secuestrar algunas mujeres en el metro de la Ciudad de México
Foto: Andrea Murcia/CUARTOSCURO.COM
VICE NOTICIAS

Así es como han intentado secuestrar algunas mujeres en el metro de la Ciudad de México

Las estaciones con más casos ocurridos este año son Martín Carrera, Barranca del Muerto, Mixcoac, San Antonio, Indios Verdes, Coyoacán y Ermita.
30 Enero 2019, 10:34pm

Hoy me pasó. En el metro Martín Carrera vi a un señor que me estaba mirando. Era un señor un tanto alto, moreno, chino y gordo, con una chamarra verde. Me quité los audífonos y escuché como otro tipo le decía: “No, la de negro no porque está embarazada”. Acto seguido, al salir del metro, me tomó del brazo y me dijo: "Espérate güerita, si gritas es peor”. Se esperó a que toda la gente se fuera y vi como el otro tipo con el que habló se llevaba a otra chava igual que a mí.

Me dijo: “camínale”, y me tomó de la mochila. Le dije: “por favor déjame. Mira, llévate mi celular, está nuevo, cuesta 5 mil pesos. Y llévate mi cartera, traigo ahí 600 pesos". Él me dijo: “no güerita”. En un momento me intenté jalar para correr. Pude correr y me agarró del cabello, me regresó y me dio un puñetazo en la cara. Yo por miedo me bloqueé y por el golpe me mareé. Veía borroso, además no traía mis lentes.

Perdí de vista a la otra chavita, y lo único que me pasaba por la cabeza era que quizá ya no iba a regresar a ver a mi familia, a mis perras, a mi novio. Y entré más en pánico. Después noté como el señor estaba viendo hacía la avenida como esperando algo y en un momento que vi que volteó, me zafé porque me jalé fuerte y me eché a correr. No supe cómo corrí tan rápido que alcance a un camión y me subí. Afortunadamente pude llegar a mi casa sólo con un golpe en la cara y llena de miedo. Estoy sumamente asustada y preocupada por la otra niña que ya no pude ver, y me siento impotente, culpable y frustrada por no poder hacer más por ella.

***

Itzie, una chica de la Ciudad de México subió este relato ayer a Facebook, junto con una foto donde se le ve un golpe en el rostro. En tan sólo un día, su post ha acumulado 56 mil reacciones y más de 160 mil personas lo han compartido. No es el único. En los últimos días decenas de chicas han subido a redes sociales experiencias similares. En todos los casos las intimidan en estaciones del metro o en zonas aledañas. En muchos relatos, los hombres que pretenden raptarlas fingen ser sus novios para que los testigos no las auxilien.

“¡Cálmate mi amor! No se preocupen sólo está haciendo un berrinche”, le dicen los captores a las personas que observan el secuestro en curso. Lo hacen en estaciones bastante concurridas, en los cuatro puntos de la ciudad en horas pico, cuando cientos de usuarios abordan los trenes.

La ola de testimonios de mujeres que lograron escapar antes de ser secuestradas motivó a que el día de ayer se hiciera un mapa sobre los puntos donde se han presentado estos casos. Hasta el último corte, se habían contabilizado 34 intentos de secuestro ocurridos en este año —más de un ataque al día— y nueve el año pasado. Las estaciones con más casos este año son: Martín Carrera, Barranca del Muerto, Mixcoac, San Antonio, Indios Verdes, Coyoacán y Ermita. Pero también se han registrado ataques en Chabacano, Boulevard Puerto Aéreo, Impulsora, Nativitas, Periférico Oriente, Universidad, Canal del Norte y otros.

El mapa se creó con base en las denuncias que han hecho las mujeres en distintas redes sociales y es un esfuerzo de varios usuarios de Facebook para identificar en qué puntos están ocurriendo los intentos de secuestro. Los creadores han identificado un patrón en los atacantes. Cuando logran sacar a las chicas de las estaciones los esperan tres autos distintos: una camioneta tipo van color blanco, un Aveo negro y un Jetta blanco. En la gran mayoría de los casos, los captores no mostraron ningún arma de fuego o punzocortante.

Por su parte, a través de su cuenta oficial de Twitter, el metro de la ciudad señaló que “en ninguna de las 195 estaciones de la Red del Metro, hay registros de denuncias asociadas a intentos de secuestro”. También recordaron que en apoyo a la seguridad de las usuarias, se tienen destinados vagones exclusivos en toda la Red, con horarios permanentes.

Pero datos de la Procuraduría General de Justicia de la capital —publicados por el diario El País— señalan que entre 2015 y 2018 han desaparecido 153 personas en las instalaciones del metro; 15 de estas desapariciones ocurrieron el año pasado. Sin embargo, no se sabe cuántas de esas personas eran mujeres.

