Publicidad
Estado Islámico

‘No nos callarán’: el Observatorio Sirio de Derechos Humanos desafía a Estado Islámico

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, con sede en Londres, archiva ataques, ejecuciones, bombardeos, torturas y todas las violaciones acaecidas en Siria. Vuelve a estar online, después de que hackers de Estado Islámico tumbaran la web.

por Justin Ling
10 Julio 2015, 1:14pm

Imagen por Sedat Suna/EPA

Los activistas que trabajan a favor del autoproclamado Estado Islámico (EI) atacaron la página web del principal observador del respeto a los derechos humanos en Siria el pasado miércoles. La organización estuvo offline durante más de 24 horas.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres, archiva ataques, ejecuciones, bombardeos, torturas y todas las violaciones de derechos humanos acaecidas en Siria. Su meticuloso trabajo sigue el rastro de todos los crímenes cometidos en un país que vive bajo el telón de fondo de una brutal guerra civil.

Rami Abdurrahman, el ciudadano sirio que dirige la página desde su apartamento, dispone de una red de contactos que evalúa para él los índices de muertes en Siria.

En los últimos años la web del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) ha estado sometida a constantes actividades de pirateo y ha visto como le borraban sus archivos de información. Los autores de las intrusiones se hacían llamar "la Ciber Armada del Califato", tal y como Adurrahaman escribió el miércoles en su página de Facebook.

Los hackers se las ingeniaron para tumbar la página oficial del Observatorio y reemplazarla por una foto en la que se veía a Abdurrahman enfundado en un mono naranja y arrodillado, junto a un individuo uniformado con la indumentaria de Estado Islámico, y blandiendo un cuchillo. La imagen incorporaba también una fotografía de la bandera de EI y varios links a Dabiq, la revista oficial de los guerrilleros yihadistas.

sohr_hacked_crop1436455821732.png_1718483346.png

Captura de pantalla de la web hackeada. Imagen vía Telesur

Un mensaje escrito por los hackers rezaba así: "En un único y espectacular ataque por sorpresa, la Ciber Armada del Califato consiguió asaltar el sistema informático del OSDH… Y apoderarse del control de sus páginas web. Las destruimos y borramos toda la información. Debido a los daños provocados y a las grandes pérdidas de información, la organización ha decidido clausurar sus puertas. En su lugar, ahora se dedica a informar a sus visitantes a que siguen las últimas noticias y los acontecimientos relativos a los medios oficiales de Estado Islámico".

Obviamente no era Abdurrahman quien redirigía a sus seguidores a leer la propaganda de EI. Lo que hizo, en su lugar, fue redactar una declaración de Facebook de carácter desafiante.

"Las amenazas que hemos recibido, ya sean del régimen de Bashar al-Assad y de sus aliados regionales árabes, o ya sea de 'Estado Islámico' [y] de sus simpatizantes [o] de las facciones islamistas apoyadas por uno de los países vecinos de Siria, no van a detenernos en nuestra lucha por conquistar un estado democrático, en nuestro camino hacia la libertad, la justicia y la igualdad; en el estado que garantice los derechos de todos los miembros del pueblo sirio, sin mediar discriminación sectaria, religiosa o étnica", escribió Abdurrahman.

El activista también escribió que el Ejército Electrónico Sirio, una división de hackers del gobierno de Assad, también intentado derribar el sistema de OSDH en un ataque registrado a principios de año, en febrero, después de que la página publicara detalles sobre el número de civiles caídos bajo las ofensivas infligidas por el gobierno.

Abdurrahman continuó publicando artículos, fotografías y vídeos en su página de Facebook, incluso durante el periodo en que las páginas inglesas y árabes del OSDH estuvieron derribadas. Tanto él como sus fuentes informaron de multitud de enfrentamientos por todo Siria. Entre ellos, narraron la historia de un luchador de kickboxing alemán que se había sumado a la lucha de EI, y que habría sido ejecutado mientras intentaba escapar. También se informó de un presunto bombardeo impulsado por el gobierno en la provincia de Damasco.

El OSDH estima que el balance de muertos que ha arrojado el conflicto sirio hasta la fecha es de 320.000 muertos.

"Mientras nuestro corazón siga bombeando no serán capaces de callarnos", escribe el activista. "Solo para que lo sepan, si logran asesinar a Rami Abdurrahman hay más de 230 Abdurrahman que continuarán con su carrera".

Sigue a Justin Ling en Twitter: @justin_ling

Tagged:
VICE News
Assad
Siria
oriente medio
guerras y conflictos
rami abdurrahman
ejército electrónico sirio
observatorio sirio derechos humanos