Venezuela en tránsito

Así fue la marcha del 2 de febrero en Venezuela: el punto clave para el cambio

VICE estará en las calles de Venezuela documentando todo lo que suceda en terreno.

por Melanio Escobar
04 Febrero 2019, 10:07pm

Todas las fotos por Francisco Rizquez. | VICE Colombia. 

Artículo publicado por VICE Colombia.


Miles de personas se congregaron el pasado 2 de febrero en uno de los principales bulevares del país, ubicado en la urbanización de Las Mercedes, en Caracas. El sitio es famoso por sus locales comerciales, restaurantes y clubes nocturnos, pero ese día vistió por todo lo largo y ancho el tricolor de la bandera nacional. El llamado de la oposición venezolana se hizo sentir y, ante una tarima digna de cualquier montaje de concierto, los asistentes esperaron pacientemente durante horas para que el Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, en asumo de competencias presidenciales interinas, hiciera acto de presencia en el lugar.

La convocatoria dictaba que a las 10:00 a. m. los ciudadanos caminaran desde los diferentes puntos de concentración de la ciudad hasta donde sería el acto central, pero ya desde mucho más temprano se podían apreciar a cientos en el sitio tratando de hacerse con un espacio cerca de la acción, donde sería el discurso que marcaría la ruta a seguir de los próximos días en lo que al movimiento opositor en Venezuela se refiere.

1549317892116-1
Foto: Francisco Rizquez. | VICE Colombia.

Por otro lado, el chavismo hizo también su convocatoria, como ya es costumbre: una contramarcha que dista de lo que, bajo el liderazgo de Hugo Chávez, se podía apreciar hace unos años: el sábado, en cambio, había una Avenida Bolívar casi vacía de gente frente a una gran tarima, en la que dirigentes del oficialismo le hablaban a una masa de milicianos, militares, colectivos motorizados, empleados públicos y algunos seguidores que, vestidos de rojo, llenaban apenas una cuadra de la larga avenida. Un Nicolás Maduro que actualmente se ve sin apoyo en lo interno y externo de Venezuela dio un discurso que fue transmitido por todos los canales de televisión. Maduro celebraba el vigésimo aniversario del ascenso al poder de Hugo Chávez.

En Las Mercedes, bajo un sol inclemente que no dio tregua durante la jornada de protesta, los gritos se hacían ensordecedores cuando el presidente (e) Juan Guaidó salió a escena. Detrás de él no solo había símbolos patrios venezolanos, sino también varias decenas de banderas que ondeaban en las pantallas gigantes: correspondían todas a los países que actualmente desconocen a Nicolás Maduro como presidente y que apoyan de manera irrestricta a Juan Guaidó como el encargado de liderar temporalmente un gobierno de transición para salir de la crisis de salud y política por la que atraviesa el país. Frente a una de las crisis, Guaidó anunció que la ayuda humanitaria estaba en camino. Los puntos de entrada para hacer llegar los alimentos y medicinas enviados por los EE. UU. serían tres: Colombia, a través de la frontera con Cúcuta, Brasil, por Roraima, y en una Isla del Caribe.

1549317918354-5
Foto: Francisco Rizquez. | VICE Colombia.

El ánimo de las personas nunca bajó del pico eufórico de la esperanza, una que se había perdido hace mucho tiempo por una oposición que, en varias oportunidades, no supo encauzar el sentimiento de un pueblo con necesidad de cambio. Es ahora cuando se muestran unificados, y con una dirección clara, que se alinea con la constitución venezolana. La gente ahora sale a las calles en bloque por ahora se siente realmente representada, incluso cuando fueron 14 millones los votos que terminarían eventualmente poniendo a Juan Guaidó en la presidencia del parlamento, institución que desencadenaría el último recurso legal y pacífico para un cambio de estructura política en Venezuela.

Esta fue la primera vez, desde el año 2014, en que una concentración de la oposición no termina con represión por parte de los cuerpos de seguridad del Estado: no hubo gas, perdigones, detenciones o muertes, a diferencia de todas las de enero.

