Publicidad
Sexo

El lubricante no es tu enemigo

A veces, una ayuda para reducir la fricción es solo eso: una ayuda.

por Katie Way; traducido por Daniela Silva
11 Octubre 2019, 4:51pm

Foto por Megan Madden vía Getty Images 

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

A primera vista, el lubricante no parece un tema controversial. ¿Qué se podría discutir sobre una sustancia semiviscosa diseñada para reducir la fricción durante el sexo? Podríamos decir que nada; sin embargo, para algunos la sola existencia del lubricante es un asunto serio de discusión. ¿Qué carajos todos esos complejos que las personas heterosexuales tienen con el lubricante?

Hace poco, un post en Twitter sobre el lubricante provocó controversia: la "opinión impopular" de que el lubricante existe principalmente para el beneficio de los chicos perezosos a los que "no les importa una mierda el nivel de excitación de su pareja". Los usuarios pro lubricante de Twitter (como les digo yo) reaccionaron rápidamente con una serie de razones bastante obvias por las que esto no es cierto. Para empezar, está todo el espectro del sexo anal, que puede ser extremadamente doloroso sin lubricante. Otros pueden tener problemas con la lubricación por razones médicas, como la menopausia, los desequilibrios hormonales o los efectos secundarios de un medicamento como los antidepresivos o los anticonceptivos, lo cual no se correlaciona con su nivel de exitación durante un encuentro sexual. Además, tal afirmación insinúa que todas las mujeres que tienen vaginas lubrican naturalmente y que eso es luz verde para empezar el acto. (Pues no es así).



Sin embargo, "el lubricante es antifeminista" no es la única opinión sobre el lubricante que circula por internet. Las publicaciones sobre novios inseguros amenazados por la naturaleza "artificial" del lubricante son un pilar de Reddit y abundan las columnas de consejos para combatir el sesgo antilubricante. Y artículos sobre cómo mejorar el proceso de aplicación de lubricante, lo que los hombres heterosexuales realmente piensan sobre el uso del lubricante o la frecuencia con la que "deberías" usarlo hablan de un hoyo de ansiedad cultural en torno a mojarse y permanecer mojado, que es poco atractivo. Tomarte personal los fluidos corporales de tu pareja es la receta perfecta para generar mucho resentimiento.

También vale la pena señalar que estas preocupaciones parecen limitarse al ámbito de los encuentros heterosexuales cisgénero. Tal vez simplemente no esté en mi radar de mujer heterosexual, pero no conozco a personas queer que experimenten el mismo nivel de repele al lubricante, al menos no cuando se trata de destreza sexual. En lugar de avergonzar a las personas por sugerir el lubricante como una ayuda sexual, pasemos directamente al punto principal y hablemos sobre cuál es el mejor tipo de lubricante, si el lubricante orgánico vale la pena o cómo el lubricante infundido con marihuana sí funciona.

Mientras existan ideas erróneas sobre la naturaleza de la excitación, vale la pena aprender más sobre el lubricante, incluso aunque parezca algo básico. Es solo un líquido que, idealmente, hace que el sexo sea más placentero. Usarlo es perfectamente normal y no tiene nada que ver con el nivel de destreza sexual o lo atraído que te sientas por una pareja.

Sigue a Katie Way en Twitter.

Tagged:
sexualidad
inseguridad
arousal
lubricante
exitación
comportamiento sexual
lubricación