Drogas

Estos son los países con mayor probabilidad de legalizar la hierba

¿Mexico? Probable. ¿India? No tanto.

por David Hillier; traducido por Álvaro García
29 Abril 2019, 2:00pm

Foto vía Wikimedia Commons

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

En octubre de 2018, Canadá se convirtió en el segundo país después de Uruguay —y la primera nación del G7— en legalizar el uso recreativo del cannabis. Encabezados por el primer ministro Justin Trudeau, los políticos aprobaron la medida para reducir el acceso de los menores a la marihuana.

Entonces, ¿cuál es el siguiente país? Para formular algunas predicciones, hablamos con un equipo de expertos en marihuana que han estado al frente de la reforma, de región a región, durante décadas. Acompáñanos mientras damos un vistazo a nuestra bola de cristal:

Centroamérica y Sudamérica

"Es casi seguro que México legalizará y regulará [el cannabis] en 2019", dijo Tom Blickman, oficial principal de proyectos del Transnational Institute, una ONG internacional de política social con sede en Holanda. El mes pasado, el Foro de Reglamentación de la Marihuana se reunió para discutir cómo México, un país devastado por la violencia de los cárteles de la droga, está impulsando el decisivo fallo de la Corte Suprema del año pasado, que declaró que "los efectos causados por la marihuana no justifican una prohibición absoluta de su consumo".

"Tenemos muchas esperanzas de que pase a fines de este año", dijo Hannah Hetzer, encargada principal de política internacional y enlace para América Latina de la Drug Policy Alliance, una ONG estadounidense para la reforma de las drogas. Hetzer agregó que la situación no es tan clara en otros países de la región, con la excepción de Uruguay, que comenzó a vender marihuana legal el año pasado (aunque con estrictas regulaciones con respecto a las ventas en los dispensarios, los cuales no la tienen disponible en gran parte del país).

Colombia, Perú, Argentina, Ecuador y Venezuela han legalizado la marihuana médica o han despenalizado el uso personal en diversos grados, mientras que Brasil, actualmente bajo la administración del presidente Jair Bolsonaro —quien una vez tuiteó que la legalización beneficiaría a "traficantes, violadores y secuestradores"— parece poco probable de realizar una reforma más allá de su asignación médica actual. Como región, Centroamérica y Latinoamérica son políticamente inestables, pero tienen una historia reciente de políticas progresistas, dijo Steve Rolles, analista principal de políticas de la Transform Drug Policy Foundation. “Las acciones de Estados Unidos serán cruciales. La reforma de Estados Unidos también obligará a las Naciones Unidas a reformarse, y el efecto se sentirá en todo el mundo".

NUESTRA PREDICCIÓN: México legalizará el cannabis en 2019; Colombia, Argentina, Perú, Ecuador y Chile en 2025; Venezuela en 2029.


Relacionados:


Oceanía

En diciembre pasado, se aprobó una ley en Nueva Zelanda que permite el uso de la marihuana medicinal. Al mismo tiempo, se anunció la celebración de un referéndum vinculante sobre legalización y regulación, junto con las elecciones generales, en 2020.

“La reforma de la ley sobre el cannabis tiene un apoyo de alrededor del 60 por ciento en las encuestas, antes de que tengamos información específica sobre cómo podría ser la reforma de la ley. Eso hace que mucha gente piense que es un 'trato hecho', pero la opinión está más balanceada de lo que sugiere esa cifra", dijo Sandra Murray, directora de campaña del movimiento #makeitlegal de Nueva Zelanda. "El apoyo se encuentra en alrededor del 72 por ciento entre las personas menores de 45 años, pero una gran parte de los jóvenes no asiste a votar".

