Publicidad
Yihadismo

Un importante grupo yihadista de Siria rinde tributo a un joven residente en Barcelona

Jabhat Ansar al-Din rinde homenaje a Hamza Benfatina un joven marroquí de 21 años que en 2014 abandonó Badalona para desplazarse a combatir a Siria donde murió este pasado mes de junio.

por David Meseguer
20 Diciembre 2016, 9:20am

Imagen captura de Youtube

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

"Abu Osama al-Andalusi, uno de los leones de Alá que se unió a los muyahidines y se preparó en un campo de entrenamiento....", así comienza la voz en off de un vídeo en el que el grupo yihadista Jabhat Ansar al-Din rinde homenaje a Hamza Benfatina (alias Abu Osama al-Andalusi o Abu Osama al-Tangi), un joven marroquí de 21 años que pasó largas estancias en España antes de viajar a Siria a principios de 2014.

El joven falleció el pasado 15 de junio en las Montañas Turcomanas del norte de la provincia de Latakia —en la frontera con Turquía— cuando la aviación rusa bombardeó la posición donde se encontraba.

Como se desprende una investigación de VICE News, Hamza, el pequeño de seis hermanos, nació en 1995 y llegó a España desde Tánger como menor no acompañado en la segunda parte de la década de los 2000. Originarios de un barrio tangerino muy humilde, algunos de los hermanos Benfatina decidieron probar suerte en Europa.

Imagen de Hamza Benfatina, alias Abu Osama al-Andalusi, un joven que residía en Badalona antes de marcharse a Siria.

Es el caso de Zakaria, entrevistado a principios del año pasado para un reportaje publicado en VICE, quien también acabaría viajando a Siria para combatir junto a Hamza en el grupo Harakat Sham al-Islam, grupo que forma parte de Jabhat Ansar al-Din.

Hamza estudió primero en un instituto situado en un barrio muy céntrico de Barcelona y después, entre 2009-2010, siguió sus estudios en un centro educativo del barrio de La Salut, en Badalona (Barcelona), donde vivió hasta su marcha a Siria en 2014.

Barcelona, yihad, martirio: la historia de un joven que acaba de morir en Siria. Leer más aquí.

El vídeo de poco más de nueve minutos y publicado a principios de diciembre, se inicia con la recitación de unos versos coránicos junto a fotografías de Hamza Benfatina. En alguna de ellas puede verse a su hermano Zakaria velando el cadáver de éste. A continuación aparecen secuencias del joven tangerino en las Monatañas Turcomanas portando una amtetralladora PKC y donde marcha en fila junto a otros combatientes. También aparecen imágenes de campos de entrenamiento en estas montañas del norte de Siria.

En el minuto 02:40 aparece un compañero de combate, y también marroquí, del joven residente en Badalona que recuerda la figura de Hamza: "Abu Osama al-Tangi, que Alá lo acepte como mártir, estaba como muchos otros jóvenes de nuestra nación alejados de la religión y su Dios. Él y su hermano estaban obsesionados con el fútbol en España, donde emigró y estudiaba. Pero el tenía una ventaja que lo hacía diferente del resto de jóvenes, envidia y admiración por los musulmanes y lo sagrado".

El vídeo muestra a Hamza en pleno combate disparando y lanzado granadas contra posiciones del ejército gubernamental sirio. En una de las secuencias, se observa al joven registrando a un militar sirio que acaba de ser abatido y yace muerto en el suelo.


En el repaso a la vida del joven tangerino, se muestran imágenes de su etapa en Barcelona. En una aparece junto a su hermano Zakaria en las gradas del Camp Nou, el estadio del F.C. Barcelona.

En el clip audiovisual también se observan imágenes de jóvenes tumbados en el suelo con problemas respiratorios consecuencia de un presunto ataque con armas químicas por parte del régimen sirio [un extremo que este medio de comunicación no puede verificar]. Las imágenes de sufrimiento del pueblo sirio son un recurso muy habitual por parte de los grupos yihadistas de Siria para justificar sus acciones y llamar a la yihad a nuevos combatientes.

En el minuto 03.58 aparecen imágenes del joven entrenando bajo la siguiente voz en off: "Se preparó y entrenó y tomó parte en numerosas operaciones militares mostrando su coraje".

En el minuto 04.58 su compañero marroquí de filas comenta su actitud en el frente: "En la lucha él era el primero que verías en el frente de combate. Era muy valiente y recuerdo, por ejemplo, su coraje en la battalla de Kessab, cuando muchos combatientes se rindieron excepto Abu Osama, quien a pesar de estar rodeado por el ejército del régimen siguió luchando".

Hamza Benfatina junto al cadáver de un soldado del ejército sirio.

En el minuto 05.40, se observa a Hamza llevando su ametralladora y entrando en combate en la ladera de una montaña. "Los días se sucedían y Abu Osama todavía estaba en Sham (Levante, es de decir, Siria) portando su arma y siempre que oía combates o algún avance por parte del régimen nusairí (alauí), él acudía rápidamente para luchar".

A continuación, en el minuto 07.00, aparece Hamza sobre el cadáver de un soldado gubernamental sirio así como fotografías de este chico tangerino ya como combatiente. A ellas se sobrepone la siguiente voz en off: "Era amistoso, paciente, muy educado y duro en el combate. Rezaba durante las noches y ayunaba durante el día en el Ramadán. Qué Alá te bendiga Abu Osama y te lleve al paraíso".

Un miliciano español de las YPG nos muestra su botín de guerra tras luchar contra ISIS en Siria. Leer más aquí.

En la parte final del vídeo, aparece el testimonio de Zakaria Benfatina, hermano de Hamza y también residente en España antes de marcharse a Siria. En este reportaje publicado en VICE a principios de 2015, Zakaria explicaba los motivos de su viaje a Siria "para hacer la yihad".

Zakaria, que recientemente ha tenido un hijo en Siria, habla sobre su hermano desde una ciudad del norte de Siria, que podría ser Idlib o Jishr al-Shugour, en la misma provincia. Zona donde tienen su base de operaciones las decenas de grupos yihadistas que hay en Siria, entre ellos Harakat Sham al-Islam y Jabhat Ansar al-Din.

Zakaria junto a su hijo en el norte de Siria.

Estas son las palabras de Zakaria sobre su hermano con las que concluye el vídeo: "El día que murió, Abu Osama al-Tangi vino a verme. Era raro porque habitualmente era yo quien iba a visitarle pero esta vez lo hizo él. Y me preguntó cómo estaba. Le dije: '¿Por qué has venido esta mañana si sueles venir por la noche?'. Y él me respondió: 'Voy al Alribat (la lucha) y quiero asegurarme de que estás bien porque no me has visitado en los últimos dos días".

Y Zakaría continúa: "Le dije que estaba bien y le sugerí que tomara el desayuno conmigo pero me respondió: 'cuando vuelva de luchar nos tomaremos el desayuno juntos'. Pero el se convirtió en shahid (mártir) –qué Alá lo acepte como mártir– y Dios nos ha hecho a nosotros y nuestros padres pacientes. Es muy duro vivir sin él".

Finalmente, el clip audiovisual acaba con las imágenes de combatientes de Jabhat Ansar al-Din –muchos de ellos marroquíes– muertos en combate.

El Ministerio del Interior español sitúa en torno a 190 el número de nacionales o residentes en España que se han enrolado a las filas de Estado Islámico y grupos afines en Siria o Irak. De ellos, un 25 por ciento ha fallecido en estos países y un 15 por ciento ha retornado.

Sigue a David Meseguer en Twitter: @DavidMeseguer

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES

Tagged:
VICE News
barcelona
badalona
Siria
ESPAÑA
Marruecos
oriente medio
yihad
guerras y conflictos
Tânger
hamza benfatina
abu osama al-andalusi
abu osama al-tangi