Publicidad
Estados Unidos

¿Estará la policía de Nueva York subestimando los efectos de la marihuana adulterada?

Las remesas de marihuana sintética están bajo sospecha por provocar estallidos de violencia en sus consumidores. Sin embargo, uno de los investigadores de la nueva sustancia asegura que la mayoría de quienes la prueban no tienen reacciones violentas.

por Colleen Curry
07 Agosto 2015, 8:01am

Imagen por BORIS ROESSLER/EPA

Kenneth Dale Wakefield, una persona con un trastorno mental transitorio de Phoenix, fumó dos drogas distintas antes de padecer un arrebato criminal que desembocó en la decapitación y muerte de su mujer y de sus dos perros.

Wakefield, de 43 años, que está retenido bajo una fianza de 2 millones de dólares, declaró a la policía que una hora antes de los ataques había fumado marihuana y Spice [picante] — nombre con que se ha bautizado a la marihuana sintética, una droga de la que ahora se sospecha que está causando estallidos de violencia entre aquellos que ya tengan una patología mental declarada o que estén medicados psiquiátricamente. Wakefield relató a la policía que estaba intentando "extirpar el mal" de las víctimas, tal y como informa Reuters. En el proceso también se hirió seriamente el brazo y se sacó uno de sus ojos de su cuenca, informó la policía.

El arrebato de Wakefield es uno más en la cadena de episodios violentos declarados en los últimos meses a los que se relaciona con el consumo de marihuana sintética. La policía explicó que cree que un hombre que protagonizó una dantesca orgía de apuñalamientos en el metro de Nueva York el día de la Independencia de Estados Unidos, también podría haber estado bajo los efectos de la misma sustancia. Y lo mismo se cree que hicieron dos hombres de Michigan antes de atacar a una familia con bates de béisbol en abril. Además, otra "mala remesa" de la droga fue reivindicada como la causante de un espeluznante crimen de violencia doméstica en Houston en julio, cuando un hombre apuñaló, pegó una paliza y estranguló fatalmente a su novia, declaró la policía.

Exclusiva: visitamos el primer centro de cultivo de marihuana con fines médicos legalizado en Chile. Leer más aquí. 

El lunes, Bill Bratton, comisionado de la policía de Nueva York (NYPD), celebró una rueda de prensa para advertir al público y a los agentes de los peligros de la marihuana sintética — a la que describió como marihuana "adulterada" que confiere a su consumidor una fuerza sobrehumana y le convierte en inmune al dolor. Bratton mostró algunos vídeos de consumidores colocados de marihuana sintética en la sala de conferencias. En uno de ellos se ve a un hombre completamente desnudo, que se pasea a cuatro patas por mitad de una calzada, mientras abofetea el pavimento y grita. En otro se ve a un hombre igualmente desnudo que atraviesa una verja con su cuerpo.

"Estos individuos, la mayoría de los cuales se encuentran bajo los efectos de la sustancia, están totalmente enloquecidos", declaró Bratton.

"Parece marihuana, pero está alterada con productos químicos y tan pronto como seamos capaces de identificar las sustancias e identificar el principio activo en particular, lo declararemos ilegal. Han cambiado la manera de elaborarlo", aseguró Bratton. "De manera que ahora es una droga sintética y es increíblemente peligrosa y nociva".

La droga se elabora mediante un proceso en que se aplica un aerosol sintético cannabinoide — con productos químicos producidos en China — sobre las hierbas molidas. Acto seguido se embolsa en paquetes que salen a 5 dólares la dosis, según ha informado la el cuerpo especializado en la lucha contra narcóticos (DEA). Los productos químicos mimetizan el principio activo de la marihuana, THC, pero provocan una reacción química única. Según informan los trabajadores de la salud pública, a menudo varía la combinación exacta de productos químicos utilizados. La DEA ha prohibido una amplia variedad de productos sintéticos cannabinoides en los últimos años para intentar estar al día de la evolución de la sustancia.

El anuncio de Bratton se produjo casi exactamente un año después de que el departamento de Salud de Nueva York emitiera una la señal de alarma sobre el uso del llamado Spice. Entonces, durante dos días de julio de 2014, 15 personas padecieron distintas reacciones adversas después de consumir la sustancia.

"K2, Spice, Green Giant [gigante verde] — no importa qué nombre se les ponga: los cannabinoides sintéticos son peligrosos y son ilegales", proclamó la comisionado de Salud, la doctora Mary Bassett, tras producirse los hechos. "Urjo a la gente que no consuman tales productos, que han causado un enorme aumento de las visitas a urgencias en lo que va de año".

