Publicidad
francia

La Costa Azul se ha convertido en un centro de reclutamiento de yihadistas

El atentado de Niza ha dejado al descubierto lo que ya alertaban las autoridades: Niza se convirtió en uno de los bastiones más activos del yihadismo galo: de su costa ha salido ya el 10 por ciento de los terroristas franceses reclutados en 5 años.

por Pierre Longeray
19 Julio 2016, 6:20am

Policía forense trabaja en 'Promenade des Anglais' después de que un camión arrollara a la multitud durante la celebración del aniversario de la toma de la Bastilla en Francia, el pasado 15 de julio. (Imagen por Olivier Arigo/EPA)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El jueves pasado, el 14 de julio, la ciudad de Niza celebraba la fiesta nacional francesa: el día de la toma de la Bastilla. A las once de la noche un individuo embistió al volante de un camión alquilado a parte de la muchedumbre concentrada en el paseo marítimo de la población costera. Estado Islámico tardaría 36 horas en reivindicar el atentado, y ni siquiera a horas de hoy sigue estando claro el vínculo entre el responsable de la masacre y la organización yihadista.

Sin embargo, la gendarmería francesa tuvo claro enseguida que la matanza, que se ha cobrado la vida de 84 personas y cuyo balance de muertos podría incrementar, era cosa de alguna organización yihadista. El conductor del camión sería identificado horas después del atentado comoMohamed Lahouaiej Bouhlel, un tunecino de 31 años. Bouhlel era un hombre de religión musulmana que nunca fue especialmente devoto y del que se desconoce que tuviera vínculo alguno con el extremismo religioso.

El presidente francés François Hollande tuvo muy claro desde el principio que la matanza orquestada en Niza llevaba idéntico sello a los dos atentados perpetrados el año pasado por Estado Islámico en París, que se cobraron las vidas de 147 personas. El primer ministro francés, Manuel Valls, proclamó horas antes de que Estado Islámico reivindicara el atentado, que se trata de la obra "indudable de un terrorista vinculado con el radicalismo musulmán".

Niza es una ciudad idílica, una ciudad residencial enclavada en el corazón mismo de la Costa Azul francesa, que en los últimos años se ha convertido en un centro de reclutamiento de yihadistas. Las autoridades galas estiman que, desde 2013, alrededor de 55 personas habrían abandonado sus distintos lugares de origen repartidos por la zona para viajar rumbo a Siria e Irak.

Niza es la capital de la prefectura de los Alpes Marítimos, el feudo del que salen el 10 por ciento de los franceses que dejan su país para sumarse a la causa del terrorismo islamista. El experto en yihadismo y periodista de la emisora RFI David Thomson estima que actualmente alrededor de 100 individuos procedentes de Niza y alrededores estarían luchando junto a las tropas de distintas formaciones criminales yihadistas.

¿Qué lleva a alguien a matar por religión y cómo afrontarlo sin violencia? Leer más aquí.

La situación convierte a los Alpes Marítimos en uno de los dos mayores caldos de cultivo de yihadistas franceses, además de Seine-Sant-Denis, el otro proverbial feudo galo.

Además de los exiliados conocidos, las autoridades francesas estarían también al corriente de la existencia de otros 427 individuos radicalizados procedentes de la región de los Alpes Marítimos, lo que la convertiría en la tercera provincia más afectada por el fenómeno.

Y lo cierto es que resulta imposible hablar de radicalización en Niza sin mencionar al yihadista francosenegalés Omar Diaby. Diaby es más conocido por su sobrenombre musulmán, "Omar Omsen". Se trata de un individuo de 41 años del que se cree que habría mandado ya a decenas de yihadistas locales rumbo a Siria en los últimos años. Omsen nació en el barrio proletario de Bon-Voyage y empezó a acumular antecedentes por pequeñas faltas cuando era adolescente. Ha pasado por prisión en multitud de ocasiones.

Omsen empezó a tener seguidores a partir de 2012, después de subir varios vídeos de propaganda yihadista a YouTube en 2012. Entonces publicó sus vídeos bajo el alias "19HH" — 19 por el número de terroristas implicados en el 11-S y HH como ideogramas que representan a las Torres Gemelas.

Omsen simuló su propia muerte en 2015 para poder someterse a una intervención quirúrgica en Siria, país donde se cree que sigue estando a día de hoy. Allí estaría al frente de una "katiba", un batallón de soldados que luchan para el Frente al-Nusra, la franquicia siria de la organización terrorista afgana Al-Qaeda. Se cree que muchos de los combatientes de su escuadrón proceden de Niza.

Solo algunos kilómetros más allá de Niza, se erige la ciudad costera de Cannes, que también se ha convertido en un hervidero de yihadistas. Las autoridades francesas trabajaron entre septiembre de 2012 y febrero de 2014 en desarticular la red yihadista conocida como Cannes-Torcy, cuyos miembros procederían tanto de Cannes como de Torcy — una pequeña población al este de la capital de París. La policía ha detenido a varios miembros de la organización a quienes se acusaría de haber participado en la maquinación de cuatro atentados terroristas.

El último de los atentados que habrían planeado pretendía golpear el carnaval de Niza de 2014 — una celebración histórica que convoca a cientos de miles de espectadores cada año. Tres días antes de que arrancaran las celebraciones, las autoridades detuvieron a un individuo que volvía de Siria y que planeaba explosionarse en mitad de la muchedumbre.

Los community manager de la yihad: el reclutamiento de Estado Islámico en las redes. Leer más aquí.

En octubre de 2014, 11 miembros de la misma familia — entre ellos varios niños — dejaron Niza para emprender rumbo a Siria. Ivano Sovleri, cuya hija y dos de sus nietos se contarían entre los exiliados, declaró a las páginas del periódico local Nice Matin que su hija le habría dejado una nota escrita a una amiga en la que aseguraba que "no se suponía que tuviera que ir, pero una vez Alá me estaba observando ya no había marcha atrás".

Claro que otro de los quebraderos de cabeza de Niza son los yihadistas retornados. En enero de 2015 France Info denuncióque un joven de 19 años de Niza habría combatido en Siria entre diciembre de 2013 y junio de 2014. El joven se entregó a las autoridades a su regreso. El abogado del arrepentido habría denunciado que su cliente habría combatido junto a otros 19 jóvenes de entre 14 y 19 años que habrían sido reclutados del mismo bloque de apartamentos en Niza.

Niza lleva tiempo consagrada a la misión de atajar el incremento de la radicalización de sus vecinos y de prevenir nuevas fugas. El ayuntamiento de la ciudad ha auspiciado ya varias iniciativas basadas en la colaboración entre profesores, psicólogos y magistrados. Si bien todavía es pronto para calibrar su éxito, la cúpula policial de la ciudad asegura que en el último año tan solo una persona habría emprendido el mismo rumbo que las casi 500 que han viajado hasta allí en el último lustro.

Sigue a Pierre Longeray en Twitter: @PLongeray

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES

Tagged:
VICE News
cannes
Europa
conspiracion
terrorismo
Estado Islámico
Torcy
yihad
niza
alpes marítimos
atentado niza
costa azul