Actualidad

Supremacistas blancos rusos entrenaron a neonazis alemanes en combate militar

La asistencia de extremistas alemanes a un campamento en San Petersburgo muestra la creciente cooperación entre los grupos de supremacistas blancos a nivel internacional.
09 Junio 2020, 2:17pm
Miembro del Movimiento Imperial Ruso en entrenamiento

Artículo publicado originalmente por VICE Noticias Estados Unidos.

Neonazis alemanes han estado recibiendo entrenamiento estilo militar en campamentos dirigidos por una organización terrorista rusa de extrema derecha, informaron medios alemanes el viernes. Este hecho es la más reciente señal de la profundización en la cooperación internacional de las redes de supremacistas blancos.

De acuerdo con fuentes de inteligencia, según la revista alemana de noticias Focus, los extremistas habían asistido a un campamento cerca de San Petersburgo, donde aprendieron a usar armas y explosivos, y recibieron entrenamiento de combate cuerpo a cuerpo.

El campo de entrenamiento, conocido como Partizan, está dirigido por el Movimiento Imperial Ruso (MIR), una organización ultranacionalista y cuasi paramilitar que afirma luchar por el "predominio de la raza blanca".

El asesinato de George Floyd

El gobierno de Estados Unidos agregó al MIR a su lista de grupos terroristas globales especialmente designados en abril —la primera vez que tomó tal acción contra una organización supremacista blanca— y dijo que había "brindado capacitación paramilitar a los supremacistas blancos y neonazis en Europa".

Por su parte, el gobierno ruso considera al MIR un grupo extremista, pero no ha emitido una prohibición en su contra.

Los extremistas alemanes que asistieron al campamento pertenecían a las alas juveniles de dos partidos políticos alemanes radicales que son considerados movimientos neonazis: el Partido Nacional Democrático y La Tercera Vía. El reportaje de Focus no proporcionó más detalles sobre la presencia alemana en el campamento, pero dijo que extremistas de Suecia y Finlandia habían asistido previamente para después luchar en milicias proseparatistas en el este de Ucrania.

Los expertos dijeron a VICE News que la asistencia de extremistas alemanes al campamento exhibe la creciente cooperación entre los grupos de supremacistas blancos a nivel internacional, ya que buscaron establecer relaciones con aliados en otros países.

"Señala que el MIR es un nodo crítico del movimiento extremista de supremacía blanca transnacional", dijo Mollie Saltskog, analista de inteligencia de The Soufan Group. "El MIR va más allá de la ideología y la creación de redes de contactos. En realidad está proporcionando capacitación paramilitar a las personas que se adhieren a esta ideología violenta".

Kacper Rekawek, investigador afiliado del Proyecto Contra el Extremismo, dijo que Rusia y Ucrania se habían convertido en centros importantes para el movimiento supremacista blanco transnacional, donde las actitudes permisivas del gobierno hacia los grupos militantes de extrema derecha han creado un espacio seguro para que los extremistas amplíen sus redes de contactos o reciban entrenamiento estilo militar.

"No creo que estos chicos[alemanes] puedan hacer este tipo de cosas en ninguna parte de Europa", dijo a VICE News.

Al igual que Azov, un movimiento de extrema derecha de Ucrania, la posición del MIR en la escena internacional de la supremacía blanca ha sido impulsada por su participación en la guerra de Ucrania, donde su ala militar, la "Legión Imperial", luchó del lado de los separatistas prorrusos.

Rekawek dijo que el MIR había actuado como una "cinta transportadora" para los combatientes en el conflicto de Ucrania, ampliando su atractivo para los extremistas de otros países que querían aumentar su capacidad para la violencia.

"Tienen credibilidad callejera", comentó. "Dicen: 'Tenemos la experiencia, somos los mejores'".

Si bien no ha salido a la luz que algún estadounidense haya participado en los campamentos, el MIR también ha forjado lazos con los supremacistas blancos del país. Según un reportaje de The Soufan Center, el MIR desarrolló un vínculo estrecho con Matthew Heimbach, fundador del Partido Tradicionalista de Trabajadores de Estados Unidos —de corte neonazi— y organizador de la infame manifestación Unite the Right en Charlottesville, Virginia. Heimbach, quien afirma haber renunciado a su ideología nacionalista blanca, dio la bienvenida a Estados Unidos a una delegación del MIR en 2017, y presuntamente recibió una invitación para entrenar con el MIR, dijo Saltskog.

La analista de inteligencia dijo que el principal temor de los servicios de inteligencia es que los extremistas regresen a sus hogares para cometer actos de violencia en sus propios países, como los neonazis suecos Viktor Melin y Anton Thulin, quienes asistieron a un campo de entrenamiento del MIR de 11 días de duración en agosto de 2016, antes de llevar a cabo una serie de ataques terroristas en la ciudad sueca de Gotemburgo unos meses después.

Según el Departamento de Estado, que citó las explosiones causadas por Melin y Thulin como una justificación para designar al MIR como una organización terrorista, el fiscal sueco que manejó el caso descubrió que el MIR era responsable de radicalizarlos y entrenarlos para realizar los ataques.

"La transferencia tácita de conocimiento, por ejemplo, cuando se trata de fabricar bombas... representa una gran amenaza para los países de los que provienen esas personas", dijo Saltskog. También explicó que el más reciente reporte proveniente de la inteligencia alemana es una prueba más de que la decisión de Estados Unidos de sancionar al MIR como grupo terrorista global estaba justificada.

"En mi opinión, la amenaza no es diferente de si un alemán o un sueco aceptara participar en un campo de entrenamiento de ISIS o al-Qaeda".

Portada: Una imagen tomada el 28 de febrero de 2015 muestra a un miembro del Movimiento Imperial Ruso, un grupo nacionalista de Rusia, caminando cerca de una pancarta que dice "Dios. Nación. Zar. Somos rusos, Dios está con nosotros" en una base de entrenamiento en San Petersburgo (Foto: OLGA MALTSEVA / AFP a través de Getty Images)