La Asociación Estadounidense para el Control de los Centros de Envenenamiento (AAPPC) informó que se tuvo la primera noticia de la existencia de tales sintéticos en 2009. Poco después, su consumo se popularizó por todo el país. De acuerdo con el Instituto Nacional de Abuso de Drogas, la marihuana sintética se ha estado vendiendo libremente en las llamadas head shops (tiendas en las que se venden productos químicos legítimos que reemplazan a las drogas ilegales), y en gasolineras. Bratton también advirtió que la droga se puede encontrar en algunas pulperías. La policía de Nueva York anunció que la semana pasada sus agentes se incautaron de 1.300 bolsas de marihuana sintética de la variante K2, de detrás del mostrador de una pulpería al este de Harlem, "entre los múltiples registros" que se acometieron en la zona.

La DEA también informa que las drogas pueden obtenerse a través de internet gracias a páginas web radicadas en China. Las hierbas molidas en polvo incluyen distintas variedades, como la llamada damiana, originaria del caribe mexicano, según explica la agencia anti narcóticos estadounidense.

En 2015 los centros de envenenamiento han recibido hasta la fecha 5.053 reportes de casos de exposición a la marihuana registrados durante el 6 de julio. Entonces los lugares de mayor consumo fueron Nueva York, Mississippi y Texas, según la AAPCC. Los estupefacientes, advierten, se hacen deliberadamente para ser adulterados "y los usuarios ignoran exactamente qué productos químicos se están metiendo en el cuerpo".

El departamento de Salud de Nueva York y la AAPCC enumeraron las reacciones como: agitación, ansiedad, alucinaciones, episodios psicóticos, pensamientos y comportamientos suicidas, a pesar de que según informa el mismo departamento, "normalmente los efectos no duran más de una o dos horas".

El investigador del Centro Médico de la Universidad de Nueva York, Joseph J.Palamar estudió el uso de marihuana sintética entre adolescentes en 2011 y descubrió que 1 de cada 10 la había probado al menos una vez. Palamar comentó que para los cientos de miles o más que han probado la droga y no han tenido ninguna reacción adversa, Bratton subrayó fuertemente que la advertencia a caído en oídos sordos. Además, añadió, la popularidad de la droga alcanzó su cumbre hace unos años probablemente, y ya ha empezado a disminuir entre la población general.

"Lo que más me preocupa es el mensaje que están dando la policía de Nueva York y los medios de comunicación, porque están hablando de los efectos más inadvertidos y hablan de ellos como si los padecieran todos sus consumidores", explico Palamar. "Los medios están diciendo que si consumes marihuana sintética tendrás una fuerza sobrehumana y te convertirás en insensible al dolor, lo cual es una reacción que podría darse en un pequeño número de usuarios, pero que, generalmente, no tiene ese efecto".

Palamar también contó que el predominio del consumo de marihuana sintética es tan alto — señaló que en su estudio se concluía que uno de cada 10 adolescentes lo probaba; además, un estudio más actual concluía que 1 de cada 5 clubbers neoyorquinos la habían probado — que "correr por la calle desnudo sigue siendo una extraña ocurrencia —".

"Algo que no debemos de olvidar es que mucha de la gente que está padeciendo reacciones adversas pertenecen a refugios de vagabundos. Nos solo son el primer sector de la población en el consumo de la droga, sino también un sector de la población con elevadas posibilidades de padecer trastornos psiquiátricos preexistentes. Muchos de ellos están también medicados, y para ellos consumir la droga es especialmente peligroso", advirtió Palamar.

También señaló que la mayoría de usuarios prefiere la marihuana real, pero aquellos que quieren evitar ser detenidos o registrados por posesión, a menudo prefieren la alternativa sintética. Lo cual si eres pobre y vives en un barrio pobre y ya corres el riesgo que te detengan solo por el color de tu piel, seguramente tienes más posibilidades de convertirte en consumidor".

Un artículo reciente de VICE, ofrecía una mirada poco halagüeña de la extendida presencia de la marihuana sintética en los refugios para vagabundos, y sobre los efectos que la sustancia está provocando en los hospitales locales y entre el personal de enfermería.

Palamar opina que en lugar de advertir a todo el mundo de que los usuarios se pueden volver maníacos y violentos, tanto la policía de Nueva York, el ayuntamiento y otras instituciones de salud pública, deberían de dar un paso al frente para educar al público de lo que pasa.

"Tenemos que hablar de los riesgos realistas del consumo", contó Palamar. "Están circulando malas remesas, no saben lo que estás consumiendo, y esto te podría pasar a ti de la misma manera que les ha sucedido a otros".

En imágenes: Portland festeja la legalización de la marihuana y la independencia de EEUU. Leer más aquí. 

Tagged:
VICE News
americas
K2
SPICE
THC
polícia
Drogas
drogas ilegales
marihuana sintética
crimen y drogas
sustancias ilícitas