Drogas

Es oficial: El DMT te hace creer en Dios

Una encuesta reciente reveló que más de la mitad de la gente que ha consumido esta droga psicodélica dijo creer en un poder superior como resultado.
25 Mayo 2020, 2:51pm
Collage fotográfico de una carretera psicodélica
Imagen: Jeremy Pawlowski/Stocksy

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

La mayoría de las personas que usan regularmente la droga psicodélica DMT desarrollan creencias en un poder superior como Dios, según un nuevo estudio realizado por la Universidad Johns Hopkins.

Una encuesta en internet a más de 2.500 personas realizada por investigadores de la Escuela de Medicina Johns Hopkins reveló que después de tomar DMT —apodada "la molécula espiritual" por su capacidad de crear experiencias profundamente espirituales—, el 58 por ciento de los encuestados dijo que viajar en esa sustancia había desencadenado una creencia en seres divinos y poderosas entidades sobrenaturales.

El estudio, publicado en el nuevo número de Journal of Psychopharmacology, tenía como objetivo comprender mejor las misteriosas experiencias de las personas bajo la influencia del DMT —llamadas "experiencias de encuentro con entidades"— y cómo impactaron su perspectiva de la vida. La encuesta fue compartida de manera global en sitios web como VICE y hasta la fecha es el cuestionario que mejor analiza los encuentros de entidades producidos por el DMT. Los resultados fueron publicados por algunos de los pioneros en la investigación psicodélica moderna: Alan K. Davis, Roland Griffiths y Matthew Johnson, quienes dirigen el nuevo Centro de Investigación Psicodélica y de Conciencia de la Escuela de Medicina Johns Hopkins.

Aquellos encuestados, que habían consumido DMT un promedio de 14 veces, tuvieron encuentros con supuestos extraterrestres, espíritus, ángeles, demonios, gnomos y hadas, según sus propias descripciones. Los encuestados dijeron que la mayoría de estas criaturas poseían conciencia y eran benévolas, además de que varias tenían una carácter "sagrado". Menos del 15 por ciento reportó la presencia de criaturas "perjudiciales o maliciosas".

Entrar en contacto con estas entidades sacudió a las personas lo suficiente como para hacer que el 80 por ciento admitiera que la droga había alterado por completo su concepto fundamental de la realidad. El estudio encontró que los encuestados clasificaron la experiencia de DMT como "una de las cinco experiencias más importantes, espiritualmente significativas o mentalmente esclarecedoras de sus vidas".

El DMT, o _N,N-_dimetiltriptamina, con frecuencia se describe como uno de los alucinógenos más poderosos del planeta, capaz de envolver a las personas en una condición distorsionada y onírica que es inefable o demasiado extrema para describirla usando palabras. A menudo se asemeja a una experiencia cercana a la muerte, y de manera similar a ser declarado muerto en una cama de hospital y que te regresen a la vida, muchas personas regresan de un viaje de DMT con una nueva perspectiva espiritual.

En el estudio, la mayoría de las personas admitieron experimentar resultados positivos tras consumir DMT. Alrededor del 90 por ciento reportó una mejoría en el nivel de satisfacción de sus vidas y su bienestar, mientras que cerca del 80 por ciento dijo haber encontrado significado y propósito después de su experiencia.

Casi el 70 por ciento de las personas mencionó haber recibido algún tipo de mensaje, tarea o entendimiento de las entidades con las que habían entrado en contacto. Algunos recibieron predicciones sobre el futuro o la fecha en que morirían. A otros les mostraron una forma de salir de la adicción o que "el amor es la respuesta a todo" y "todos estamos conectados, somos uno". Incluso hubo algunos a quienes les dijeron que son Dios.

"Es posible que el shock metafísico de cuestionar nuestra visión del mundo ocasionada por estas experiencias vívidas e inusuales pueda desempeñar un papel importante en los cambios positivos y duraderos de las actitudes, estados de ánimo y comportamientos que inspiran en las personas", escribió Alan K. Davis, autor principal del estudio. "Necesitamos investigar más para comprender cómo estos encuentros con entidades ejercen cambios positivos en la vida de la gente".

