Salud

Los viajes con 'hongos mágicos' podrían ser benéficos para enfermos de cáncer

Dos estudios de la Universidad de Nueva York y la Universidad Johns Hopkins han demostrado que la psilocibina —ingrediente psicotrópico— puede ser benéfica para mejorar la salud mental de enfermos de cáncer, si es administrada en dosis correctas.

por Keegan Hamilton
02 Diciembre 2016, 5:01pm

Imagen vía Evert-Jan Daniels/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Durante décadas, los investigadores han afirmado que la psilocibina —el principal ingrediente psicotrópico en los hongos mágicos— puede ayudar a tratar la ansiedad y la depresión. Ahora, dos nuevos estudios parecen respaldar sus ideas.

Los estudios, publicados este jueves en el Journal Of Psychotherapy, muestran que "una sola experiencia psicodélica puede producir beneficios a la salud profundos y duraderos".

La investigación, realizada por investigadores de la Universidad de Nueva York y la Universidad Johns Hopkins, se enfocó en pacientes con cáncer y con diversos problemas psicológicos que ya habían pasado exitosamente por la quimioterapia y otros tratamientos contra la enfermedad.

Los científicos de la Universidad de Nueva York documentaron que la administración de psilocibina en dosis controladas a los pacientes "resultó en mejoras inmediatas y sustanciales sobre la ansiedad y la depresión, además de beneficiar su estado de ánimo y la desesperación relacionadas con el cáncer, mejorando así el bienestar espiritual y la calidad de vida".

Veteranos de guerra en EEUU piden legalizar la marihuana para calmar sus trastornos. Leer más aquí.

Los estudios se basan en el trabajo previo con pacientes de cáncer en las universidades y se suman a un gran cuerpo de investigación que data de 1950, indicando que los alucinógenos, incluido el LSD, pueden ser valiosos para la psicoterapia.

El profesor David Nutt, reconocido neuropsicofarmacólogo en la Escuela Imperial de Londres, escribió una nota editorial para acompañar el artículo y se refirió a las investigaciones como "las pruebas más rigurosamente controladas" para probar el uso de la psilocibina.

'Una sola experiencia psicodélica puede producir beneficios a la salud'.

Nutt, quien ha defendido por mucho tiempo la terapia con psicodélicos, también dijo que los estudios bien podrían disminuir las preocupaciones sobre la seguridad de los 'hongos mágicos', los cuales se volvieron ilegales en los Estados Unidos en 1970. La psilocibina sigue estando dentro de la Clasificación I de sustancias controladas, lo que significa que ante las autoridades carece de valor médico y es potencialmente adictiva.

"No había evidencia de la psilocibina sea los suficientemente dañina como para tener que ser controlada cuando fue prohibida, y desde entonces, ha seguido siendo usada por millones de jóvenes en todo el mundo con un índice de problemas muy bajos", escribió Nutt.

El estudio de la Universidad de Nueva York uso 20 pacientes, los cuales fueron tratados durante un periodo de seis meses, mientras que los investigadores de Johns Hopkins administraron psilocibina a 51 pacientes durante el mismo tiempo. Ninguno de ellos tuvo serios efectos adversos.

Estados Unidos podría aprobar el uso de éxtasis con fines terapéuticos. Leer más aquí.

El Dr. Craig Blinderman, director del servicio de cuidados paliativos para adultos en el Centro Médico de la Universidad de Columbia y el Hospital Presbiteriano de Nueva York, dijo a Associated Press que los estudios arrojan "resultados impresionantes", pero aún se necesita mayor investigación.

A pesar de la consistente evidencia de que la psilocibina es relativamente segura comparada con otras drogas, los investigadores de ambas universidades advirtieron a las personas que no experimentaran con la sustancia en casa. Los estudios, advirtieron, se realizaron con dosis precisas de psilocibina administrada en un ambiente controlado con médicos presentes para monitorear a los pacientes y guiarlos a través de su experiencia.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs