'I Gotta Feeling' de The Black Eyed Peas es la canción más deprimente del universo
Imagen vía YouTube

'I Gotta Feeling' de The Black Eyed Peas es la canción más deprimente del universo

Este espantífero himno festivo, lanzado al inicio del verano en 2009, me llena de una tristeza sin igual.
traducido por Sarah Oliveira
traducido por Laura Castro
03 Mayo 2018, 9:43pm

Trabajé en un bar entre los 18 y los 21 años. No lo detestaba, pero tampoco lo describiría como "bueno". Más de la mitad de los empleados asistieron a la misma universidad que yo y una de las preguntas típicas en la entrevista de trabajo para que te contrataran en el bar era “¿a qué celebridad invitarías a cenar?”, por lo que el ambiente era aparentemente divertido e informal. Hasta que llegaba el día en que no vendías la cantidad requerida de bebidas. Entonces ya no era ni divertido ni casual. De cualquier forma, como debe saber cualquiera que haya tenido que trabajar doble turno sirviendo cócteles Woo Woo a los estudiantes de ciencias del deporte: una parte de tu alma se marchita cuando trabajas en un un lugar así. Tienes una sensación muy específica de “maldita sea mi vida”, un ligero temor que se instala en la boca de tu estómago antes de entrar al bar, y permanece ahí durante las siguientes 14 horas hasta que por fin puedes ir a casa y exprimir el Sambuca de tus tenis de lona.

Justo a la mitad de mi período laboral en el bar de la avenida principal, una canción particular fue lanzada. Una canción que, hasta el día de hoy, tiene el poder de hacerme sentir una tristeza como ninguna otra. Una canción que penetra profundamente en el núcleo de mi ser, crea un agujero y lo llena de tristeza. Esa canción es 'I Gotta Feeling' de The Black Eyed Peas.

Lanzada al inicio del verano de 2009, 'I Gotta Feeling' es una canción pop sobre tener una buena noche, galardonada con un Grammy . Pasó 14 semanas consecutivas en el número 1 de la lista Billboard Hot 100 y se convirtió en la canción digital más vendida de todos los tiempos en aquel momento. Fue la canción más exitosa del siglo XXI en todo el mundo hasta 2014, cuando fue superada por "Happy" de Pharrell. También es la canción más deprimente en la historia de la música. Y, como para probar ese punto, sonó varias veces por noche, todas las noches, en el bar donde yo trabajaba.

Se supone que es alentadora, ¿no? En una entrevista con Marie Claire en la víspera de su lanzamiento, el famoso Black Eyed Pea will.i.am afirmó que la canción estaba "dedicada a todas las personas del mundo a las que les gusta salir de fiesta". De hecho, 'I Gotta Feeling' al parecer se ajustó a la perfección a esa descripción. Durante años, representó el clímax absoluto al final de la noche, el cual subrayaba la idea de que sin importar el evento del que se tratara, era divertido. Reinaba en las reuniones laborales, los anuncios, los videojuegos, los Juegos Olímpicos, los cumpleaños de niños, los cumpleaños de ancianos y especialmente en los asombrosos videos coreografiados de bodas en los que por alguna razón la gente invertía mucho dinero. Fue específicamente diseñada para ser el himno de cualquier ocasión edificante en virtud de que evita cualquier característica que pueda limitar su alcance. Para tal efecto, elude todas las emociones humanas posibles y termina en el infierno.

No había pensado en ella por años. Pero, como todos los motivos de trauma, volvió a mí cuando menos lo esperaba. En la víspera de Año Nuevo, mientras un cajero visiblemente contrariado escaneaba mi cerveza, mi whisky y mi humus en un supermercado, la canción sonó de nuevo. Su incesante ritmo punzante perforaba el aire, insistiendo en que esta noche será una buena noche. Me molestó tanto que dejé de embolsar mis artículos, abrí la aplicación de notas en mi teléfono y escribí: "I Gotta Feeling" de The Black Eyed Peas es la canción más deprimente que jamás se haya escrito. Antes de continuar, veamos su letra:

I gotta feeling that tonight's gonna be a good night
That tonight's gonna be a good night
That tonight's gonna be a good, good night

A feeling that tonight's gonna be a good night
That tonight's gonna be a good night
That tonight's gonna be a good, good night

A feeling, woohoo, that tonight's gonna be a good night
That tonight's gonna be a good night
That tonight's gonna be a good, good night

Los Black Eyed Peas construyeron toda una carrera sobre la elaboración de una declaración muy simple y a fuerza de repetirla una y otra vez hasta el cansancio. Esta formula no es nada nuevo, pero sin duda "I Gotta Feeling" es su manifestación más desvergonzadamente miserable. Además, tuvieron la audacia de componerla en sol mayor, que, en la música barroca, se considera la "tonalidad de la bendición", conectada a emociones positivas como la satisfacción, la gratitud y la paz. A diferencia de a Piano Trio No. 39 de Haydn, a la canción de los Black Eyed Peas le falta emoción. Más bien, la caracteriza su ausencia de sentimiento. "I Gotta Feeling" localiza el sentimiento y lo anula, es un agujero negro en el cosmos de la alegría. En la fantasía épica de 1984 The Neverending Story, un cuento sobre un universo ficticio basado en la imaginación humana en el que el villano es literalmente “la Nada", una criatura asesina de la oscuridad describe a "la Nada“ como "el vacío que queda, como la desesperación que destruye a este mundo". Luego continúa diciendo que "las personas que no tienen esperanzas son fáciles de controlar", lo que cual tal vez sea una exageración, pero hasta ese punto se podría sustituir sin problemas "la Nada" por "I Got a Feeling".

Considera, por un momento, sus influencias. "I Gotta Feeling" tiene un ritmo parecido al de una canción extremadamente discordante de finales de los 90 llamada " Take A Dive" de un tal Bryan Pringle, a quien nadie había escuchado hasta que intentó demandar a The Black Eyed Peas por violación de los derechos de autor (algo insólito, porque su música es mala). La melodía se inspira orgullosamente en U2, que es sin duda una de las bandas de rock más decepcionantes que existen. Y la línea "woohoo", posiblemente un momento destacado de celebración en lo que respecta a la letra, fue tomada de "Every Breath You Take" de The Police, que es, como todos saben, una miserable pieza de soft rock sobre un acosador obsesivo disfrazada de canción de amor. Reflexionando acerca del más grande éxito de la banda, el baterista de The Police, Stewart Copeland, dijo: "En mi humilde opinión, esta es la mejor canción de Sting con el peor arreglo". El propio Sting dijo: "La canción en sí es genérica, la unión de varias otras, pero las palabras son interesantes". Así que ten eso en mente al considerar que la parte que The Black Eyed Peas eligió como inspiración fue el "woohoo".

Sin embargo, más allá de su composición, el mayor problema con "I Gotta Feeling" es que su premisa es completamente defectuosa, tiene lugar en un momento previo a que la diversión ocurra; está arraigada firmemente en el momento previo a la fiesta. Proclamar repetidamente las buenas sensaciones que tienes sobre los eventos que ocurrirán durante la noche es una maldición. Al igual que la víspera de Año Nuevo o un cumpleaños o cualquier ocasión donde la diversión se prescribe como parte de la agenda en lugar de algo que florece de manera orgánica, "I Gotta Feeling" se asfixia bajo el peso de su propia insistencia. Ninguna noche realmente memorable ha comenzado nunca con la afirmación "I know that we'll have a ball!" [¡Sé que vamos a pasarla increíble!]. Ni una sola vez la sugerencia "Let's go way out, spaced out and losing all control!" [¡Salgamos, divirtámonos y perdamos todo el control!] ha conducido a algo que no sea llegar prematuramente a un club nocturno y beber un trago tras otro de manera forzada para terminar tu loca noche de diversión a las 11:45pm. Nunca, en la historia de las fiestas y la diversión, esto ha sido algo más que un conjuro para la decepción: "I gotta feeling that tonight's gonna be a good night. That tonight's gonna be a good night. That tonight's gonna be a good, good night" [Tengo la sensación de que esta será una buena noche. Que esta será una buena noche. Que esta será una buena, muy buena noche].

Si bien estoy dispuesta a admitir que la canción se arruinó para mí principalmente por asociación —después de todo, es imposible acoger verdaderamente el concepto de "fiesta todos los días, f-f-f-f-fiesta todos los días" cuando el vodka se ha impregnado en tus dedos y todo tu cuerpo huele al agua acumulada en el fondo de un lavaplatos—, realmente creo que esta canción fue creada como una señal que le indica a la gente que es hora de que se rinda y se vaya a casa. Si la película adolescente Superbad nos enseñó algo, es que la fórmula para crear buenos recuerdos es la casualidad. ¿Cuántas veces alguien se acercó a ti en una fiesta para preguntarte "¿te la estás pasando bien?" y no mató de inmediato toda la diversión? La primera regla para divertirse es no fijar tu atención en la diversión. Nunca debes concentrarte en la diversión, para que no te vuelvas instantáneamente consciente de su presencia y, por lo tanto, quedes absorto en ese momento, que es, según el budismo y otras sabias filosofías, cuando puede ocurrir la verdadera alegría. Tal vez lo estoy haciendo mal, ciertamente nunca he sido el alma de la fiesta, pero mi experiencia con respecto a pasarla bien nunca ha tenido nada que con salir de fiesta y gritarle a la noche "TÚ. SÉ BUENA AHORA”.

Sé lo que estás pensando: "I Know There’s Gonna Be (Good Times)" de Jamie xx, ¿no es literalmente lo mismo, Emma? Y te fascina, ¿no? Al escribir para el aclamado sitio web musical Noisey en el año 2015, dijiste que tenía "tantas vibras distintas que prácticamente podías clasificarla como un juguete sexual”. Y tal vez tengas razón, pero lo que tienes que entender en ese caso es: Popcaan canta en esa canción.

Sigue a Emma en Twitter**.**

Este artículo fue publicado originalmente por Noisey UK.