Cultura

MBDB, la droga legal con efectos similares al MDMA

Si el MBDB o Edén es el primo legal y buena onda el éxtasis, ¿por qué seguimos comprando MDMA?

por Alex Shulmann
21 Julio 2015, 3:00pm

Este tipo ama al mundo, aunque no ha tomado MBDB. Imagen vía.

No es fácil pensar en alguna droga que fuera más fácil conseguir en el pasado que ahora con la desmedida oferta que tenemos de sustancias legales e ilegales. El mejor recuerdo lo tengo de una sustancia totalmente sintética, que surgió en el mercado cuando empezaron las restricciones y prohibiciones que pondrían en problemas el abastecimiento de MDMA, es el MBDB o Edén.

Edén no parece una mala descripción para sus efectos. Quien sea que le haya puesto el nombre —ya citado en 1992 por Shulgin en PIHKAL— había tenido contacto con sus efectos. Resulta algo complejo describir los efectos sin caer en los tópicos propios del MDMA, porque son realmente similares, pero no iguales. Su creador es el avezado químico David Earl Nichols, padre de otras sustancias sicodélicas y el que acuñó el término "entactógeno" que describe el efecto de estas sustancias, que tienen como característica común el facilitar el contacto profundo entre sujetos —o con partes poco accesibles de uno mismo— a nivel emocional.

En una ocasión que me preguntaba un conocido psiconauta por la diferencia entre ambas, la metáfora que resultó más oportuna fue la siguiente: "Imagina como te sientes cuando, tras meses o años de trabajo, estás en una gran noche a punto de acostarte por primera vez con una pareja que has deseado de forma intensa. Esa sensación, con todo lo que tiene de estimulante, sería el MDMA. Ahora imagina como te sientes cuando ya has pasado la intensa emoción de 'estar a punto de' y reposas al lado del cuerpo de tu pareja deseada, tras un par de orgasmos mágicos: eso es el MBDB".


Relacionado: ¿Qué hay realmente en el éxtasis que te tomas?


Personalmente, me gusta mucho más que el MDMA, o mejor dicho, me gustó mucho más. ¿Dónde la puedo comprar? ¿Tengo que irme a los recónditos mercados de la darknet y pagar con Bitcoin para no ser rastreado? Pues creo que, al día de hoy, no tengo fácil respuesta para ello. Ni tampoco una explicación que me convenza sobre la falta de esta droga en el mercado negro o blanco, porque es una sustancia totalmente legal.

El MBDB o Edén es una de la variantes más lógicas del MDMA, químicamente hablando, y no es más que un MDMA al que se le ha añadido un carbono más al grupo metil de la estructura de anfetamina del éxtasis. Esa variación mínima tiene su correlato en los efectos. Pero no deja de ser algo "muy parecido". Cuando los sistemas de detección de nuevas drogas, que se pusieron en marcha en todo el mundo tras la prohibición del MDMA y la subsiguiente explosión de este compuesto por todos los rincones del planeta, empezaron a detectar los primeros cambios sobre la molécula. Pronto encontramos variedad en esas sustancias, que venían a imitar o a sustituir a el prohibido MDMA. Entre las primeras que aparecieron estaba el MDE o Eva, el MDA que era el precursor no metilado del MDMA y que resulta más sicódélico aunque sin perder su parte "entactógena", y el MBDB que sintetizó Nichols y dio a probar a Shulgin, quien difundió sus propiedades. El MDA y el MDMA estaban ya prohibidos, el MDE fue pronto incluida en las listas negras de sustancias, y el MBDB se puso bajo observación.

¿Cómo que bajo observación? Pues sí, fue la primera sustancia que el EMCDDA —Comité Científico del Centro para Monitorización de Drogas y Adicciones de Europa— tuvo a bien en 1998 someter a su evaluación tras que le fuera requerido por el Reino Unido, en aquel momento ocupando la presidencia de la Unión Europea, sobre si era necesario prohibirla y con qué rapidez. La respuesta no fue lo que se esperaba: dicho organismo estudió lo que se conocía del MBDB o Edén, y acabó por determinar que no veía necesaria la prohibición de la misma, ya que ni se había podido probar que fuera especialmente adictiva ni peligrosa, y que de serlo lo era por debajo de los niveles del MDMA en las mismas áreas.