Cerca de allí, Australia ha legalizado el cannabis para uso médico y una encuesta realizada en 2016 por la National Drug Strategy Household sugirió que el 74 por ciento de los australianos está a favor de la despenalización. ¿Habrá un efecto dominó continental si Nueva Zelanda vota sí en 2020? "En algunos estados australianos, el cannabis ya está despenalizado y los paraísos hippies como Nimbin son básicamente como pequeños Ámsterdams australianos", dijo Rolles. “Dependerá del próximo gobierno: es menos probable que un gobierno conservador la legalice, pero la opinión pública se está moviendo, por lo que parece inevitable, incluso si ocurre primero a nivel estatal, lo que obligaría a discutir el asunto a nivel federal en lugar de como ocurre en Estados Unidos. Canberra también está a punto de legalizar el cultivo casero. Australia parece un candidato muy probable para la reforma después de Nueva Zelanda".

NUESTRA PREDICCIÓN: Nueva Zelanda legalizará el cannabis en 2020 y Australia en 2023.

Estados Unidos

Todos los ojos están en Canadá. Seis meses después de la legalización, el cielo no se ha caído, pero no ha sido un proceso tranquilo. En particular, ha habido una escasez de suministros de cannabis del gobierno. En Estados Unidos, los ánimos entre los reformadores son altos, a pesar del reciente fracaso para legalizar el cannabis en Nueva Jersey. "Hay un amplio apoyo político para aprobarlo en Nueva York, Nueva Jersey y Nuevo México en los próximos uno o dos años", dijo Jag Davies, director de la Estrategia de Comunicaciones de la Drug Policy Alliance. "Y hay una buena probabilidad de que New Hampshire e Illinois pasen por el proceso legislativo en los próximos años".

Pero el cambio sísmico será un cambio de ley a nivel federal. La mayoría de los candidatos demócratas para 2020 apoyan la legalización, aunque George McBride, director ejecutivo de Hanway Asssociates, una consultora de la industria del cannabis con sede en Reino Unido, aconsejó cautela. “A pesar del apoyo generalizado, no creo que ningún posible demócrata entrante quiera que sea la primera acción de una nueva presidencia. Así que, de manera realista, estaremos viendo la legalización en algún momento durante su primer mandato".

Con diez estados que ya legalizaron la hierba (y otros 33 que la aprobaron para uso médico) y la probabilidad de que algunos estados influyentes lo hagan pronto, la reforma federal parece ser una realidad, independientemente de quién esté en la Oficina Oval. Una encuesta reciente realizada por el Pew Research Center encontró que el 62 por ciento de los estadounidenses (incluido el 74 por ciento de los millennials) están a favor de la legalización. “Se está acabando con la resistencia federal. Simplemente ya no es práctico, incluso bajo otra administración republicana", dijo Rolles. "La opinión pública, incluso entre los republicanos, es ahora una mayoría y ese ha sido el punto de inflexión ya que el apoyo se convierte en una ventaja política más que una carga".

NUESTRA PREDICCIÓN: Estados Unidos legalizará el cannabis en 2023.


Relacionados:


Europa

A pesar de los aires de reforma en todo el continente, con muchos países avanzando hacia la despenalización (o la despenalización de facto) y la reforma médica, el progreso a nivel nacional es lento. Excepto para el pequeño Luxemburgo, cuyo gobierno de coalición ya se ha comprometido a legalizar la hierba. "Es muy probable que ocurra al final del mandato de este gobierno, en algún momento entre 2022 y 2023", dijo Blickman, y agregó: "Es notable que el anuncio de Luxemburgo no haya sido recibido con la desaprobación pública de los países vecinos".

Hará falta que uno de los países europeos más grandes se suba a bordo para inspirar una sensación de cambio duradero en el continente. España está bien posicionada para romper el sello: tiene una larga historia de tolerancia, que se remonta a la década de 1970, cuando el Tribunal Supremo dictaminó que la posesión de pequeñas cantidades de droga no era un delito. Esto ha ayudado a generar una cultura arraigada de consumo de hierba y clubes sociales cannábicos en todo el país. "Hay un amplio apoyo para la reforma médica y recreativa", dijo McBride. “Pero el gobierno central no quiere realizar esa concesión a las regiones semiautónomas y las regiones no quieren ceder ante el gobierno central. Así que en este momento hay una especie de punto muerto".

