La Guía VICE al ahora

La piel de Trump es de ese color debido a 'buenos genes', dice la Casa Blanca

Tiene sentido.

por River Donaghey; traducido por Álvaro García
10 Febrero 2019, 3:30pm

Foto por Chip Somodevilla/Getty Images

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Hay muchos misterios extraños y emocionantes que rodean la apariencia de Donald Trump. Por supuesto, está el misterio sobre la forma en que su cabello está hecho a mano con hilos de espaguetis crudos y esos dedos sospechosamente rechonchos, pero hay una pregunta perdurable que ha no ha sido contestada hasta ahora: ¿qué diablos pasa con su piel?

Durante años, la tonalidad antinatural de la piel de Donald Trump ha inspirado a escritores en internet a canalizar lo que aprendieron en los talleres de poesía de su primer año en un intento de improvisar metáforas adecuadas para su rostro color naranja. La comparación a un Cheeto se ha convertido en un clásico, al igual que la zanahoria y el Creamsicle, pero a pesar de las comparaciones exageradas, nadie ha podido averiguar por qué, exactamente, parece un producto alimentario extraño y artificial.

Hasta ahora. En la reciente investigación del New York Times sobre los orígenes de su rostro naranja, un miembro de la Casa Blanca finalmente hizo referencia a cómo Trump logra mantener su bronceado antinatural incluso en pleno invierno: supuestamente, se trata solo de "buenos genes".

La versión oficial de la Casa Blanca, al igual que con otros asuntos relacionados con la salud física y la apariencia del presidente, es que el resplandor de Trump es el resultado de "buenos genes", según un alto funcionario de la administración que habló en condición de anonimato.

Y, bueno, un poco de polvo facial —uno translúcido, no un bronceador— que el presidente se aplica antes de aparecer en televisión, dijo el funcionario.

Bueno, ahí lo tienen: no son las camas solares o bronceadores ni aerosoles químicos lo que le da al presidente su aspecto anaranjado, independientemente de lo que diga Omarosa. ¡Solo son sus genes!

Si queremos aceptar esa afirmación obviamente sospechosa como un hecho, aún quedan algunas preguntas. A saber, ¿de dónde diablos provienen esos genes? Los hijos de Trump no los tienen, ya que todos parecen tener tonos de piel humanoides. Además, los padres de Trump nunca lucieron particularmente anaranjados.

¿Qué significa esto? ¿Acaso Trump está escondiendo a algún miembro secreto de la familia de piel naranja en algún lugar de su estirpe? ¿Fue concebido en secreto por Patti Mayonnaise? Bueno,no importa. Es genética, ¿vale? ¡Los genes son raros! ¡Los genes son complicados! No se preocupen por eso!