Si bien durante la manifestación del 2 de febrero hubo agradecimientos a todos los países que han decidido apoyar este movimiento político, como EE. UU., Canadá, Colombia, Brasil, Argentina, Paraguay, Perú, Chile, Panamá, Costa Rica, Honduras, Ecuador, Haití, Guatemala, República Dominicana, Israel y Australia, el 4 de febrero, fecha clave del chavismo, por celebrarse en ella el aniversario numero 27 del intento de golpe de Estado hecho por Chávez contra el aquel entonces presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, irónicamente la Unión Europea alzó su voz contra estos, sumando casi una veintena de naciones las que reconocen a Guaidó como el presidente (e) de Venezuela, dándole un ultimátum a Nicolás Maduro para el cese de la usurpación del cargo y permitir el camino para unas elecciones justas y libres, en las que los ciudadanos puedan decidir el futuro del país ante las urnas electorales.

1549317939900-2
Foto: Francisco Rizquez. | VICE Colombia.

Entre los países de la UE que han decido apoyar a Guaidó, y reconocerlo como el presidente de la transición, se encuentran: Holanda, Alemania, Dinamarca, Portugal, Francia, Reino Unido, Suecia, Austria, Letonia, España, Lituana, Estonia, Finlandia, República Checa, Polonia, Luxemburgo, Hungría, Croacia y Bélgica. Otros países de Europa, pero que no conforman el bloque de la unión, también han decido mostrar su apoyo: Ucrania, Macedonia e Islandia se pronunciaron luego de que la UE lo hiciese este 4 de febrero. Esto responde a la solicitud de la comunidad Europea de que el gobierno de Maduro llamara a unas elecciones anticipadas, exigencia que fue ignorada por el líder del chavismo.

Hay que ser claros. Hay un importante papel que han jugado los Estados Unidos, en conjunto con los países de la región para concretar una movilización mundial en contra del régimen de Maduro. La administración de Donald Trump se ha encargado de perseguir y castigar, con sanciones económicas, a quienes desde el gobierno de Venezuela hayan participado en actos de corrupción, tráfico de drogas o terrorismo. Asimismo, Colombia, uno de los países que en conjunto con Brasil se ha visto mayormente afectado por la crisis migratoria de venezolanos escapando del país, sirvieron como bastión de la región latinoamericana para dirigir los esfuerzos diplomáticos en aras de darle crédito al movimiento político de la oposición venezolana. No es poca cosa que tres de los gobiernos más fuertes de la región hayan decidido encabezar los esfuerzos diplomáticos para crear puentes de ayuda humanitaria y de sanción a la corrupción dentro del régimen de Nicolás maduro.

Ante el anuncio de que el próximo 12 de febrero, Día de la Juventud, se daría mayor claridad durante una gran concentración, de cómo, cuándo y dónde entraría la ayuda humanitaria, el gobierno de Canadá anunció que incrementaría la suma a 53 millones de USD para ayudar al pueblo venezolano con insumos médicos y alimentos.

1549317968297-3
Foto: Francisco Rizquez. | VICE Colombia.

La madrugada del 3 de febrero, en un centenar de audios y mensajes reenviados de Whatsapp, se daban pronósticos de que en tan solo pocas horas, una invasión militar llegaría hasta las fronteras venezolanas con la disposición de derrocar a Nicolás Maduro. Amaneció, es 4 de febrero, y nada: los anuncios de guerra no fueron ciertos.

Lo que sí sucedió es que más de 20 países de Europa se sumaron al reclamo mundial de un cambio de gobierno para Venezuela, y los venezolanos, con más futuro ante sus ojos, ven que los gritos ya no suenan tan desesperados: que la ayuda llega. Que está cerca de materializarse un camino político, diplomático y de calle liderado por un representante joven.

1549317986769-6
Foto: Francisco Rizquez. | VICE Colombia.
1549318001105-10
Foto: Francisco Rizquez. | VICE Colombia.
1549318013510-9
Foto: Francisco Rizquez. | VICE Colombia.