***

Más allá de las cifras, el tema se viralizó el día de ayer y los testimonios inundaron la redes:

“En la estación del metro Boulevard Puerto Aéreo estaba esperando a que llegara el metro y un joven de entre 20 y 25 años se me acercó muchísimo y sentí que recargó algo en mi costilla —no estoy segura si era un cuchillo o una pistola—. Al principio creí que me iba a asaltar, pero me dijo: ‘vas a salir conmigo y verás una camioneta blanca, te vas a subir y si alguien te dice algo dices que es tu Uber’. Me quedé paralizada y comenzó a darme un ataque de ansiedad por lo que empecé a llorar, y una señora —a la que no tuve oportunidad de preguntarle su nombre— me dijo: ‘¿estás bien?’, no pude contestarle y se dio cuenta de lo que estaba pasando, empezó a gritar: ‘¡fuego, fuego!’. Y la gente empezó a vernos y un policía se acercó; fue así como el joven me soltó y se dio a la fuga”, contó Eunice.

Por su parte, Luu relató que ayer, aproximadamente a las 8:39 de la mañana, vio cómo un tipo sujetaba a una chica de unos 16 años que se mostraba incómoda. Ella se acercó para ver qué ocurría, fingiendo ser familiar de la menor. El hombre le respondió: “Tú ni te metas o vas a valer verga”. Comenzó a forcejear con el tipo para arrebatarle a la chica, pero a pesar de que en el vagón iban varias personas nadie la ayudó. Lo golpeó en la entrepierna y ambas huyeron. Se bajaron en el metro Martín Carrera. La menor apenas podía hablar, le dijo que el hombre la venía siguiendo desde Coyoacán. Es decir, la siguió durante más de 20 kilómetros de la red del metro en un trayecto que dura poco menos de una hora sin que nadie más la auxiliara. “¿Se dan cuenta de cómo pudo ser esta historia?”, preguntó Luu.

Así cada vez más chicas cuentan su experiencia. Grace lo hizo en Twitter; en un hilo narró cómo fue rodeada por cinco hombres y una mujer. Uno de ellos dijo: “Por ésta sí nos dan un 20 ¡Cámara, llévatela!”. Cuando escuchó la cantidad de dinero que pagarían por ella surgió su instinto de supervivencia y se zafó de sus captores y escapó. Eran las 2:30 de la tarde en el metro Chabacano, justo la hora en la que cientos de personas cruzan cada minuto esa estación, una de las más abarrotadas de la red.

***

En días recientes se ha relacionado a una página de Facebook con los intentos de secuestro en el metro. Se trata de “Es mi CRUSH metro CDMX”. En la fan page con más de 55 mil seguidores, usuarios y usuarias comparten fotos de la persona que les gustó durante su trayecto en el metro; el objetivo es encontrarla para saber si hay un interés mutuo.

En ese sentido, el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública afirmó que en la página, además de las fotografías, se comparten horarios y lugares de abordaje que pueden ser aprovechados por secuestradores. Pero los administradores de la página aseguran que iniciaron con ese tipo de publicaciones por mero ocio copiando otras páginas similares que existen en prepas y universidades.

En entrevista con VICE, aseguran que Facebook no les ha enviado alguna alerta o sanción por el contenido que publican. Para ellos, la investigación del Consejo es deficiente porque habla de secuestros ocurridos el año pasado y su página comenzó a subir las fotografías a mediados de este mes. “Sólo buscan a quién culpar”, dicen mediante mensajes de texto.

Además, mencionan: “Si tuviéramos relación con alguna persona desaparecida que ha salido en esta página, podríamos colaborar con las autoridades sobre quién pidió subir esa imagen. Pero tampoco hemos recibido ningún mensaje de las autoridades”.

A la pregunta sobre si sus publicaciones fomentan un delito —ya que el código penal de la ciudad prohíbe tomar fotografías con índole sexual sin consentimiento de las personas que aparecen en las imágenes— responden que si alguien les pide bajar su foto porque fue tomada sin su consentimiento, lo hacen. Afirman que al día bajan al menos una publicación por ese motivo. “En cuanto a las redes sociales, aún hay muchas lagunas en lo legal. En la página recibimos más fotos de hombres que de mujeres, por más raro que parezca”.

***

Omaira Ochoa Mercado, defensora de derechos humanos, señala que es lamentable ver que en los testimonios de la chicas prevalece la indiferencia de los usuarios: “no las ayudan; en los relatos hay gente cerca y pocas veces las apoyan”.

Ante la situación que se vive en el metro, Omaira sugiere la autodefensa, entendida no sólo como la reacción física para salir de la situación de riesgo, sino también como la creación de redes de acompañamiento y solidaridad entre mujeres. “La forma en qué las chicas han logrado contarnos su testimonio es gracias a la autodefensa; no nos queda de otra ante la inacción del estado”.

Mientras los casos de mujeres atacadas se amontonan en las redes, el día de hoy la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmó que hasta el momento no existe información en la Procuraduría capitalina sobre los intentos de secuestro de mujeres en el metro. Aunque señaló que ya le indicó al secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez, que se reúna con las personas que han denunciado en redes para corroborar la veracidad de su relato.