Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Actualidad

Los padres surcoreanos están sometiendo a sus hijos a cirugías plásticas

¿La cirugía plástica está haciendo que todas las coreanas se vean iguales? Creemos que sí.

por Camille Standen
14 Mayo 2013, 3:00pm


Una mujer surcoreana con cirugía plástica en nariz y ojos. (Imagen via)

Como seguramente ya saben, la cirugía plástica está de moda en Corea del Sur. ¿Recuerdan la semana pasada cuando aparecieron todas esas fotos de las participantes de un concurso de belleza surcoreano quienes se veían todas iguales? Todo mundo dijo: “A esos güeyes les encantan las cirugías”, con una risita, antes de seguir con sus vidas y olvidarse del tema. Por supuesto, se perdió el control en internet y la gente empezó a escrudiñar por qué las chicas coreanas intentaban verse tan occidentales y lo terrible que eso era.

Decidí contactar a mi amiga Sparkles (no es su nombre real), quien acaba de regresar a vivir a su natal Seúl, para averiguar cuál había sido la reacción ahí a toda esta conmoción. Resulta que esta fascinación por las cirugías plásticas se ha convertido en un chiste local, y las chicas se ríen ante la posibilidad de que todas terminen con el mismo doctor y de no tener los párpados suficientemente abiertos.

También me dijo algo un poco más preocupante; que los padres están presionando a sus hijas para que se sometan a procedimientos cosméticos. Todo se vuelve más sombrío cuando las madres del escenario chantajean a sus hijos para que se metan cuchillo en la cara y cambien su físico para siempre. Esta fue nuestra plática.


Un anuncio de cirugía plástica en un camión en Corea del Sur. (Imagen via)

VICE: ¿Cómo es la escena de las cirugías hoy en día?
Tenemos tendencias, como abrir la parte interna del ojo para que tenga una forma más circular. Durante un tiempo estuvo de moda hacerse un liposucción y meterse esa grasa en la frente. Pero es difícil saber si se trata de imitar la idea occidental de belleza; nadie lleva una foto de una celebridad occidental y le pide al cirujano que la deje así. Esta idea quizá surgió porque la gente blanca por lo general tiene narices más altas y ojos más grandes, así que es fácil adjudicárselo a un “look” occidental, pero nadie en Corea dice que quiere verse más occidental. En Corea, las cirugías de ojos y nariz son lo “básico”; son procedimientos estándar.

Suena como si estuvieran ordenando una hamburguesa; “sólo lo básico, gracias”.
Sí. “¿Todavía no te has hecho cirugía plástica? ¡Deberías hacerte lo básico!” Eso no es nada. Tanta gente lo hace ahora que las personas dicen cosas como: “Si sólo te hiciste los ojos y la nariz, no es gran cosa”.

¿Tienes amigos que se hayan hecho cirugía plástica?
Creo que no tengo un solo amigo que no haya pasado por algún procedimiento. Todos tienen algo. Por lo general ellos pagan por hacérselo, pero hay muchas madres que pagan por las cirugías de sus hijas. Todas son cada vez más hermosas y algunos padres no quieren que sus hijas sean las “feas”. Es como en los noventa, cuando tus padres te daban un discman porque no querían que fuera el único niño en la escuela sin uno.

¿Por qué decidiste hacerte una cirugía?
No fue mi idea; mi mamá me decía: “No es tan grave, sólo cierra los ojos, duérmete y listo. Te despiertas y te acompaña el resto de tu vida”. Empezó a decirme eso cuando estaba en la prepa. Quería que me operara la nariz porque quería ese periodo de transición antes de ir a la universidad.


Un cirujano surcoreano muestra fotos de mujeres antes y después de cirugías. (Imagen via)

¿Por qué quería que lo hicieras?
La razón principal, y esto es verdad, es que en la sociedad existe esta idea que entre más hermosa eres, más beneficios obtienes. La gente se inclina más por las personas atractivas cuando toman decisiones, como contratar a alguien. Esa es la belleza estándar aquí, así que todos quieren ser así; la cultura lo ha convertido en algo normal. Muchas personas no lo piensan demasiado. Piensan: “Desearía que mis ojos fueran más grandes; está bien, voy a hacerlo”.

