Publicidad
Tech by VICE

La Agencia Espacial Europea analiza la idea de habitar las cuevas lunares

La agencia quiere información sobre cómo enviar robots a la Luna para explorar las cuevas prácticamente nunca vistas, que algún día podrían albergar a los humanos.

por Becky Ferreira; traducido por Laura Castro
26 Agosto 2019, 4:16pm

Imagen: Flickr/Bob Familiar (Izquierda) ESA (Derecha.)

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

La superficie lunar alberga un número cada vez mayor de experimentos, robots y, más recientemente, tardígrados (osos de agua). Sin embargo, los muchos túneles subterráneos que se encuentran debajo de la superficie lunar

permanecen prácticamente inexplorados.

El miércoles de la semana pasada, la Agencia Espacial Europea (ESA) hizo un convocatoria para recibir ideas sobre cómo navegar, cartografiar y estudiar estas cuevas lunares en futuras misiones robóticas. La campaña es uno de los muchos proyectos recientes enfocados en la exploración de los llamados tubos de lava lunares, especialmente en su potencial como futuras bases lunares, aptas para ser habitadas a largo plazo por los humanos.

Las cuevas podrían "proteger a los astronautas de la radiación cósmica y los micrometeoritos, y posiblemente proporcionar acceso a agua helada y otros recursos sepultados bajo tierra", dijo en un comunicado Franceso Sauro, director del curso de

entrenamiento de astronautas de geología planetaria PANGEA de la ESA.

Los científicos creen que los tubos de lava lunares se formaron hace miles de millones de años, cuando la lava fundida todavía estaba en erupción en la Luna. Las imágenes de la superficie lunar sugieren que estos antiguos canales basálticos se endurecieron formando cuevas sublunares que pueden extenderse por kilómetros, de forma similar a los tubos de lava en la Tierra.

Además de la campaña de la ESA, la NASA está desarrollando un robot llamado "Moon Diver", diseñado para recorrer los pozos profundos que dejaron las antiguas erupciones de lava. El Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre también probó un dron en los tubos de lava islandeses con el objetivo de un futuro volarlo dentro de las cuevas de la Luna y Marte.

Probablemente pasarán décadas antes de que un robot ingrese a una de esas misteriosas cuevas, y muchas más antes de que un astronauta lo haga. Pero si los humanos quieren establecer una presencia a largo plazo en la Luna, el cual es uno de los principales objetivos de la NASA, estos enclaves podrían proporcionar un refugio muy necesario del peligroso ambiente en la superficie lunar.