Drogas

Hablamos con adictos al gas de la risa

Los adictos al gas de la risa nos explican cómo les funciona el cerebro y la memoria después de un consumo excesivo de gas de la risa.

por Sam Nichols
12 Septiembre 2017, 5:18pm

Los cilindros, las ampollas y las cápsulas de óxido nitroso, o como quieras llamarlas, se han hecho extremadamente populares. Tal y como indicaba el Global Drug Survey de 2016, las nangs, como se les llama en Australia, son actualmente la séptima droga más demandada en el mundo, mientras que en Australia el Ecstasy and Related Drugs Reporting System (Estudio del éxtasis y otras drogas relacionadas) confirmó que el consumo de óxido nitroso había incrementado a un ritmo constante. En 2015, el 25 por ciento de las personas interrogadas admitió haberlo consumido en algún momento, y en 2016 dicho porcentaje aumentó a un 36 por ciento.

Teníamos curiosidad por conocer a algunos de los mayores consumidores de este gas en Australia, es decir, a los responsables del auge de este tipo de droga recreativa. Nos pusimos en contacto con dos personas que consumen estas cápsulas a diario, y con una tercera que está intentado dejarlas desde hace poco. Las tres nos contaron por qué empezaron con esta adicción, cómo les está afectando, y si pretenden dejarla.

Nota: los nombres de los entrevistados se han cambiado por petición de los mismos para proteger su identidad.

Ricky, 30
Consumidor de gas de la risa entre cuatro y siete noches por semana durante ocho años

gas-de-la-risa-droga-adiccion

VICE: Hola, Ricky, explícame cómo es tu adicción.
Ricky: Cuando lo hago, suelo inhalar diez cápsulas, y normalmente lo hago el fin de semana, pero algunas semanas las consumo cada noche. A veces es entrar por la puerta y, si se me antoja, inhalo una. Suelo hacerlo por la noche cuando estoy estresado. Ahora me resultan más adictivas porque las consumo más que antes.

¿Qué es lo que tanto te gusta de este gas?
Me gusta porque te ayuda a no pensar en nada. Cuando tengo problemas en el trabajo, con las mujeres, o con cualquier otro tema, inhalo una cápsula. Me gusta también porque te hace sentir estúpido. Si, por ejemplo, me drogo con mariguana, me noto muy cansado mentalmente durante horas después del subidón, pero con este gas a los cinco minutos es como si me olvidara de que he inhalado una cápsula. Además, es muy barato.

¿Te preocupa tu salud después de ocho años consumiendo óxido nitroso?
Claro que sí. Ya noto que la memoria no la tengo igual de bien que antes, y a veces estoy sentado al lado de alguien y me veo incapaz de entablar conversación con esa persona. No puedes beber cada día, consumir el gas de la risa y, además, esperar no tener ninguna consecuencia. La verdad es que ya estoy muy acostumbrado a vivir con todos esos problemas, así que no me resulta fácil olvidarme del asunto.

¿Le cuentas a la gente que consumes esto? ¿Lo dirías en una cita?
Pues la verdad es que tampoco me desvivo por contarle a la gente que consumo estas cápsulas, pues no es algo de lo que puedas estar orgulloso, ¿no?


Relacionados: ¿Qué falta para tener mariguana medicinal en México?


Probablemente no lo sea, no, pero ¿tu familia y amigos lo saben?
Mi familia no lo sabe, pero la mayoría de mis amigos sí, y lo encuentran gracioso y me piden que les dé alguna cápsula. Nunca ningún amigo ni nadie me ha dicho que deje de consumirlas.

Es obvio que eres consciente de que este gas no te está aportando nada positivo, ¿por qué sigues consumiéndolo?
Supongo que soy un hedonista. Lo bueno de este gas es que su efecto sólo dura cinco segundos. Es como fumar DMT, que no te quita mucho tiempo, y yo odio perder el tiempo.

¿Probarías otra cosa o te quedas solo con el óxido nitroso?
No tengo por qué consumir solo esto. Si hubiese algo mejor, lo probaría.

¿Crees que necesitas ayuda?
No busco ninguna ayuda, creo en el dicho de "llevarte las cosas a la tumba". ¿Cuál es el objetivo en la vida sino? Hacer lo que a uno le plazca, ¿no?

Zoe, 23
50-70 cápsulas por semana durante cuatro meses

gas-de-la-risa-droga-adiccion

VICE: Hola, Zoe, ¿qué gracia le encontrabas al óxido nitroso?
Zoe: Es un gas divertido durante unos segundos, y no está mal visto que lo consumas sola. Si se lo explicas a la gente, lo ven gracioso y te ven graciosa. No es triste consumirlos tú sola en tu habitación. En cambio, yo he estado borracha en mi habitación unas tres veces y es deprimente.

¿Cuándo se te empezó a ir de las manos esta adicción?
Yo había consumido cápsulas de óxido nitroso una o dos veces con más gente, pero cuando me enteré de que las vendían en mi calle y de lo baratas que eran, empecé a consumir de 50 a 70 a la semana. Y noto como que, a causa de esto, me olvido mucho más de las cosas. Algunas veces las he consumido sola, me he desmayado, y al despertar estaba babeando. Realmente creo que ha afectado mi cerebro.

¿Solías contar tu adicción a la gente?
Era bastante abierta con este tema, sobre todo en las redes sociales. De hecho, me llamaba a mí misma "la reina del óxido nitrógeno". No pretendía ocultarlo, y la gente lo veía gracioso. Sólo hubo un par de personas que se preocuparon. Uno de mis amigos me dijo que este gas podía matarte, e incluso otros llegaron a soñar que yo fallecía. Eso sí que me lo tomé en serio porque me di cuenta de que había alguien realmente preocupado por mí.

gas-de-la-risa-droga-adiccion

¿Es eso lo que te hizo parar?
No. Lo que pasó es que fui a una fiesta e inhalé por lo menos cien cápsulas. Entonces empezó a dolerme mucho el cerebro. No quiero ser dramática, pero es que me dolía mucho. Todos mis amigos habían consumido drogas, pero a ninguno le dolía el cerebro tanto como a mí.

Mis padres estaban preocupados. Mi madre, con quien vivía por aquel entonces, no paraba de decirme que ese gas me estaba matando las neuronas. Ella no es estricta, pero sí protectora. Mi padre estaba totalmente en contra de que lo consumiera, lo que me extrañó porque nunca me había regañado por tomar drogas. Él es de las personas que conozco que más drogas ha consumido, por eso me tomo muy en serio lo que me dice. Una vez me preguntó lo que llevaba una cápsula de esas y cuando se lo dije, me contestó, "¿óxido nitroso? ¿Qué coño estás haciendo?".


Relacionados: Tratamos de averiguar cuándo caducan tus drogas


¿Eras adicta?
Me gustaría decir que no, porque es patético. Lo que me pasaba —y me sigue pasando— es que como tenía cápsulas, me sentía obligada a seguir consumiéndolas. Hace dos semanas compré 50 cápsulas para compartir con un amigo y, cuando me acabé las mías, empecé con las suyas. Cuando empiezo no puedo parar. Si me las pones delante, las acabo inhalando todas, aunque las esté compartiendo con más gente.

¿Describirías el óxido nitroso como una droga seria?
No, nadie lo considera una droga seria. No necesitas hacer ningún esfuerzo para comprarlo, ni hablar con ningún dealer. Es muy fácil acceder a este gas. Puedes recibir tu pedido en 24 horas todos los días de la semana, y es muy barato. Cualquier tienda con productos de cocina lo vende, así que es muy sencillo conseguirlo. Si fuera una droga seria, no se ofrecería las 24 horas del día.

Guy, 25
Media de 50 cápsulas a la semana por año

gas-de-la-risa-droga-adiccion

VICE: Hola, Guy, háblame de tu adicción al gas de la risa.
Guy: Suelo consumir el fin de semana cuando salgo un par de días de fiesta. Me gusta ese aspecto social y el estado breve en el que entras después de consumir el gas. Durante la semana, lo utilizo por el estado en el que te deja. Si tengo alguna experiencia desagradable, me evado por un rato.

¿Qué te hace necesitar esa evasión?
Quizás un mal día en el trabajo, o algo que le haya pasado a un amigo. Por ejemplo, el martes pasado, había tenido un fin de semana increíble. En el trabajo nos meten mucha presión porque nuestra tarea es delicada, así que cuando llegué a casa, me tome una copa e inhalé 15 cápsulas para desconectarme. A veces con el alcohol no me basta.

¿Qué tiene de especial el óxido nitroso?
Es accesible y después de inhalarlo te sientes bien. Como mi trabajo es tan exigente y estresante, intento consumir el gas lo menos posible durante la semana. Pero es que después de haber consumido una gran dosis, ni te duele la cabeza ni tienes ese zumbido que te provocan otras drogas. Además, no me produce insomnio, me levanto perfectamente y puedo conducir sin problema al trabajo.

gas-de-la-risa-droga-adiccion

¿Te ha causado problemas o efectos secundarios serios?
Yo no lo consideraría un problema, y no pienso que sea un adicto, pero ha habido situaciones que me han asustado. Durante varias semanas estaba como soñando, y sentía como que iba a morir. El amigo de un amigo está teniendo problemas neurológicos por consumir este gas, lo cual es horrible, pero lo único que deseas es no llegar tú a ese punto.

¿Con quién hablas de esta adicción?
Con gente con la que pasas el fin de semana. En mi caso, hay como 15 o 20 personas que lo saben. Luego hay gente a quien le asusta el tema porque no lo entienden o porque nunca lo han probado ni han tenido consumidores cerca, pero a ellos no se lo cuento. Prefiero no preocupar a gente que no lo va a entender.


Relacionados: Cómo te pone la cocaína cien por ciento pura


¿Y la gente que lo sabe, te dice algo?
La mayoría me intenta ayudar. Una vez, estaba de after y llevaba horas tomando una gran cantidad de cápsulas, no tenía ganas de parar, aunque alguna de la gente con la que estaba me pedía que lo hiciera. Decían que estaba cansado y que no reaccionaba como antes. Según me contaron, me puse a perseguir algo y a darle patadas. No siempre escucho a mis amigos, además, estas cosas sólo me pasan cuando salimos o cuando estamos de fiesta, pero nunca durante la semana.

Es obvio que eres de los que opina que esta droga recreativa tiene más desventajas que ventajas. Entonces, ¿por qué sigues consumiéndola y no la dejas antes de que sea un problema?
Me gusta el aspecto social que implica y me ayuda a huir de la realidad. Aunque sigo con el mismo nivel de adicción, estoy seguro de que lo dejaré antes de que se convierta en un problema. Todos pasamos rachas malas y, a veces, ese fin de semana con tus amigos te ayuda a huir de los problemas. En mi opinión, esa necesidad de evadirme es la que me hace pensar en lo que está pasando y en lo que debo hacer.

Sigue a Sam en Twitter.