El gobierno mexicano compró sistema para espiar a empresa 'patito'

La Procuraduría General de la República (PGR) celebró un contrato por 32 millones de dólares con Grupo Tech Bull, la cual tenía apenas un año de existir y fue conformada por dos jóvenes sin experiencia en seguridad informática.

|
28 julio 2017, 7:10pm

Imagen vía Mario Guzman/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El Estado mexicano deja su seguridad nacional en manos de empresas 'patito', según revela una investigación de Mexicanos Unidos Contra la Corrupción.

Se trata de Grupo Tech Bull con quien la Procuraduría General de la República (PGR) firmó un contrato a favor de dicha empresa para el servicio de 500 infecciones de equipos celulares con el malware Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO Group.

El contrato fue por un monto de 32 millones de dólares y se celebró el 29 de octubre de 2014, exactamente un año después de la creación de Tech Bull en octubre de 2013.

El equipo independiente que investigó el caso Ayotzinapa, también fue espiado: NYT. Lee más aquí.

"Esto significa -según su declaración- que la PGR le compró el más sofisticado equipo de espionaje, de origen israelí, a una empresa recién creada, sin experiencia en el tema de seguridad nacional y que antes de ese contrato por 32 millones de dólares no tuvo otras ventas", señala el reportaje.

El meses recientes, este software llamado Pegasus ha sido señalado por organizaciones civiles como el instrumento que el gobierno mexicano utiliza para espiar los teléfonos celulares de periodistas y activistas de derechos humanos que han incomodado a la administración del presidente Enrique Peña Nieto. También con este programa, según el New York Times, espiaron a los expertos internacionales que investigaron por su cuenta los sucesos en Ayotzinapa.

De acuerdo con los documentos obtenidos por la organización periodística, el objeto social de la empresa Grupo Tech Bull señala que se pueden dedicar a la compra-venta de todo tipo de instrumentos y servicios de seguridad como radares, torres de vigilancia, unidades móviles de videovigilancia y grabación, drones, instalación de blindajes y hasta detección de explosivos.

El espionaje a periodistas mexicanos puede desatar un conflicto diplomático con EEUU. Lee más aquí.

El grupo de periodistas conformado por Daniel Lizárraga, Raúl Olmos y Valeria Durán lograron contactarse con el socio y administrador único de la empresa, Carlos Cayetano Miguel, de 26 años de edad y es contador público.

"¿Cómo es que a Carlos Cayetano se le ocurrió emprender un negocio tan sofisticado en materia de seguridad, si carecía de experiencia en el tema?", preguntaron los periodistas.

A lo que Cayetano respondió: "Fue así de vamos a hacer una empresa".

El otro socio de la empresa es Jorge de Jesús Sánchez, de 29 años de edad, técnico en informática de quien no hay antecedentes empresariales de ningún tipo en los registros públicos.

Es decir, dos novatos lograron formalizar un contrato con la PGR para vender uno de los sistemas más sofisticados del mundo para espiar teléfonos celulares.

De acuerdo con las declaraciones de Cayetano, él no recibió ni un solo peso del contrato por 32 millones de dólares.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Más VICE
Canales de VICE