Italia tampoco debería descartarse. "Italia tiene mucho apoyo público para la regulación y tienen su propio sistema llamado 'cannabis light', donde pueden acceder al cannabis de muy baja potencia", dijo Henry Fisher, director científico de Cannabis Europa, un centro europeo de la industria del cannabis.

Holanda recientemente inició un experimento de cuatro años en el que el gobierno suministrará cannabis a cafeterías en un pequeño número de municipios. "Pero podríamos encontrar que algo pequeño como la legalización en Luxemburgo podría inspirarlos a reducir su plan", aclaró Fisher. En otros lugares, Suiza comenzó una prueba de salud pública de diez años, en la que se planea estudiar a un grupo de 5,000 personas que consumen cannabis legalmente, mientras que Bélgica y Portugal han llevado a cabo con éxito la despenalización y podrían considerarse candidatos aptos para la legalización.

En cuanto a los miembros europeos del G7, Alemania, Francia y Reino Unido, las cosas se están moviendo, aunque con lentitud. Aun así, la casa de apuestas Ladbrokes predice que la legalización total del cannabis en Reino Unido es probable para el 2024. Pero las casas de apuestas saben más sobre caballos que sobre drogas. Parece probable que Francia se una a Alemania y Reino Unido en la legalización del cannabis medicinal para finales de año. "Una vez que esto ocurra, es probable que haya un rápido efecto dominó", explicó Rolles.

¿Y qué hay de nuestros amigos en Escandinavia? "Las drogas, particularmente en Suecia —uno de los simpatizantes más antiguos del mundo de la prohibición punitiva— es un tema en el que los escandinavos parecen extrañamente atrasados", dijo Rolles. “Dicho esto, hay signos de movimiento. Noruega está explorando la despenalización y tiene algunas políticas innovadoras de reducción de daños, y están surgiendo movimientos de la sociedad civil para la reforma en Escandinavia, incluso en Suecia".

NUESTRA PREDICCIÓN: Luxemburgo, España, Bélgica y Portugal legalizarán el cannabis en 2023; Italia en 2024; Holanda y Alemania en 2025; Francia en 2026; Reino Unido en 2027; Noruega en 2029.

El Caribe

En un informe de 2018, la Comisión sobre la Marihuana de la Comunidad del Caribe (CARICOM), que representa a 15 países miembros de la región, dijo lo siguiente sobre el cannabis: "La comisión cree que el objetivo final de la CARICOM debería ser el desmantelamiento de la prohibición en su totalidad, que será reemplazada por un marco estrictamente regulado similar al del alcohol y el tabaco, que son sustancias nocivas que no están criminalizadas”. Es una declaración de intenciones bastante sólida que, tomada en serio, podría llevarnos a prever una inminente expansión de la legalización en todo el Caribe.

Sin embargo, esta medida podría no llevarse a cabo, según Blickman. "La mayoría de los países caribeños no darán ese paso si Estados Unidos no lo hace primero, ya que dependen de la ayuda y el comercio de Estados Unidos", argumentó. Sin embargo, lo que parece probable es que el área refleje ampliamente los cambios legislativos de Jamaica de 2018: ya no se considera delito portar pequeñas cantidades (hasta dos onzas) o cultivar hasta cinco plantas domésticas, mientras que el uso médico está autorizado y los rastafaris están autorizados a fumar cannabis con fines sacramentales. "Un tipo de política de tolerancia como hemos visto durante décadas en los Países Bajos es el compromiso más probable a corto plazo", dijo Blickman. ¿Después de eso? La legalización en toda la región.

NUESTRA PREDICCIÓN: Jamaica, Cuba y Barbados legalizarán el cannabis en 2026.


Relacionados:


África

Es posible que África sea el continente que más rápidamente está adoptando la reforma generalizada del cannabis. El año pasado, el Tribunal Constitucional de Sudáfrica dictaminó que, en privado, el uso y el cultivo de cannabis —conocido localmente como dagga— no debe ser penalizado. El proyecto aún no se ha redactado formalmente en una ley y los detalles de la decisión se confirmarán en los próximos 18 meses, pero es un desarrollo crucial para la región.

