Publicidad
COLOMBIA

Algunos combatientes de las FARC se niegan a dejar las armas

El Frente Primero Armando Ríos se niega a aceptar la paz, y convoca a otros guerrilleros a unirse a sus filas. El presidente de Colombia los invita a reconsiderar su posición; de no ser así, sólo tendrán dos alternativas: la tumba o la cárcel.

por VICE News
08 Julio 2016, 6:00pm

Imagen por Rodrigo Abd/AP Photo.

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Una unidad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las FARC, ha informado que no respetará los compromisos de desmovilización hechos por los altos mandos del grupo en el marco del acuerdo de cese al fuego firmado con el gobierno hace dos semanas.

El anuncio del Frente Primero Armando Ríos es la primera muestra pública de oposición entre las filas rebeldes ante el proceso de paz, del que se espera un acuerdo final este mes.

"Hemos decidido que no nos desmovilizaremos, continuaremos la lucha para tomar el poder por el pueblo y para el pueblo, independientemente de la decisión tomada por el resto de la organización", comunicó la unidad de 200 hombres esta semana.

El Frente Primero, internacionalmente conocido por haber secuestrado a la excandidata presidencial Ingrid Betancourt durante seis años, tiene su base en la selva al sureste del Guaviare, y se presume tiene una estrecha relación con el tráfico de drogas.

Tenía sólo 17 años y pertenecía a las FARC, cuando fue obligado a ejecutar a ocho amigos. Leer más aquí.

Los integrantes de ese grupo dijeron que respetarían a cualquier miembro de las FARC que decidiera abandonar la lucha armada contra el estado que comenzó en 1964, pero dejaron claro que darían la bienvenida a cualquiera que no quiera soltar las armas.

"Invitamos a todos los guerrilleros y militantes que no están de acuerdo con la desmovilización y la entrega de armas a que se nos unan y continúen como una organización", informaron en el comunicado.

Los líderes de las FARC que negociaron el acuerdo en La Habana no respondieron inmediatamente al comunicado.

Sin embargo, negociadores del lado del gobierno dijeron que siempre habían esperado cierto grado de resistencia rebelde y contaban con que los líderes de las FARC pudieran suavizar las cosas en lo que continúa el proceso.

"Los negociadores de las FARC tienen que viajar a las zonas de conflicto para explicar el proceso de desmovilización a los combatientes", declaró a Caracol Radio el senador Roy Barreras. "Éste sólo es un pequeño frente que seguramente terminará cumpliendo con las órdenes de sus superiores".

El presidente Juan Manuel Santos se mostró menos comprensivo cuando habló con los reporteros sobre los disidentes.

"Todo el poder de nuestras fuerzas caerá sobre aquellos que permanezcan fuera del proceso de paz", dijo. "Cualquiera que tenga alguna duda, mejor que la haga a un lado y lo acepte porque es la única oportunidad que tendrán de cambiar su vida, y porque, se los juro, la única alternativa será la tumba o la cárcel".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
FARC
Guerrilla
Juan Manuel Santos
Acuerdos de Paz
guerras y conflictos
milícia
roy barreras
frente primero armando ríos