Publicidad
VICE News

Duterte sigue cambiando de opinión sobre los derechos LGBT

Este domingo, el presidente filipino declaró que está dispuesto a defender el matrimonio igualitario en su país.

por Tim Hume; traducido por Adan Michel
19 Diciembre 2017, 2:14pm

Imagen vía Associated Press/VICE News

Nuevamente, la comunidad LGBT cuenta con el apoyo del presidente filipino Rodrigo Duterte, quien apenas declaró su apoyo al matrimonio igualitario este domingo.

Mejor conocido por la sangrienta guerra que lleva contra las drogas, Duterte dijo en su ciudad natal, Davao, que apoyaba el matrimonio entre personas del mismo sexo, y que además buscaría proteger los derechos de la comunidad LGBT.

“Apoyo el matrimonio entre personas del mismo sexo, si esa es la tendencia en estos tiempos. Si eso va ayudar a que las personas sean felices, entonces lo apoyo”, dijo el presidente. “¿Por qué imponer una moralidad que ya no funciona y está pasada de moda?”.


Relacionado: Rusia dona 5.000 rifles Kalashnikov a Duterte.


Sin embargo, Duterte tiene un récord de apoyar a la comunidad LGBT para luego retractarse. En 2016 dijo que apoyaría los cambios necesarios en la ley para que los matrimonios igualitarios fueran una realidad, pero en marzo de este año argumentó que eso no sería posible ya que es un país católico.

Duterte también ha utilizado el tema de los derechos de los homosexuales para atacar a los países occidentales que criticaron a su administración. En agosto del año pasado, utilizó un insulto homófobo en tagalo para referirse al embajador estadounidense Philip Goldberg, mientras que en septiembre, preguntó si el jefe de la Comisión de Derechos Humanos del país era "homosexual o pedófilo" debido a su opinión sobre la muerte de adolescentes derivada de la guerra contra las drogas de Duterte.

Duterte dijo que tenía dos cuñados gays y bromeó que él mismo había cuestionado su identidad de género cuando era joven. "Cuando estaba en la escuela secundaria no sabía si quería ser una niña o un niño", dijo.


Relacionado: La campaña antidrogas de Duterte ha dejado decenas de menores muertos.


Este renovado apoyo hacia los derechos LGBT, entre los que está el nombramiento de un representante LGBT para asesorar a su gobierno, choca con la iglesia católica, una fuerza poderosa en un país donde más del 80 por ciento se identifican como católicos romanos. A principios de este año, los obispos del país se pronunciaron en contra de cualquier medida para reconocer las uniones del mismo sexo.

Filipinas tiene la reputación de ser uno de los países más gayfriendly en Asia; incluso una encuesta realizada en 2014 encontró que casi tres cuartas partes de los filipinos creen que la homosexualidad debería ser aceptada. Pero la ley está rezagada con respecto a las actitudes sociales, y el Código de Familia del país define el matrimonio explícitamente como un contrato entre un hombre y una mujer.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
LGBT
Duterte
Filipinas
matrimonio igualitario