"Algunos países se están posicionando para aprovechar la oportunidad económica, en lugar del acceso de los pacientes o los problemas de derechos civiles", dijo McBride. "Va a evolucionar de manera muy diferente a Norteamérica o Europa; si el factor fundamental es el beneficio económico, más rápido podrá moverse hacia un mercado más grande y más rápido se verá el beneficio. Muchas reformas están tratando de enfocarse en retirar el capital de los países desarrollados y vender productos en Europa".

McBride verificó que Sierra Leona, Ghana y Zimbabwe estaban actualmente en conversaciones, mientras que “Lesoto ya ha otorgado licencias a algunas grandes empresas para exportar cannabis”. El efecto sobre el consumo local del cannabis no está claro: la región tiene altos índices de consumo de cannabis, independientemente de la ley. "Muchos de esos lugares, como Ghana, tienen una prohibición simbólica", dijo McBride, y agregó que predice un boom cannábico "con una legalización y regulación generalizadas" en la próxima década.

NUESTRA PREDICCIÓN: Sudáfrica legalizará el cannabis en 2026; Sierra Leona, Ghana, Zimbabwe y Lesoto en 2027.

Asia

Para los habitantes locales, hippies y yuppies, fumar un porro viendo la puesta del sol en una playa de Goa es intrínseco a la experiencia cultural de la India. Pero parece poco probable que, a corto o mediano plazo, haya algún tipo de aceptación de esto a nivel federal en el país. "Las actitudes oficiales son anti-cannabis en este momento", dijo Blickman. McBride sugiere que “en ciertas partes de la India, el consumo del cannabis está legalizado de facto y hay mucha innovación regional: las fuerzas policiales evitan perseguir este crimen abiertamente y hay clubes sociales cannábicos. Pero un país como la India tiene tantos problemas apremiantes que es difícil plantear esto como un tema de debate nacional".

Hacia el oriente, la marihuana medicinal se legalizó en diciembre pasado en Tailandia, a medida que el país se prepara para unirse a la fiebre de exportaciones, con sus temperaturas tropicales perfectas para el cultivo para abastecer a los países que están tratando de satisfacer sus propias y crecientes necesidades cannábicas. Pero probablemente es todo el progreso que veremos por ahora. “A pesar de la marihuana medicinal, creo que la legalización aún está lejos en Tailandia. "Lo menciono teniendo en cuenta el hecho de que las cosas son intrínsecamente impredecibles en el país y la región", dijo Rolles.

Si estás particularmente interesado en fumar un porro legal en Asia, la leyenda dice que pruebes Corea del Norte, donde los reportes afirman que está disponible de forma gratuita y que florece en las laderas al igual que el pasto y el trigo. Por desgracia, esta imagen de un paraíso cannábico no es del todo correcta: "Es cáñamo industrial", advirtió McBride. "Y eso nunca ha sido ilegal".

NUESTRA PREDICCIÓN: Tailandia legalizará el cannabis en 2029; India en 2030; Corea del Norte nunca.


Relacionados:


Antártica

Hay un Tratado Antártico firmado por 12 países en 1959 para garantizar que "la Antártida se use solo con fines pacíficos". Además de eso, la Antártida no tiene gobierno ni leyes, por lo que, técnicamente, siempre y cuando nadie presente una queja, puedes consumir cannabis a tus anchas si te encuentras de visita en las estaciones de investigación de la provincia helada. Sin embargo, en la Antártida, los científicos se rigen por las leyes de su propio país. Así que, en principio, los canadienses y los uruguayos ya pueden consumir marihuana en el Polo Sur, mientras que los mexicanos dispuestos a lidiar con temperaturas de -50° centígrados deberán poder acurrucarse con los pingüinos antes de que finalice el año. Pero, por otro lado, lo que sucede en el Polo Sur se queda en el Polo Sur.

NUESTRA PREDICCIÓN: Es un "todos contra todos".

Sigue a David Hillier en Twitter.