Las familiares e incómodas fotografías de Kyoko Takemura

Platicamos con esta fotógrafa sobre sus intenciones críticas, proyectos e inspiraciones.

|
dic. 1 2017, 1:00am

Canned, Kyoko Takemura

La normalización y sistematización de nuestros ritos ha nublado y disminuido la fuerza con la que percibimos y desmenuzamos nuestras experiencias, muchas veces provocando que pasen de largo símbolos, objetos u acciones concretas que tienen más fondo y significado que los aparentes.

Kyoko Takemura trabaja a través de diferentes medios, principalmente con fotografía y animación. Kyoko nació en Japón y su intención principal es resaltar la verdad de los objetos y buscar más allá de su función y perspectiva.

La intención de Takemura es que, mediante sus obras, la audiencia pueda reflexionar sobre la naturaleza humana y las consecuencias que estamos dejando con nuestros inventos. Dos de sus ejes conceptuales más explorados son los problemas universales que surgen de las barreras del lenguaje y las clasificaciones étnicas.

Kyoko estudió diseño gráfico y ahora vive y trabaja en Berlín. Platicamos con ella para conocer más de su obra y sus intenciones conceptuales.


_ F O T O G R A F Í A

Cabinet of Life

¿Cuál es la idea detrás de “Cabinet of Life”?

Utilicé los peces para que pareciera que navegan entre la frontera de lo animado y lo inanimado. No podemos saber con solo verlos si tienen alma, lo que indica lo poco que sabemos sobre la vida (y la muerte). La pecera es una fuente de vida pero también puede ser un gabinete de muerte.

Este proyecto empezó como algo muy primitivo y como una pregunta básica sobre mi propia existencia. ¿Qué es este estado extraño sobre yo estando viva? La invisible y accidental condición de que en cualquier momento puede llegar la muerte.

La muerte nos mantiene vivos. Sin ella no existimos. Pero nadie puede explicar exactamente qué es, cuándo y dónde puede pasar. Puedo morir esta tarde y alguien murió esta mañana.

Me fascina la naturaleza persistente del nacimiento y la muerte en este mundo. Es algo como una máquina. Considero que quizá todos los seres vivos somos recipientes desechables de algo que se llama “vida” y mientras siga siendo sustentada de alguna manera, la existencia de los individuos no le preocupa (por eso morimos).

Aunque no soy una persona espiritual, me parece que algo milagroso reside dentro de mí mientras estoy viva.

Los peces que fotografíe solían ser esos recipientes hasta que la vida decidió morar en ellos. Pero ahora ya se fue, ya no tienen utilidad. Como nosotros en algún punto de nuestra existencia.

Canned

¿Nos puedes contar sobre el proceso detrás de “Canned”? ¿Qué es lo que tratas de representar?

Este proyecto trata de presentar una discusión escondida e ignorada sobre la verdad de la vida diaria. Hice unos experimentos para tratar de obtener la mezcla correcta de ingredientes coagulados para solidificar el líquido dentro para que la comida mantenga la forma del recipiente que los contiene. Después, cuidadosamente saco la comida de las latas de y las fotografío.

Veo a la comida enlatada como esculturas involuntarias formadas por las demandas de la gente para ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo.


_ A N I M A C I Ó N

¿Cómo encuentras los temas para tus animaciones? ¿Hay alguna relación entre tus ilustraciones, fotografías y animaciones?

El motor de mis proyectos es la curiosidad. La observación y reflexión de la vida cotidiana eventualmente forma resultados visuales. Trato de encontrar la mejor manera de que mis ideas resulten, varían dependiendo de los temas en los que me enfoco. Me apoyo en la fotografía para proyectos sobre comida o animales porque son visualmente poderosos y grotescos. Creo que los seres vivos y sus creaciones tienen formas misteriosas. Mientras que la animación la veo como el mejor medio para explicar procesos y narrativas; veo mucho espacio para explorar entre el sonido e imágenes móviles.

Para mí, la ilustración es más como algo que hago sin pensar mucho, puedo jugar con líneas, formas y la relación entre objeto y espacio.

¿Cuántas personas están involucradas en el proceso?

Sólo trabajo conmigo misma, desde el inicio hasta el final.


_ I L U S T R A C I Ó N

¿Cuál es tu proyecto favorito?

La ilustración de la portada de La Naranja Mecánica

¿Por qué estás tan interesada en la comida?

Creo que cada plato representa la personalidad y estética de diferentes razas y etnias, lo que es muy interesante. La necesidad universal de alimentarnos convierte a los ingredientes en piezas de arte de manera única e individual.

También, creo que el comer es un extraño comportamiento si lo extraemos de su contexto cultural. El mundo interno conoce al externo. La comida es un estimulante directo de nuestras neuronas sensoriales y estimula simultáneamente los cinco sentidos. Me es difícil no obsesionarme. A veces me siento agobiada y necesito parar a medio camino mientras estoy comiendo. Si examinas la comida como un objeto, su color, textura y consistencia… Es como un universo en miniatura y aparte es comestible.


_ G E N E R A L

¿Cuál crees que es el mayor problema en la industria de la comida?

Comida sospechosa que está disfrazada en un empaque agradable. Sabores artificiales que estimulan de más al cerebro para que los consumidores la compren. Apreciamos los precios bajos y la eficiencia que pudo ser lograda por la tecnología, pero el precio de su elaboración y cómo lo hacen permanece en nuestros puntos ciegos y desconocidos.

Conoce más de Kyoko en su sitio.

Luis es editor de Creators y puedes seguirlo en Instagram:

@sinmuchasfotos

Relacionados:

Las diferencias raciales como síntoma de creación y singularidad

Los finalistas del concurso de foto ‘Comedia Animal Salvaje 2017’

40 años tomando fotos de larga exposición en carnavales

Más VICE
Canales de VICE