Salud

Doce familias de bacterias son la 'más grande amenaza' para la salud humana

Se trata de organismos que de manera innata se blindan ante los medicamentos actuales y que en los próximos años podrían matar a millones de personas, principalmente por contaminar la sangre, provocar neumonías o causar graves intoxicaciones.
04 Marzo 2017, 1:53pm
Imagen por Federico Gambarini/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La Organización de las Naciones Unidas ha lanzado una alerta sin precedentes: hay un grupo de organismos más diminutos que un grano de arroz y su existencia supone "la más grande amenaza a la salud humana".

Se trata de un catálogo de 12 familias de bacterias resistentes a los antibióticos, es decir, organismos vivos que tienen la capacidad innata de blindarse contra cualquier medicamento y que pueden transmitir material genético a otras bacterias para hacerlas igual de inmunes.

Su presencia en el cuerpo humano causa infecciones graves y a menudo letales: principalmente, contaminan el torrente sanguíneo, provocan neumonías o graves intoxicaciones.

Encontrar rápidamente antibióticos que combatan a esas "súperbacterias" es prioridad para la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha dividido a esas 12 familias en tres categorías según la urgencia de investigación: prioridad crítica, alta o media.

Las superbacterias matarán más que el cáncer en el 2050. Leer más aquí.

El grupo de prioridad crítica incluye las bacterias multirresistentes que son especialmente peligrosas en hospitales, residencias de ancianos y entre los pacientes que necesitan ser atendidos con dispositivos como ventiladores y catéteres intravenosos. Entre tales bacterias se incluyen las siguientes: Acinetobacter, Pseudomonas y varias enterobacteriáceas como Klebsiella, E. coli, Serratia, y Proteus.

"Los niveles segundo y tercero de la lista –las categorías de prioridad alta y media– contienen otras bacterias que exhiben una farmacorresistencia creciente y provocan enfermedades comunes como la gonorrea o intoxicaciones alimentarias por salmonela", explicó la OMS en un comunicado.

Actualmente, la OMS trabaja en una estrategia llamada I+D que trata de guiar y promover la investigación y desarrollo de nuevos antibióticos. La puesta en marcha de ese plan depende de que los gobiernos del mundo establezcan políticas que incentiven la investigación científica básica y el financiamiento con dinero público y privado para descubrir nuevas medicinas.

Sigue a Martín Andrade en Twitter: @godomarto

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs