Noisey

Esteman nos revela el detrás de cada canción de 'Amor libre'

Platicamos con el colombiano sobre cada uno de los temas de su nuevo álbum. Candidato desde ya para uno de los discos del año.

por Ricardo Armas
27 Marzo 2019, 6:48pm

Still del video de "Solo", tomado del Facebook Oficial de Esteman

Desde que en el 2015 publicó su anterior disco Caótica Belleza, la vida de Esteban Mateus Williamson, mejor conocido como Esteman, ha cambiado radicalmente. En primer lugar, impulsado por un contrato discográfico con Universal México, dejó su Colombia natal hace dos años para irse a vivir a la que considera la capital cultural de Latinoamérica en este momento: la Ciudad de México.

En la capital mexicana Esteman encontró un lugar para seguir desarrollándose artísticamente justo en el momento en que se preparaba para encarar la producción de su tercer disco, un proceso que le llevaría un año y medio. “Lo que es clave para contar de lo que ha pasado en estos años, es que de alguna manera cuando uno entra en la producción de un nuevo disco es un proceso de entender un poco por qué uno hace lo que hace, porque no solamente es hacer canciones y fue clave para mí haber salido de mi zona de confort y haberme ido de Colombia para entender desde lejos muchas cosas”, recuerda hoy el cantante bogotano.

Al encarar la producción de su tercer álbum, Esteman atravesó un proceso en el que comenzó a sentir la necesidad de hacer un trabajo más personal en el que pudiera hablar de su intimidad como nunca antes lo había hecho y mostrarse tal cual es. “Desde mis primeros discos yo siempre he hablado de lo importante que es aceptarse a uno mismo pero nunca había llegado a quitar ese filtro para compartir esto más desde mi intimidad y sobre mi orientación sexual. Fue un momento clave en el que entendí que yo tenía tanto para compartir y que era el momento de hacer un disco que hablara sobre las diferentes caras del amor. Yo no puedo seguir haciendo canciones si yo no cuento lo que soy en un cien por ciento, no puedo seguir haciendo música si yo no me abro y saco esto y por otro lado siento que era el momento para hacerlo a la colombiana, entonces dije, “No lo voy a hacer a través de una cosa amarillista, lo voy a hacer a través de mi música””, recuerda Esteman.

Hoy, a sus 34 años, Esteman acaba de estrenar su tercer placa titulada Amor libre, un disco grabado entre Medellín, Ciudad de México, Los Ángeles y Bogotá que contó con varios coproductores provenientes de campos muy diferentes: el cantautor colombiano Juan Pablo Vega quién coprodujo con Andrés Torres y Mauricio Rengifo, el norteamericano Mike Green, los productores del sello Icon de Medellín y Julian Bernal, el guitarrista de Esteman. “Siendo el disco que más productores tiene, siento que es mi disco que tiene más unidad sobre el sonido. En todas las canciones hay mucha unión entre la onda más disco funk y la onda más caribeña con la apropiación total de ritmos como el dembow, agarramos muchas cosas de ese género pero llevándolo a un mundo propiamente mío”, afirma Esteman sin poder ocultar su satisfacción.

Amor libre es un disco bailable de amor y desamor con un mensaje poderoso cuya principal virtud está en no encasillarse en la igualdad de género para crear música con un contenido universal con el que cualquiera se pueda identificar independientemente de su orientación sexual, religión o nivel socioeconómico. “Siempre quise hacer música para bailar. Creo que este disco se viene creando silenciosamente desde mis inicios pero yo no estaba preparado para sentarme y hablar de este tema tranquilamente. Lo que ha pasado desde que empecé a hablar de esto a la luz pública ha sido maravilloso, realmente nunca me he sentido tan pleno como me estoy sintiendo ahora porque hay una cuestión que antes no me atrevía a decir. Ha sido super liberador y ha sido increíble como sin querer uno se convierte en una especie de referencia para muchas personas”, nos dice Esteman antes de tomar un sorbo de su té de menta y de comenzar a deshilachar las 12 canciones que conforman su flamante nuevo disco.

1. Solo

Esteman: Es una de mis preferidas. Tiene influencias de cumbia andina y un poquito también del Caribe, es como una gaita electrónica, hay muchos samples en esta canción. En el momento en que la escribí con Alberto Arcas de Okills, creo que ambos por estar en México conociendo muchas bandas que nos gustan que hacen ritmos así como Los Ángeles Azules hicimos una canción que tuviera esta cuestión de hablar del amor con una melodía que fuera muy pegajosa a la vez. Si uno mira la cumbia en Colombia de raíz es otra onda, entonces creo que indudablemente tiene esa influencia y esa fusión de muchos lugares latinoamericanos. Haciéndola además con un venezolano entonces la onda en que la escribimos fue muy particular y yo diría que es la cara de Amor libre que habla sobre el amor propio, que habla sobre una relación que no funcionó pero que más allá de eso, es como el momento en que entiendes que no hay nada mejor que estar solo si no vas a estar bien acompañado, es eso pero tiene esta cuestión como de festejo de la independencia, de estar bien y reencontrarse con uno mismo.

2. Buscándote

Esta canción yo diría que es la cuota más pop del disco a mi modo de ver, una canción muy sabrosa. Buscándote es esa idea mucho más de filosofar y de fantasear sobre una persona y un encuentro ideal. Habla un poco de un amor que no ha parecido pero que uno se lo sueña constantemente. Me pasó a mí después de haber tenido muchas desilusiones de relaciones con otros hombres que finalmente me di cuenta que esa idea que tuve nunca la había tenido con nadie. Hoy en día estoy viviendo otra cosa diferente, pero de ahí sale esta canción y muchas del disco, surgen de decepciones.

3. Noche sensorial

Es la primera canción que sacamos para presentar el disco porque creo que resume muy bien tanto el sonido del disco como el mensaje. Habla de algo que es tan elemental para mí que es el tema de vivir la vida desde los sentidos y dejarse llevar. Habla de una noche loca y de libertad en que sales de fiesta y que llegue lo que tenga que llegar y así se empezó a contar esta historia de Amor libre. En el video se ve este personaje que soy yo, llegando a un bar y que entro un poco en una cuestión de actuación muy curiosa de este lugar tan particular donde pasan drags, hay gente pasándola super bien y de pronto se me cruza la mirada con este chico con el que voy a construir una historia en este disco, entonces es la idea un poco de esta canción y como invita a dejarse llevar. Es una de las que más me gusta tocar en vivo.

4. Amor libre

Es la canción que le da el título al álbum y define define su esencia. Diría que es como un himno a la libertad, no solo de amar sino de reconocernos y aceptarnos como personas únicas cada una en su forma de ser y como seres independientes que dentro de nuestra identidad somos únicos en la manera como nos orientamos en el mundo y nos relacionamos. Nació en pleno proceso de composición en Los Ángeles cuando me junté con los productores norteamericanos Mike Green y Gabe Simon, fue un proceso muy bonito de indagarme y conocerme un poco más. Lo primero que ellos me dijeron fue, “Cuéntanos un poco más sobre tu contexto y tu historia, ¿por qué escribes canciones y qué es lo que te mueve en este momento? ¿Quién eres tú?”. De todo eso surgieron las ganas de hablar sobre mi proceso, sobre mi orientación y sobre lo que soy. Si uno mira la letra de esta canción es un reflejo de mi proceso en mi vida personal y luego eso lo convertí para escribir un himno, una canción que se puede adaptar a la situación de muchas personas y no solamente las minorías y gente que ame a personas del mismo sexo, sino mucho más una cuestión de amar libremente a quien quieras y como quieras. Es la esencia y la base del álbum.

¿Y qué es para ti el amor libre?
El amor libre para mí es esencialmente la libertad de amarse a uno mismo plenamente como uno es, entender que si uno se ama a uno mismo después puede amara libremente a los demás sin prejuicios. Es como la idea de no tener categorías ni límites en el momento de observarse a uno mismo y luego de convivir con los demás, porque no es solamente una cuestión de relaciones de amor y de relaciones de pareja, es una cuestión de identidad y de relación de uno con el mundo que creo que son precisamente las diferentes miradas que tiene el disco.

