Este restaurante mexicano en Texas fue criticado por publicar una foto de Jeff Sessions

El fiscal general de Estados Unidos es el hombre que anunció la política de inmigración de "cero tolerancia" y abogó por la separación de padres e hijos en la frontera.

por Jelisa Castrodale; traducido por Laura Castro
|
16 Agosto 2018, 1:00pm

Fotos: Win McNamee/Getty Images y Flickr Creative Commons.

Artículo publicado originalmente por Munchies Estados Unidos.

El viernes por la mañana, el fiscal general de Estados Unidos Jeff Sessions se dirigió a un grupo de líderes de las fuerzas federales de seguridad en Houston, elogiándolos por su disposición a hacer cumplir las cada vez más draconianas leyes de inmigración de esta administración. Y tanto antes como después de su discurso en la Fiscalía, Sessions, el hombre que anunció la controvertida política de inmigración de "cero tolerancia" y que abogó por la separación de padres e hijos en la frontera de Estados Unidos y México, comió no en uno, sino en DOS restaurantes mexicanos de la ciudad.

Su desayuno de huevos rancheros en La Mexicana pasó desapercibido, excepto en Reddit. "SANTA MADRE, EL DESCARO DE ESTE TIPO", escribió un Redditor sobre la elección de restaurante del Fiscal. "¿En serio Jeff Sessions fue a desayunar tacos antes de dar un discurso sobre una ola de delincuencia inmigrante inexistente? Es decir, MALDITA SEA, hermano". (Narrador: Sí. Sí, lo hizo).

Pero las fajitas del desayuno de Sessions le han causado muchos pesares al restaurante El Tiempo, el cual recibió un amplio rechazo en línea, resultando esto en una disculpa publica por parte del propietario y la eliminación inmediata de todos los perfiles del restaurante en las redes sociales.

Poco después del almuerzo, el restaurante publicó una foto del chef y copropietario del lugar, Domenic Laurenzo, al lado del sonriente Sessions. "Tuvimos el honor de servirle [sic] al Sr. Jeff Sessions, Procurador General de los Estados Unidos. Gracias por permitirnos servirlo", escribió El Tiempo, agregando un emoji de la bandera estadounidense y el hashtag #jeffsessions.

Las críticas no se hicieron esperar y fueron inflexibles, esto muy pronto se materializó en el hashtag #BoycottElTiempo en Twitter. El Tiempo bajó la foto y la reemplazó con una declaración del presidente de Laurenzo's Restaurants, Roland Laurenzo. "El Tiempo de ninguna manera apoya la práctica de separar a los niños de sus padres ni ninguna otra práctica del gobierno relativa a la inmigración", escribió, según CultureMap Houston. "La publicación de una fotografía del Fiscal General en uno de nuestros restaurantes no representa nuestro apoyo a sus posturas [...] Fue publicada sin revisión ni aprobación por parte de los propietarios y esto ha llevado a todos a sacar conclusiones precipitadas con respecto a que de alguna manera nosotros estamos involucrados en este asunto político. No aprobamos ni apoyamos a nadie que separe a los padres de sus hijos".

Laurenzo dijo que el Servicio Secreto informó al restaurante que un funcionario del gobierno comería ahí, y que el personal sólo quería darle una "buena comida y un excelente servicio al cliente" sin "pensar en las implicaciones políticas".

Eso no detuvo las reacción negativas. Por lo que, Laurenzo desactivó todos los perfiles de las redes sociales de El Tiempo, al menos por ahora. "En retrospectiva, fue un error pues enfureció a mucha gente", le dijo Laurenzo a KHOU. "Hemos recibido muchas quejas y comentarios. Y amenazas, amenazas de muerte. Esto ha sido extremadamente impactante para nuestra familia".

Peeeeero... en octubre de 2016, Laurenzo le dio permiso a la coalición Houston Latino Trump para filmar su video musical afuera de uno de los restaurantes El Tiempo. (La canción, "Despierta Gran America ", fue escrita por la líder del grupo, Marri Velasquez, una mujer que dijo que cuestionar a Donald Trump era como cuestionar a Dios). "El evento fue aprobado por mi padre (Roland Laurenzo)," le dijo Dominic Laurenzo al Houston Chronicle en ese momento. También le dijo al periódico que apoyaba al entonces candidato Donald Trump. Dado lo cual, uno podría suponer que tal vez consideraron un honor servir a Jeff Sessions, ¿no?

Bienvenidos a 2018, donde incluso las fajitas vienen acompañadas con una porción de política incómoda.