Actualidad

El coronavirus está matando a los pueblos indígenas en Brasil a un ritmo sorprendente

La tasa de mortalidad entre los pueblos indígenas es el doble que la del resto de la población.
27 Mayo 2020, 2:20pm
Brasil coronavirus indígenas
AP Photo/Edmar Barros

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

El COVID-19 está golpeando a la población indígena de Brasil el doble de duro que el resto de la población, con una tasa de mortalidad de más del 12 por ciento.

La sorprendente estadística proviene del grupo de defensa Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) que está rastreando el número de casos y muertes entre los 900.000 indígenas del país.

Según las últimas cifras de la APIB, 125 indígenas han muerto por coronavirus, de 980 casos confirmados. La tasa de mortalidad del 12.4 por ciento es casi el doble de la tasa de mortalidad nacional del 6.4 por ciento.

"El virus está llegando a territorios indígenas en todo Brasil con una velocidad aterradora", dijo la APIB en un comunicado el viernes, señalando que 40 de los 300 grupos indígenas separados del país ya se han infectado.

Los médicos han estado tratando de llegar a las comunidades que viven en partes aisladas de las selvas tropicales brasileñas, utilizando aviones Medevac.

"El número de pacientes con COVID-19 ha aumentado mucho", dijo a Reuters Edson Santos Rodrigues, médico pediatra. "Estamos mandando más aviones [río arriba]; es la última oportunidad para salvarles la vida".

Pero los detractores han criticado la respuesta del gobierno a la creciente crisis entre los pueblos indígenas.

La Fundación Nacional del Indio (FUNAI), la agencia gubernamental responsable de proteger a los nativos, "no está haciendo mucho para coordinar una respuesta a una crisis que podría diezmar a los grupos étnicos", según cuatro personas que trabajan en estrecha colaboración con las comunidades indígenas que hablaron con la AP la semana pasada.

Brasil es ahora el segundo país más afectado del mundo, registrando más de 22.000 muertes y más de 360.000 casos hasta ahora. Pero muchos expertos creen que la falta de pruebas podría significar que las cifras reales son hasta 15 veces más altas de lo informado.

El domingo, la Casa Blanca anunció que impondría restricciones de viaje a las personas que vienen del país sudamericano. Las restricciones, que impiden que los no estadounidenses que han estado en Brasil en las últimas dos semanas viajen a Estados Unidos, entrarán en vigencia el 28 de mayo.

El miedo en tiempos del coronavirus

La noticia es un duro golpe para el presidente populista brasileño Jair Bolsonaro, quien, al igual que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha minimizado en repetidas ocasiones la amenaza del coronavirus, ha jugado con drogas no probadas como la hidroxicloroquina y ha presionado para que la economía del país permanezca abierta.

Portada: Una mujer con una máscara que dice en portugués "Las vidas indígenas importan", llora durante el funeral del jefe Messias Martins Moreira, de 53 años, del grupo étnico Kokama, quien murió de COVID-19, en el Parque das Tribos en Manaus, Amazonas, Brasil, jueves 14 de mayo de 2020. (Foto AP/Edmar Barros)