Algunos reportes fueron ominosos, como predecir la destrucción del planeta debido a la codicia humana. Otros rayaban en divagaciones incoherentes, tales como: "Los humanos de baja vibración serán eliminados y reemplazados" o "Continuaremos mirando hacia afuera y encontraremos universos múltiples, la multi-multi-matriz-trans-dimensional de un multi-verso multi-universal que es un fractal interminable de complejidad infinita". Suena increíble, lo que sea que signifique.

Menos del cinco por ciento reportó algún cambio negativo o indeseable. Sin embargo, para algunos, los viajes de DMT les hicieron dejar de creer en Dios. Uno de cada diez informó que la experiencia los hizo ateos y 16 por ciento agnósticos.

Sin importar con qué entidades entran en contacto las personas cuando están en la zona del DMT, estas revelaciones —descritas por el etnobotánico psicodélico Terence McKenna como "elfos mecánicos del hiperespacio"— son muy cortas en tiempo real. Si bien los efectos de fumar DMT podrían hacerte sentir que ha pasado una eternidad, curiosamente, el viaje se va tan rápido como llega, alcanzando su punto máximo en solo unos minutos y desvaneciéndose en menos de media hora. A modo de comparación, un viaje de LSD puede durar 12 horas o más.

Algunas de las descripciones en la investigación de la Escuela de Medicina Johns Hopkins coinciden con lo que otros han dicho sobre presuntos secuestros de ovnis, profecías religiosas y experiencias cercanas a la muerte.

"Es muy probable que un viaje de descubrimiento provocado por el DMT te otorgue la posibilidad de convivir con algunas formas de vida inteligente bastante extrañas", dijo Andrew Gallimore, neurobiólogo e investigador de la sustancia. "Sin embargo, hasta ahora casi no ha habido análisis formales de los diferentes tipos de entidades que los usuarios encuentran en el espacio del DMT, ni de su frecuencia".

"El encuentro con entidades inteligentes es una de las propiedades características de la experiencia del DMT. Los reportes de 'dioses', seres parecidos a elfos, enanos o insectos y otras criaturas extrañas se remontan a los primeros estudios con la sustancia en la década de 1950. Parece que si te topas con una entidad durante un viaje de DMT es más que probable que resulte en una interacción amistosa", dijo Gallimore.

A pesar de ser uno de los psicodélicos clásicos y uno de los ingredientes principales de la ayahuasca, la cada vez más popular infusión indígena sudamericana, todavía hay mucho que ignoramos sobre el DMT, especialmente por qué orienta a las personas hacia la apertura espiritual o por qué muchos usuarios reportan encuentros con entidades no humanas.

El DMT es químicamente similar al ingrediente activo de los hongos mágicos, así como al LSD o "ácido", pero los efectos son muy diferentes. Cuando se fuman o vaporizan los cristales de DMT, el usuario es propulsado a una alucinación caleidoscópica donde el tiempo y el espacio se deforman como una pintura de Alex Gray. Este llamado "despegue" o "proyección" a menudo resulta en encuentros con seres autónomos que ocasionalmente imparten "mensajes" de manera telepática o mediante pensamientos.

"Que tengamos la capacidad y estemos predispuestos desde el punto de vista biológico a percibir estas experiencias con psicodélicos sugiere que puede tratarse de un proceso conservado en la evolución en el que estamos programados para detectar otras conciencias. Históricamente, tal predisposición tendría un valor de supervivencia significativo en entornos hostiles", escribió Roland Griffiths, uno de los autores del estudio. "Descubrir por qué tenemos estas experiencias y cómo las personas las interpretan puede llevarnos a una mejor comprensión de la condición humana y cómo percibimos la realidad".

Sigue a Troy Farah en Twitter.