5. Fuimos amor

Esta canción es increíble, es la más potente del disco y la que le ha llegado a más personas porque solita se viralizó un poco. Yo nunca había tenido algo así, es la canción que en vivo la gente más siente. Fue la primera que escribí justo el día que llegué a México, y salió como las canciones que empiezo a escribir solo: en la ducha o en momentos muy míos. Fue una cosa que salió solita como en 20 minutos de ducha que los alargue un poco más para poder seguir componiendo. Empecé a cantar y salían las palabras, hablaba de lluvia y tenía a esta persona que estaba dejando en Colombia metida en la cabeza. Creo que fue la canción con la que dije, “Por aquí hay algo que escribir”. Este disco tiene mucho sobre el tema del amor desde un hombre que puede hablar no siempre desde esta cosa de “Te voy a conquistar”. Para mí fue algo muy liberador, como que dije, “Yo no voy a poder mostrarme en esta canción si no me grabo con otro chico viviendo esto. Tengo que hacer un video en donde me desnude completamente el alma y me muestre tal cual como soy en la intimidad”. Es la canción que quiebra completamente todo y en la que digo, “Por aquí es y de aquí en adelante voy a escribir canciones que me salgan de verdad desde experiencias, sentimientos y cosas donde pueda mostrarme plenamente. No voy a cantar de amor sin mostrarme con alguien más. Aquí vamos con todo”.

6. 7 Días

Lo que me gusta mucho de esta canción es que es la que manda un poco la parada de lo que es para mí el desamor bailable y creo que eso lo tiene mucho ese disco. Yo tenía la idea de que si hacía música bailable eso va siempre por algo muy alegre, por lo menos a mí se me daba así y en este disco logré encontrar un poco ese equilibrio de hacer una canción que pudiera haber sido perfectamente una balada y romper con un ritmo bien caribeño, antillano y dembow. Creo que eso fue maravilloso y de hecho cantarla es muy rico porque uno como que siente esa cuestión de bailar pero sufriendo. Habla de una relación de siete días en la que tenía la cabeza por otro lado pensando que iba a durar toda la vida y siete días duró.

7. Burkina Faso

Es de los temas más sensuales del disco, una canción muy rica. La escribí junto a un gran amigo que vive en Los Ángeles que es Andrés Rebellón, él fue mi primer bajista y compone cosas increíbles mucho más por un lado como anglo alternativo, soul y R&B. Y con otro amigo que se llama Felipe Piedrahita. Con ellos nos sentamos a componer y les dije, “Quiero algo caribeño” y fue genial porque todos venimos de una onda en donde no fluye eso sino que se nos da de otra manera. En la canción hablamos de Burkina Faso, un lugar que no conocemos y que es un país de los más pobres del mundo en donde se da esta relación de estas tormentosas donde quieres estar pero al mismo tiempo no quieres estar y se vuelve un poquito adictivo. El nombre de Burkina Faso siempre me ha encantado y fue como que quería hacer algo sobre ese país del que ahora conozco cosas básicas a partir de escribir esta canción.

8. Yo te diré

Es una canción que le escribí a uno de mis mejores amigos y es hablar un poco de un amor que siempre va a estar ahí que no es correspondido. Se lo declare haciendo esta canción, él vino a Mexico a visitarme, se la mostré y al final fue que le dije. Yo ya sabía que no iba a pasar nada entre nosotros, sabía que iba a decir pero que de alguna manera tenía que terminar de vivirlo con él aquí y terminar de escribir esa canción. Es una canción muy disco, me encanta lo que logró Julian Bernal, el productor de esta canción, que se va para un lado que hace rato quería tener y hacer: jugar mucho con sintetizadores y arreglos que se vayan por esta onda atmosférica y dejar un poco ese statement en cuanto a sonido.

9. Sociedad

Es la canción más corta venas, desnuda y cruda del disco. Cuando la lanzamos no sacamos un videoclip sino una sesión en vivo porque es ese tipo de canciones. Habla de algo que ya se ha hablado como un amor prohibido pero es más como de la mirada de la sociedad ante una relación de dos personas y como eso afecta una relación. En este caso no estuvo inspirado tanto en cosas personales mías pues te puedo decir que desde el momento en que salí del closet tuve una familia muy liberal y comprensiva, un proceso increíble que creo que no se da siempre. Es más como una mirada externa de lo que veo en general que viven una cantidad de personas, sobre todo hablando de personas del mismo sexo que se gustan, pero es una canción perfectamente aplicable a cuestiones religiosas o de nivel socioeconómico. Cuando la canto es un proceso casi de lo que haría un actor de meterse en un mundo que de pronto yo no he vivido pero que me da mucha rabia que sea así. No sé porque me desbarata cuando la canto, me pasa muchas veces, es una cosa que se me quiebra la voz y me pongo a llorar. Es una canción muy liberadora cuando la canto y que tiene un espacio muy especial dentro del disco.

