'Friends' es una serie homofóbica, sexista y con pésimo humor

Me senté a ver varios capítulos por primera vez luego de leer sobre las denuncias de varios usuarios de Netflix.

|
29 agosto 2018, 2:25pm

Foto vía Flickr.

Crecí viendo capítulos repetidos de Seinfeld. George, Kramer, Elaine y Jerry me parecen de lo mejor que ha existido en el planeta. Cuando veía un capítulo mi fe en el mundo crecía y me sentía realizado, como si mi misión como ser humano estuviera completa. Todos mis amigos tenían a Friends en una especie de pedestal y para pertenecer a esta especie de club de “buen gusto” tenías que hablar bien de la serie. Yo nunca tuve amigos para hablar de Seinfled, pero no me importaba.

Cuando alguien hablaba de Joey o Rachel en fiestas, reuniones y chats de MSN Messenger, yo trataba de enviar emojis o cambiar el tema porque me sentía fuera del mapa; y sentirte excluido cuando tienes 13 años es lo peor que te puede pasar. En esa época pasaban las temporadas repetidas como si fueran un virus. Siempre que tenía el televisor en ese canal, había una gran probabilidad que estuviera Friends. Veía sólo unos segundos y lo quitaba. Nunca me atrajo ni atrapó mi mirada por más de dos minutos.

Hoy, casi 15 años después, vi que Friends fue Trending Topic porque la serie está en Netflix y muchísimas personas que no la habían visto pudieron verla y comenzaron a criticarla. Una nueva generación estaba conociendo la serie.

Sentí que era el momento perfecto para entender por qué enamoró a tantísima gente y saber qué onda con las críticas que le estaban lloviendo. Y, siendo sincero, nunca pierdo la oportunidad de estar en mi sofá siendo un inútil que pierde el tiempo viendo horas y horas de series. Me encanta procrastinar. Me da vida.

Decidí que la mejor forma era ver capítulos al azar, para ser de alguna forma “justo”. Empezamos.

Capítulo 1, primera temporada.
Capítulo 7, segunda temporada.

Quiero resaltar lo que vi en el primer capítulo, donde hablan del divorcio entre Ross y Carol “porque es lesbiana” y tratan esto como si fuera broma. En el capítulo 7, por igual, es como si esto fuera un obligado en el guión y parte de lo que quiere demostrar Friends es que sus protagonistas son homofóbicos y, de a ratos (muchos), sexistas. Además hay partes en donde Chandler tiene miedo de “ser confundido por un hombre gay”. Vaya tela.

En uno de los episodios de la novena temporada, llamado “The One With The Nanny”, Rachel contrata a una niñera para su hija, pero Ross está confudido y reclama que la niñera es hombre y no mujer. Incluso Ross pregunta si el niñero es gay. Y prestando atención a cada parte del guión, no podía salir de este tipo de bromas. Parece algo obligado para seguir manteniendo el ritmo. ¿Acaso todos mis amigos entendían esto cuando eran niños? No lo creo. Podía imaginarme a mí de morrito viendo esto, riéndome y replicando estas bromas en mi escuela. Y ahí es donde de verdad radicaba el problema. Porque si vimos a Chandler hacer esto en Friends, debe estar bien chido, ¿no?

Episodio 7, temporada 6.
Capítulo 4, temporada 7.

En el capítulo “The One Where Phoebe Runs” Joey escoge a una roomie australiana, Janine, sólo porque es guapa y lo hace notar. Y eso no es lo que está mal, lo que está raro es que pasa todo el capítulo viéndola con ojos de acosador: incluso cambia la cerradura de su candado y pone la temperatura del depa altísima para que Janine esté en ropa interior. Es bastante loco y no entendía lo que estaba pasando en mi TV. No entiendo por que nadie veía estas cosas, o sí las veían, pero nadie hablaba porque en esa época era “normal”. No sé.

Luego en “The One With Rachel's Assistant”, Rachel contrata a un asistente hombre para que la ayude en su trabajo. Rachel es muy parecida a Joey, en que son personajes que toman decisiones basadas en sus impulsos sexuales. Rachel no puede mantener una relación profesional con el asistente e incluso le dice a sus compañeras de trabajo que es gay, para que así “se le alejen”. ¿Se imagen que esto hubiese sucedido con un personaje masculino? Además, esto es acoso sexual en la oficina.

En los demás episodios que vi, estaba la constante de las bromas homofóbicas y sexistas. Joey siempre era el que recibía más bullying porque le gustaban “cosas femeninas”. Ya sabía que el episodio del “bolso de hombre” era un clásico y por eso tuve que verlo. Joey tiene que explicar por qué le gusta usarlo y que “no era de mujer”.

Joey confiesa que le gusta el maquillaje y en algún momento Chandler le dice con ironía que “sí, sacar flores de ese bolso hace que se vea mucho más masculina”. Está también la cuestión con “Fat Monica” y Joey. En cualquier oportunidad que Joey tiene, hace referencias a su peso y en gran parte de la serie tiene un comportamiento sexista con las mujeres. Lo curioso es que es uno de los personajes más famosos y queridos de la serie.

Sí hay un problema con Friends. Creo que es una serie sin gracia y poco cómica, pero esto es subjetivo y cada quién decide qué ver. Las bromas homofóbicas están ahí, y el sexismo es tan clave que en casi cada episodio encontrarás partes del diálogo que basan sus bromas en esto. Y entiendo que la coyuntura de los años 90 no era la misma que la de hoy, pero, ¿realmente es excusa para que el mundo entero haya aprobado este tipo de diálogos?

Hoy existen las redes sociales, un megáfono para denunciar este tipo de cosas que en esa década no existía; y es mucho más fácil tener este tipo de conversaciones sumamente necesarias para que el comportamiento de todos sea el más adecuado posible. Estamos hablando de una de las sitcoms más famosas de la historia, vista por millones de personas. Y que hoy, una nueva generación esté entendiendo que muchísimas cosas que sucedieron en esta serie y lo anden denunciando, es solo una señal de mejora en la sociedad. En cualquier obra de arte el legado es lo que define qué tan importante fue o no. Que se esté cuestionando el impacto que tuvo esta serie es solamente positivo, hayas sido un gran fan o no.

Puedes seguir a Diego en Instagram.

Más VICE
Canales de VICE