Publicidad
ESPAÑA

El Ayuntamiento de Flix localiza nuevos focos de contaminación fuera de la planta de Ercros

Extrabajadores de la firma española Ercros comunican al Ayuntamiento de Flix la existencia de dos nuevas zonas tóxicas en el pueblo. El consistorio tendría indicios de un tercer foco fuera del recinto de la química, condenada por contaminar el río Ebro

por María Altimira
21 Diciembre 2016, 6:25am

En la imagen, la zona roja es el recinto de la fábrica de Ercros y las áreas pintadas de verde, las áreas aproximadas que comprenderían los puntos contaminados.

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Aunque hace tiempo que Ercros significa contaminación para los habitantes del pequeño municipio tarraconense de Flix, en Cataluña (España), nunca hasta ahora esta compañía química había suscitado tanto recelo entre los lugareños.

No les faltan razones. Tras descubrirse el escándalo de corrupción y las irregularidades vinculadas al proceso de descontaminación del embalse del Ebro, uno de los diversos puntos afectados por los residuos tóxicos vertidos durante decenios por la factoría de Flix, VICE News ha podido saber que Ercros también habría enterrado restos tóxicos en otras tres zonas externas al recinto fabril.

Unos nuevos focos de afectación que se sumarían a los del lodo del citado embalse, cuya descontaminación se cerró en falso dejando unos 100.000 metros cúbicos de barro sin tratar, tal y como informó RAC1 la semana pasada, y a los del suelo del complejo industrial, donde todavía no se ha intervenido. Los residuos de los tres vertederos podrían contener, como en los dos casos referidos, metales pesados o compuestos organoclorados.

La España tóxica: tres de los peores focos de contaminación que siguen supurando veneno. Leer más aquí.

Algunos de estos peligrosos remanentes, relacionados con el aumento de los registros de cáncer detectados en la provincia de Tarragona entre 1980 y 1989 y con el desarrollo temprano en niños, podrían estar enterrados hasta a un kilómetro de distancia de la zona de producción de la factoría.

De acuerdo con Francesc Barbero, primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Flix, los enclaves presumiblemente afectados están situados en terrenos que pertenecen a la empresa, dedicada a la elaboración de productos básicos para la industria química y farmacéutica y radicada en la zona desde 1897.

Se trata de dos áreas que fueron señaladas por dos extrabajadores y un punto del que existirían indicios documentales en poder del gobierno municipal a los que VICE News no ha podido tener acceso.

La primera de las zonas susceptibles de esconder residuos contaminantes es una parcela situada aproximadamente a un kilómetro del centro fabril de Ercros y está ubicada en el entorno del Castell Nou de Flix. Allí, donde antaño había habido un vertedero, se habrían enterrado los contaminantes sin recipiente, ni protección de ningún tipo.

Imagen de El Castell Nou en la cima del montículo y entorno al cual estaría una de las zonas supuestamente contaminadas.

El segundo lugar supuestamente afectado está situado, siempre de acuerdo con Barbero, en un terreno anexo al sector llamado Magatzem (Almacén en castellano) del recinto de la fábrica y el tercero y último se encontraría comprendido en una larga franja situada al otro lado de la C-12, la carretera que rodea por detrás el complejo industrial de Ercros.

En todos los casos, se trataría de vertidos soterrados entre la década de los 60 y los años 80 y, de acuerdo con la información facilitada por las fuentes municipales, es probable que en la segunda y la tercera zona referidas, los residuos hubieran sido enterrados dentro de bidones.

La zona situada al otro lado de la carretera C12 podría contener bidones enterrados.

"Ahora tenemos que delimitar mejor las áreas donde supuestamente se habrían enterrado los peligrosos deshechos y mandar esta información a la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) para que se hagan análisis rigurosos sobre el terreno y se determine si realmente hay contaminación", explica Barbero.

Albert Mani, concejal del Ayuntamiento de Flix y uno de los políticos municipales más activos respecto del contencioso de Ercros, asegura en declaraciones a VICE News que "si la existencia de estos vertederos se confirma, estaríamos hablando de un caso flagrante de delito ambiental".

En la misma línea Sergi Saladié, diputado en el parlamento catalán, portavoz de la CUP para el contencioso de Flix y miembro de la comisión de Territorio de la cámara regional, asegura que este descubrimiento "demuestra, una vez más, el descontrol y la impunidad con la que Ercros se ha movido desde que está en Flix".

El diputado del grupo anticapitalista critica el oscurantismo que, a su parecer, siempre ha acompañado la política empresarial de la química, que fue condenada por derramar residuos tóxicos entre 1988 y 1993 en el río Ebro.

De hecho, los nuevos focos susceptibles de contener contaminantes eran un rumor hasta que el Ayuntamiento de esta población informó a la Agencia de Residuos de Cataluña (ACR) sobre esta posibilidad. Fue entonces cuando la agencia, dependiente del gobierno catalán, accedió a investigar el asunto remitiendo una carta tanto al consistorio de Flix, como al de la vecina población de Riba-roja d'Ebre, a Ercros y a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

La misiva, enviada el pasado 6 de octubre, pedía a sus destinatarios que informaran de cualquier sospecha sobre nuevos puntos susceptibles de contener residuos tóxicos.

Quizás no lo sepas, pero estás comiendo contaminantes hormonales dañinos para tu salud. Leer más aquí.

La información recabada por el consistorio de Flix parece indicar que a un año del anunciado cierre de la fábrica de cloro de Ercros [lo que reduciría el número de profesionales a la mitad hasta llegar a los 70 en comparación con los 1.500 que llegaron a trabajar en el complejo industrial], el mutismo de vecinos y extrabajadores parece haber empezado a resquebrajarse.

El gobierno municipal, que todavía está trabajando en la elaboración de un documento para delimitar con exactitud la ubicación de los enclaves y recopilar todos los datos que se puedan reunir al respecto, no descarta que puedan detectarse nuevos casos tanto dentro como fuera de Flix.

Fuentes de la CHE reconocen a VICE News haber respondido a la demanda informativa de la ACR a principios de noviembre señalando la existencia de aguas subterráneas contaminadas por la actividad industrial de Ercros. Una toxicidad que, sin embargo, habría sido tratada, dicen, "por la depuradora de la propia planta" y que según la ARC no constituiría ningún nuevo foco.

El Ayuntamiento de Riba-roja, cuyo alcalde compagina sus responsabilidades municipales con la dirección de Territorio y Sostenibilidad del gobierno catalán en la región de Les Terres de l'Ebre, no facilitó información a VICE News sobre sus pesquisas en este sentido.

Ercros, por su parte, aseguró no tener "conocimiento de ningún otro espacio en nuestras instalaciones industriales o fuera de las mismas, en las que se hayan llevado a término vertidos incontrolados" y no quiso añadir nada a VICE News respecto de los puntos que fueron notificados a las autoridades locales de Flix.

Sigue a Maria Altimira en Twitter: @MariaAltimira

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
Europa
contaminación
medioambiente
ercros
flix
francesc barbero
riba-roja
sergi saladié