Publicidad
Donald Trump

Desde la campaña presidencial, Trump y su equipo tenían pláticas secretas con Rusia

Nueva información filtrada desde la Casa Blanca afirma que importantes miembros de campaña de Donald Trump mantuvieron comunicación con los altos mandos de inteligencia rusos antes de las elecciones, lo que contradice la versión del magnate.

por David Gilbert
15 Febrero 2017, 7:41pm

Imagen vía Roman Pilipey/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Nueva información filtrada desde la Casa Blanca afirma que importantes miembros de la campaña presidencial de Trump mantuvieron comunicación constante con los altos mandos de inteligencia rusos antes de las elecciones de noviembre, lo que contradice directamente las negativas del magnate y su equipo.

Trump y sus seguidores han intentado desviar la atención de este asunto y sólo han criticado el hecho de que se comparta información filtrada desde Washington, pero a menos que logren apagar el fuego, estas declaraciones podrían comenzar a mermar su presidencia.

Nuevas evidencias de las atrocidades que Siria ha cometido contra sus ciudadanos. Leer más aquí.

De acuerdo con información del diario The New York Times, agentes de inteligencia estadounidenses descubrieron los lazos de comunicación con Rusia al mismo tiempo que investigaban los intentos del Kremlin por interferir en los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre.

Los reportes han sido respaldados ante la cadena CNN por fuentes cercanas al gobierno, quienes añadieron que tanto Trump como el expresidente Barack Obama fueron informados el mes pasado sobre las comunicaciones entre Rusia y miembros de la campaña Trump.

Y aunque este tipo de contacto entre políticos de Estados Unidos y Rusia no es inusual, la frecuencia con la que se realizaban las llamadas "encendió los focos rojos", informaron los oficiales a CNN.

Las agencias de inteligencia intentaron establecer si hubo cualquier conexión entre las llamadas realizadas y la intervención en las elecciones, pero hasta ahora no han encontrado un lazo directo. Durante su campaña en julio del año pasado, el mismo Trump pidió a los hackers rusos que encontraran y publicaran los correos electrónicos de Hillary Clinton.

El ejército de Vladimir Putin se prepara para 'tiempos de guerra'. Leer más aquí.

Una de las últimas consecuencias de la controversia alrededor de los supuestos vínculos entre la administración de Trump y el gobierno de Rusia es la renuncia del Asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, quien dejó su cargo luego de que se revelara que había ocultado información al vicepresidente Mike Pence.

En una entrevista con el sitio izquierdista Daily Caller, Flynn dijo que filtrar información a los medios es un crimen. "Lo llaman filtración, pero es un acto criminal", expresó el exasesor.

Las negaciones

El equipo de Trump ha negado constantemente tener vínculos con el gobierno de Rusia. Sólo días después de la elección de noviembre, Sergei Ryabkov, vicecanciller ruso, dijo que "hubo contactos", y después añadió que "obviamente conocemos a la mayoría de las personas alrededor de Trump". El equipo de transición de Trump negó las declaraciones de Ryabkov en su momento, asegurando que "no son precisas".

Francia sospecha que Le Pen está recibiendo ayuda de Rusia para ganar la presidencia. Leer más aquí.

El mes pasado, Trump dijo que ningún miembro de su campaña ha estado en contacto con los rusos. Este martes —antes de que surgiera la información de la relación Estados Unidos-Rusia— Sean Spicer, secretario de prensa, insistió en ese punto.

El miércoles, el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, también negó que existiera cualquier contacto entre oficiales de inteligencia rusos y el equipo de Trump, haciendo énfasis en que se trata de reportes anónimos que no se basan en hechos o no aportan información verdadera.

La presión aumenta

Muy probablemente esas acusaciones presionen a Trump y su equipo para explicar las relaciones que existen con Rusia.

El hecho de que investigadores de Estados Unidos hayan confirmado al menos algo de información que contenía el dossier sobre las relaciones entre ambos países, es preocupante para el equipo Trump. La investigación continúa, y buscan saber si otros aspectos del dossier también son verdad —entre las cuales está el hecho de que Rusia tiene imágenes que podrían ser usadas para chantajear a Trump.

Justin Trudeau visita la Casa Blanca para reunirse con Trump. Leer más aquí.

Trump se ha mostrado discreto esta semana sobre las historias de Rusia, pero el martes cuestionó a través de su cuenta de Twitter las filtraciones de Washington. El mismo día, Kellyanne Conway, asesora de la Casa Blanca, hizo eco de las palabras de Trump en la cadena Fox News: "Si la gente acude a los medios para filtrar información en lugar de llevarla a las autoridades correspondientes, entonces es un problema que nos concierne a todos. No se trata de un asunto de partidos, es algo peligroso".

Las preocupaciones de Trump por la filtración de esta información se alejan bastante de las reacciones que mostró durante su tiempo en campaña. "Me encanta WikiLeaks", expresó Trump durante una presentación que hizo en Pennsylvania el pasado octubre mientras leía uno de los e-mails de Hillary Clinton publicados. "Es increíble que hoy en día nada pueda ocultarse cuando se trata de Internet".

El martes, el programa de televisión norteamericano Fox & Friends entrevistó a Laura Ingraham, comentarista política de derecha, quien describió los escándalos de la Casa Blanca como un peligro.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
Vladimir Putin
Politică
The New York Times
Rusia
Estados Unidos
Casa Blanca
mike pence
inteligência
guerras y conflictos
Dmitry Peskov
campaña trump