Publicidad
Salud

Cuando los psicodélicos hacen que tus últimos meses con vida valgan la pena

"Estoy en paz con lo que viene. Cuanto más me preparo para decir adiós, más en paz me siento con esa realidad".

por Donovan Farley; traducido por Álvaro García
07 Mayo 2019, 8:00pm

Farmer Images / Getty

En la primavera de 2018, Dan G. se enteró de que el melanoma que había padecido 18 años antes había regresado y se había extendido a su hígado y pulmones. Después de varios meses de quimioterapia e inmunoterapia, el hombre de 44 años decidió que los tratamientos tradicionales que había estado recibiendo no eran suficientes. Los efectos secundarios paralizantes de los medicamentos lo habían dejado sintiéndose vacío, y solo habían exacerbado sus ya agudos sentimientos de ansiedad y depresión. A menudo se sentía demasiado diezmado, tanto física como mentalmente, para pasar tiempo de calidad con su esposa y su hijo de cuatro años.

Sin poder controlar lo que estaba sucediendo en su cuerpo y desanimado por los tratamientos convencionales, Dan comenzó a reflexionar sobre las cosas que podía controlar sobre su situación, es decir, su estado mental, y comenzó a buscar opciones. La literatura que encontró al examinar la correlación entre la mejora de la salud mental y la psilocibina —el compuesto psicoactivo de los hongos mágicos— lo intrigó, y sus experimentos con psicodélicos durante los próximos seis meses reducirían significativamente el temor mental que consumía su vida.

Los diversos médicos de Dan no le prestaron mucha atención cuando les preguntó acerca de rutas alternativas para manejar su situación; solo le recetaron oxycontin para el dolor y nada más. Desesperado por aliviar su aplastante estrés, esta decepción llevó a Dan hacia la decisión de experimentar con la psilocibina. "Ni siquiera consideré algo como 'viajar' cuando me diagnosticaron por primera vez en mayo", dice Dan. "Sin embargo, hubo un punto en mi tratamiento donde comencé a mejorar físicamente y me sentí lo suficientemente fuerte como para estar dispuesto a intentarlo. "Leer el libro de Michael Pollan, How To Change Your Mind, y la investigación que se está realizando en la Universidad Johns Hopkins me motivaron".

Durante más de 15 años, la Unidad de Investigación Psicodélica de la Universidad Johns Hopkins ha sido el equipo de investigación más importante de Estados Unidos para estudios psicodélicos. Uno de los temas más importantes que actualmente exploran es los efectos de la psilocibina en la adicción, la depresión en las personas físicamente saludables, y la depresión y la ansiedad provocadas por un diagnóstico de cáncer. Muchos de los resultados de esta investigación han demostrado que la psilocibina es una herramienta invaluable para la salud mental, a diferencia de cualquier otro elemento de la medicina moderna.


Relacionados:


"Las personas con cáncer que padecen de angustia sustancial se quedan estancadas con pensamientos de '¿por qué me pasó esto a mí?' y 'la vida no tiene sentido'. Naturalmente, se obsesionan tanto con el cáncer que no pueden disfrutar de la vida que les queda", señala Matthew W. Johnson, profesor asociado de psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. "Muchas de estas personas están físicamente sanas en el presente, pero su vida es un completo infierno porque están tan preocupadas con el cáncer y no pueden superarlo. No pueden levantarse y disfrutar del sol o de su familia debido a estos sentimientos".

Eso era exactamente por lo que Dan estaba pasando. "Tenía muchas ganas de estar más presente para mi hijo y mi esposa, que son todo para mí", dice Dan, con la voz temblando por la emoción. “Mi esposa y yo hemos tenido que tener estas conversaciones: ¿Cuándo voy a estar listo para morir? ¿Cuándo vas a estar lista para que yo muera? Ella es muy buena y amorosa, pero pienso, ¿cómo puedes resolver estas cuestiones? Eso y la negatividad simplemente te consumen".

Johnson dice que los resultados de los estudios de cáncer aleatorios de la Universidad Johns Hopkins son profundos. "Los pacientes con cáncer muestran reducciones dramáticas de la depresión y la ansiedad que perduran por hasta seis meses y, a veces, un año, lo cual es asombroso", dice. "Tampoco se trata solo de pacientes con cáncer, nuestros estudios mostraron una mejora similar en la depresión en sujetos no terapéuticos [personas que no tienen un trastorno específico como la adicción al tabaco o la angustia relacionada con el cáncer]. Estos resultados son exclusivos de la psilocibina como medicamento, pero es un medicamento que proporciona una experiencia. En cierto modo es como la psicoterapia".

Decidido a encontrar una mejor manera de tratar su intensa ansiedad, Dan acudió a sus viejos amigos en un tablero de mensajes de Phish, donde habló sobre su situación y su búsqueda de alivio psicodélico. Muy pronto, Dan obtuvo lo que estaba buscando y comenzó a prepararse para su viaje. "Mis amigos en Phantasy Tour terminaron siendo uno de mis mejores recursos", dice Dan, riendo. "Me apoyaron con muchas donaciones a través del gofundme de mi familia y me brindaron excelentes consejos sobre varios temas, desde medicinas alternativas y sus propias experiencias con cáncer y psicodélicos, hasta cosas divertidas como 'solo atenúa las luces y pon a los hermanos Allman".

Nervioso, pero emocionado por probar algo nuevo, Dan estableció un momento y un ambiente propicios para el máximo confort para su viaje. Equipado con hongos que un amigo le consiguió, Dan se preparó para el viaje (música selecta, audífonos con cancelación de ruido, lápiz y papel para registrar sus pensamientos, un espacio cómodo y amplio para meditar) y luego dio el paso. “En el momento sentí absoluta alegría y éxtasis, así como también ansiedad y miedo absolutos, al mismo tiempo. Creo que la capacidad de aceptar esos dos conceptos y reconocer los extremos de mi situación es importante", me dijo con asombro en su voz. "Me sentí como parte de la nada y entendí que era una buena representación de lo que significa morir".

"Tuve una epifanía y pensé: 'Ya es suficiente. No necesito fingir que todo está bien'. Fue una verdadera sorpresa: está bien para mí alejarme de este optimismo constante. Me di cuenta de que estaba bien que pensara: 'Bueno, en realidad, esto apesta. No lo voy a superar. Me voy a morir.' Me ayudó a concentrarme en lo que era real: el tiempo con mis seres queridos".

Johnson se alegró al saber que Dan había respetado el proceso y se había centrado en el significado interno de la experiencia, pero reiteró categóricamente los riesgos relacionados con tomar psilocibina fuera de un entorno médico. Las alucinaciones, la ansiedad severa y la paranoia se encuentran entre los efectos secundarios negativos que podrían afectar a un usuario. También señaló la importancia de tener una intención específica para un viaje.

"Puedes tener experiencias psicodélicas trascendentes fuera de los entornos clínicos, y eso puede ser muy útil, pero es difícil dejarte ir cuando estás en un concierto, por ejemplo, y estás preocupado por tu billetera, tu teléfono y la policía", explica Johnson. "Probablemente no quieras estar llorando por tu madre en un rincón en una fiesta o algo así, pero si estás haciendo uno de estos estudios y sientes la necesidad de llorar por tu madre, entonces es exactamente lo que debes hacer".

Aunque Dan dice que la mayor parte de ese primer viaje sintió una fuerte ansiedad, elogia la experiencia en general y dice que a partir de ese momento su percepción de la muerte cambió drásticamente, y aún más importante, también la percepción de la vida que le queda. "El poder que siento de aceptar la muerte como una realidad es verdaderamente un regalo", dice Dan, "porque esto que me está pasando ya no tiene un poder completo sobre mí; esa aceptación me permitió recuperar ese poder y realinear mi enfoque".

Después del éxito de su primera dosis, Dan decidió seguir un régimen de microdosis de .2 a .4 gramos cada tres días. Los resultados fueron excepcionalmente beneficiosos: pudo volver a realizar funciones básicas como comer. Dan no solo podía sentarse a cenar con su familia, sino que también podía ser su antiguo yo, aunque fuera por un breve momento. “Pude sentarme y tener algunas de las últimas comidas que voy a tener con mi hijo y mi esposa. Poder sentarme allí y funcionar... y pensar, 'Oigan, papá está siendo tonto y divertido otra vez', ¿sabes? No soy miserable. No estoy totalmente fuera de mis cabales con pastillas para el dolor".

Esta capacidad de liberar la mente lo suficiente como para estar presente en el momento es la razón por la cual Johnson y sus colegas están tan entusiasmados con sus hallazgos. Su equipo dice que ningún otro medicamento ha sido capaz de producir resultados similares a los de la psilocibina, tanto en el tratamiento de la depresión como en las adicciones de todo tipo.

Es importante tener en cuenta que debido a la naturaleza experimental del tratamiento, los estudios de este tipo han sido relativamente pequeños y homogéneos hasta el momento. La investigación psicodélica de cualquier tipo puede ser difícil por una variedad de razones: protegerse es difícil o imposible, la sustancia en cuestión es ilegal y este tipo de tratamiento híbrido de terapia y medicina es un territorio inexplorado. A pesar de los hallazgos prometedores, este tipo de investigación aún se encuentra en sus etapas preliminares.

Aún así, Johnson está un poco frustrado con la percepción del público de que los hongos psicodélicos son una droga recreativa o un remedio falso. "Algunas personas pueden decir que suena como un fraude. Pero para mí todo se reduce al hecho de que estas personas están estancadas, en su mente y comportamiento, con alguna adicción o depresión”, dice. "Hay mucho beneficio en esto".

Colorado y Oregon actualmente están considerando la legalización de los hongos, y Dan espera que su historia pueda ayudar a ilustrar cuánto bien podría hacerle esta planta a alguien que está sufriendo depresión. "Hay algo por ahí que es inexplicable, algo a lo que se conectan los hongos. Estoy en paz con lo que venga", aclara. “Cuanto más me preparo para decir adiós, más en paz me siento con esa realidad. Mi experiencia me ha brindado una paz a pesar de todo esto, una paz que he podido compartir con mi familia en mis últimos días".