¿Notas estos beneficios ahora que tu rostro ha cambiado?
En lo personal, no sólo en Corea sino también cuando viajo, he notado que la gente es más linda conmigo. Siento que puedo salirme más con la mía.

Vas a robar un banco, ¿cierto?
No, no digo que me aproveche de esto, pero siento que la gente me trata de forma distinta. Me hace sentir que la gente tiene razón; en algún lugar leí que, desde un punto de vista psicológico, la gente confía más en la gente bonita.

¿Fue extraño ver tu rostro por primera vez?
Tomé pastillas para dormir y para el dolor durante una semana cuando me operé la nariz, así que sólo dormía. La primera vez que la vi fue extraño. Me pareció que se veía demasiado alta, no me gustaba y sentía que no iba con mi cara. Cuando me acostumbré a verme con mi nueva nariz fue como ese sentimiento que tienes cuando vas de compras y encuentras el vestido perfecto y estás feliz de haberlo comprado y no puedes esperar para usarlo. Es ese sentimiento multiplicado por un millón; muy amplificado.

Y tu padre quería que te operaras las orejas también, ¿cierto?
Sí, una era más pequeña que la otra. Le pesaba la idea de que me sintiera mal el día de mi boda cuando me recogiera el pelo. Muy extraño.


Un cirujano plástico en Corea del Sur revisa el resultado de su cirugía. (Imagen via)

¿Te has operado algo más?
Los ojos, y es muy extraño porque tienes que permanecer despierta. Te ponen anestesia local en los párpados y debajo de los ojos. Fue horrible porque puedes sentir cómo algo te atraviesa la piel, como cuando te atraviesan con hilo. Estaba bañada en sudor de lo nerviosa que estaba. Fue al mismo tiempo que mi nariz, pero no sanó muy bien, así que me lo volví a hacer. En un principio era mi mamá quien quería que me lo hiciera.

¿Tenías miedo antes de la cirugía?
Me preocupaba que la gente se diera cuenta. Le decía a mi doctor: “¿Puede hacerlo para que mi nariz parezca lo más natural posible?” Esto le molestó un poco y me dijo: “Por qué mejor ¿no te lo haces? ¿Por qué te haces una cirugía si no quieres que nadie se dé cuenta?” Su consultor me dijo que no me preocupara y que los humanos éramos criaturas adaptables, lo cual es cierto; no me imagino mi cara antes. Debían ser mis ojos primero y después la nariz, pero tenía tanto miedo que mejor me pusieron a dormir e hicieron mi nariz primero.

¿Todavía ves fotos viejas de ti?
Es horrible. Como te dije, no me imagino con mi cara de antes. En la casa es una especie de broma en nuestra familia. Digo que tengo que prenderle fuego a mis fotos y mi papá me arroja un encendedor. Las fotos de antes de la cirugía que tengo en Facebook no son acercamientos ni nada. Al principio no me importaba, pero después empecé a tener nuevos amigos, así que pensé que sería mejor borrarlas. Si alguien me pregunta si me operé la nariz, no miento, pero tampoco digo: “Hola, soy Sparkles, me operé la nariz”, ¿sabes? No es un tema muy común; a la gente le interesa más saber qué procedimientos te has hecho y dónde.

¿Eres más segura?
Definitivamente. Lo emocionante fue que pude cambiar de peinado por primera vez. Siempre tuve pelo largo y ondulado porque distintos peinados van con distintos tipos de cara, así que cuando tuve la cirugía me lo corté. Además, antes era muy difícil usar maquillaje; las pestañas se veían más cortas y el delineador y las sombras no se veían. Ahora puedo hacer mucho más. ¡Es divertido!

Genial. ¡Gracias, Sparkles!

Sigue a Camille en Twitter: @CamStanden

Tagged:
K-Pop
Corea del Sur
seul
Vice Blog
cirugía plástica
padres exigentes