 2012, 6:00am

Ya se nos fue Kim Jung Il, pero quedan los tormentos que Corea del Norte aún nos deja en la geopolítica mundial, especialmente con las locuras que Kim Jung Un pueda desatar, con 29 años de edad y educado en únicamente por su padre. La política no es lo mío, pero lo que sí me cuestiono es si el futbol norcoreano va a seguir la misma política que tuvieron durante el mandato de Kim Jung Il.

No tengo que explicar nada sobre los antecedentes de un país como Corea del Norte, si no chéquense la Guía Vice de Corea del Norte. Queda de más insistir en la opresión con la que vive la población de ese país (al menos es lo que vemos desde afuera). Y como todo país comunista, el deporte y el atletismo es central no sólo de la vida diaria de la gente sino que además es usado como herramienta de promoción política demostrando el poderío del país. Corea del Norte destaca en deportes olímpicos e incluso tienen un ranking respetable en hockey sobre hielo.

Pero para un país al que quizá lo único que le queda es el orgullo, perder es peor que sólo hacer el ridículo y más aún si eres el director técnico del equipo de futbol de Corea del Norte. Al igual que todos los equipos, el norcoreano tiene sus historias gloriosas en las páginas del futbol mundial, como cuando llegó a cuartos de final en el mundial de Inglaterra 1966. Esto es más lejos que lo que México ha podido lograr en su historia de mundiales (cuartos de final no siendo sede). En ese mundial le ganaron a Italia por la mínima y fueron eliminados por Portugal.

La BBC de Londres le dedicó este documental a la selección norcoreana, ya que Corea del Norte no había vuelto desde esa vez a un mundial. Asistieron a Sudáfrica 2010, en el mismo grupo que monstros del futbol como Brasil y Portugal.

Nunca antes se había transmitido un partido de futbol en vivo para la población norcoreana. Después de que perdieron el primer partido ante Brasil sólo dos a uno haciendo un papel “decente”, Kim Jung-Il decidió transmitir el juego ante Portugal, con quien perdieron 7 goles a 0.

Yo estuve en ese partido de Corea del Norte ante Brasil en el Ellis Park del centro de Johannesburgo. Mi inquietud era saber si habría alguien apoyando a Corea del Norte y para mi sorpresa había un grupo de gente, vestida con camisas rojas y banderas de del país norcoreano. Al medio tiempo me acerqué a ellos intentando tomar fotos; los que estaban en las gradas no querían, pero los que estaban en los pasillos felices de la vida tomaban cerveza y se dejaban tomar fotografías. Días después el mundo se enteró de que ese grupo había sido contratado por la federación de futbol norcoreana para apoyar al equipo, ninguno era de Corea del Norte.


Esta imagen es el super Yo del Chollima (equipo norcoreano de futbol)

Han pasado casi dos años desde el mundial. Corea del Norte después perdió de nuevo ante Costa de Marfil y el Chollima (el caballo alado, el mote del equipo) regresó a su país. Para Kim Jung-Il el equipo había hecho el peor de los ridículos y por ello tenían que ser castigados. El equipo fue expuesto en una plaza pública a seis horas de gritos e insultos por el pueblo en general, varios de los jugadores fueron castigados realizando trabajos forzados en minas y del director técnico no se sabe nada hasta el día de hoy. El único que se salvó fue el jugador Jong Tae-Se porque lloró durante el himno cuando el juego de Brasil del orgullo de ver a su país en ese puesto, como podemos ver en este video.

Según varios artículos, fue el mismo Kim Jung-Un el que más se encabronaba por las derrotas deportivas de Corea del Norte; era él mismo el que mandaba a campos de concentración a los atletas que él consideraba que habían hecho el ridículo por su país. Fue él quien desapareció del mapa al director técnico Kim Jong-Hun y ahora con Kim Jung-Un al poder dudo que sepamos más de ese entrenador y de muchos otros deportistas y atletas que desaparecerán en el futuro norcoreano.

Sigue en Twitter a @Pazcabrales

Tagged:
futbol
Kim Jong-il
yo
deportes
corea del norte
kim jun ung
cholima