No fueron los únicos. Tras eso, se intentó algo similar en EU y también a nivel internacional, en el que intervinieron con una carta desde el Centro de Libertades Cognitivas personajes como Shulgin, Jonathan Ott o Thomas Szasz, haciendo hincapié en la falta de buenas razones para prohibirla (realmente las mismas que se podrían argumentar para el MDMA). El resultado fue poco común, ya que los expertos de la OMS dijeron que: "aunque el MBDB es tanto estructural como farmacológicamente hablando similar al MDMA, los limitados datos disponibles indican que sus efectos estimulantes y euforizantes son menos pronunciados que los del MDMA. No ha habido informes sobre efectos tóxicos o adversos al MBDB en humanos. Los datos de las fuerzas de seguridad sobre el tráfico de MBDB en Europa apuntan que la disponibilidad y abuso puede estar declinando tras un pico en la última mitad de los años 90. Por estas razones, el comité no considera que el peligro por abuso del MBDB constituya un riesgo a la salud pública, por lo que NO RECOMIENDA SU PROHIBICIÓN."

Sí, aunque suene raro, la OMS no recomienda que se prohíba. No la ve peligrosa como para ello. Y eso es una gran noticia de cara al utópico día en que se planteen una regulación sensata de las drogas, porque esas sustancias que todavía no han sido prohibidas, serán las que tengan una mayor posibilidad de ser puestas en juego. Y creo que el MBDB, el Edén de Nichols, es una gran sustancia que no necesita "ser parecida al MDMA" para que pueda ser valorada por sí misma.

Si el MBDB es legal (no está prohibido) y tiene unos efectos similares a los del prohibido MDMA, ¿cuál es la razón de que no esté en el mercado? Tenemos sustancias de todo tipo, mucho más peligrosas la mayoría, vendiéndose como "legal highs". Pero no encontramos, ni en los mercados de la darknet, el poco dañino MBDB. De hecho, cuando se encuentra, se vende como MDMA.


Relacionado: El último encuentro con Alexander Shulgin, el padrino del éxtasis


Mi primera experiencia con el Edén o MBDB fueron unas cápsulas vendidas como "Californianas" con un compuesto de color entre crema y marrón claro, algo grumoso y sin olor. El sabor era similar al del MDMA pero con un aspecto que recordaba humedad, como si estuviera escondida dentro de la propia molécula. Tiempo después un amigo sintetizó unos gramos de MBDB y pude recibir otras dosis de regalo. La última vez que pude conseguirla fue a través de un proveedor chino que tanto sintetizaba el mejor 2C-B ilegal como hacía unas dosis de MBDB legal y te lo hacía llegar, tras pago vía Western Unión, discretamente entre documentos con una empresa de mensajería. No existía Silk Road, pero había otras cosas similares. El motivo de que no esté actualmente disponible es que sus precursores son los mismos que para el MDMA y se suelen desviar para esa síntesis, porque tiene la máxima demanda.

Recuerdo haber pensado bajo su efecto que algo tenía que estar pasando en mi cerebro que fuera similar a lo que hace que los gatos o los perros se retuerzan de gusto con unas caricias. Aunque el MDMA me gusta, tiene una parte que me tira para atrás: el subidón. No me va el rollo estimulante, no me gustan las taquicardias, no me tiro a la pista a bailar. El MBDB subía mucho más suavemente y no te hacía perder la cabeza como puede pasar con MDMA, sino que era mucho más manejable. Creo que la MBDB es la droga perfecta para darle a la gente mayor que no ha experimentado nunca con MDMA. El MBDB o Edén es la droga más "tacto" que conozco. Se podía tomar estando solo pero no tardarías mucho en estar metido en la cama, frotándote de gusto contra las sábanas. Necesitas tocar. Es una droga para tocar, y tomada con una pareja que esté acostumbrada a ese tipo de drogas entactógenas, es realmente algo parecido al edén: todo muy ameno y delicioso. El tema sexual no va mejor que con el MDMA, no es una droga genital y no ayuda al tema fisiológico, pero en la esfera de la intimidad, me parece que es una droga que no tiene rival.

Perfecta para amantes, para los que no tienen nada que decirse con palabras, pero no quieren dejar de usar la boca y la lengua sobre el otro. Perfecta para hacer del cuerpo de tu pareja una gran geografía lúdica. Sin duda es una gran sustancia, legal y bastante segura, que está pidiendo ser "desenterrada".