10. On Top

Esta canción me sacó completamente de mi zona de confort en cuanto a sonido, genero musical y en cuanto a letra. Es la última que escribí. Ya estábamos en el estudio junto a Juan Pablo Vega que produjo seis canciones del disco, en ese proceso estábamos ya terminando y dijimos, “Hoy no vayamos a producir estas maquetas que tenemos aquí, hagamos una canción de cero a ver como nos va”. Yo quería desde hace tiempo hacer algo en otro beat y otro flow, algo un poco más sexy y lento que de alguna manera fuera más agresiva con las palabras y que dejara un statement. La escribí junto a Juan Pablo, su tecladista Miguel Rico que es su mano derecha en la producción y mi hermano Nicolás. Estábamos en el Desierto de los Leones en el estudio donde produjimos la mayoría del disco y empezamos a montar una línea de acordes, algo cero común para mí, y empecé un poco como a hablar las palabras y empezó a salir una cosa muy de enfrentar algo. Al mismo tiempo Juan Pablo me dijo, “¿Por qué no hablas algo que tenga que ver con ser top?”, y ahí se me vinieron a la cabeza los roles sexuales de los gays y dije, “Pues claro, de ahí se puede hablar mucho y tomarlo para otro lado” y salió esta canción muy inesperada que mi hermano dudaba a veces y me decía, “¿Será Esteban?”, y yo, “Sí, dígalo”, y salió lo de “Hombre a hombre, habrá peligro” y toda esta cuestión de hablar del acto del cachondeo, de levantarse a alguien y de coquetear libremente, pero la libertad no solamente desde la orientación sino también desde la identidad. Es una canción que invita a asumir tu rol, tanto tu lado masculino como femenino, tu lado activo como pasivo, porque todos lo tenemos no importa cual sea tu inclinación sexual. Fue un siguiente nivel para lo que estaba haciendo en el disco y me encantó poder llegar ahí. Cuando la saqué generó de todo en muchas personas y el video fue maravilloso hacerlo porque la gente se hubiera esperado un video mega sexual y no fue así. Fue bellísimo, los videos con los que salieron estas canciones han sido muy claros para contar la historia de este disco.

11. Cuando no estás

Fue de las primeras que escribí junto a Julián Bernal, mi guitarrista. Lo que más me gusta de esta canción es el tema rítmico que definitivamente tiene un tema sonoro que es muy particular en Colombia, un ritmo que viene completamente de raíces africanas y que en el Caribe se fue como apropiando en diferentes lugares. Cuando la empece a escribir, yo no sé por qué me imaginaba por allá en Costa de Marfil o Senegal, esa onda medio francesa que después pegó en las Guyanas y en las Antillas y es algo que no conoce tanto acá pero de pronto si en Colombia, República Dominicana o Venezuela. Es una canción que habla completamente de dependencia en el amor, como de ese momento en que uno se da cuenta en que verdad te gusta alguien y esa persona se empieza a poner un poco como libre y a uno le va dando algo. Es como la otra mirada, la de depender que es la que a mí me pasa muchas veces, puedo volverme mega dependiente y posesivo de alguien. Soy super enamoradizo, pero al mismo tiempo tengo mucho la mezcla de Tauro y de Piscis: Piscis es el lado artístico y sensorial y Tauro es así pero mega posesivo también, entonces es como un remolino.

12. Desierto

Creo que esta está conectada con "Cuando no estás" por algo y es lo que finalmente no se da con alguien que es ese sentimiento de quedarse así como “¿A dónde voy?”. Mucho de lo que me dejó este disco es que realmente no hay ninguna canción que hable de que estoy completamente enamorado sino que siempre estoy en esa búsqueda. Desierto es una canción mega bailable, si pudiera hacer el video sería en un desierto porque tiene como unos sonidos muy arabescos, un mix de cosas que con Julian encontramos. Es como ese estado de no saber a dónde ir y cuando estás en un desierto es un poco lo que sientes.

Conéctate con Noisey en Instagram.